SEGUNDO “PALACIO”, ESTADIO o NIVEL DE CONSCIENCIA

3arboles

Simbolismo

“Descorrer el velo que cubre este “SEGUNDO PALACIO” nos convertirá en levadura que escondida en la masa hace que las obras emprendidas se hagan grandes y buenas a los ojos del ser humano” [MALKIEL II – 5 – 420 429]

Valor e intuición deben ser las divisas que nos franquee la puerta de este Segundo Palacio, pues, no hay otra cosa más sagrada que el Corazón del ser humano          [OURFANIEL II – 5 – 590 601]

El “acceso” a este Nivel de Consciencia, de la mano del Ángel de la Irradiación Luminosa, junto con la Energía del Ángel del Aprendizaje, como Ángel de Conciencia, nos hará tomar la energía necesaria para el desarrollo del APRENDIZAJE INTERNO, entendiéndolo como la búsqueda de la razón a través del ejemplo, de la reflexión y la sinceridad con uno mismo, la autodisciplina y la corrección.

Un proceso que nos hará ver las cosas inservibles que deberemos dejar atrás, como por ejemplo, los miedos, las fobias, las supersticiones, las dudas, que nos impedirán avanzar en ese aprendizaje interior.

Del saber unir asimismo los dos principios opuestos: masculino-femenino (fuerza-intuición), trabajando en la parte que nos falte de comprensión y labor equilibradora de nuestras acciones.

Y para ello deberemos ser verdaderos buscadores de la Verdad, de la “Sabiduría Excelsa”, es decir, de cómo saber Amarnos y Perdonarnos, al mismo tiempo de cómo saber Amar y Perdonar, y de esta manera avanzar en la evolución de los distintos planos de nuestra Consciencia, así como en el logro de los cambios necesarios que a través de esa Sabiduría adquirida nos harán comprender que las pruebas de nuestro “karma” se van desvaneciendo de alguna manera.

Igualmente, deberemos mantener en todo momento una actitud positiva y alegre, no cayendo en la tristeza, sobre todo a causa de acciones injustas recibidas, siendo fuertes y decididos en las situaciones inesperadas, estando muy atentos a todo cuanto nos “indiquen” nuestros sentidos, nuestra lucidez intelectual y nuestra intuición. Y comprender, desde nuestra Consciencia que debemos “Unir” los antagónicos, “Luz y Oscuridad”, “Virtudes y Defectos”, a través de la Energía que nos aportan nuestros cuatro Ángeles Guardianes: el equilibrio (energía de Miguel); el compromiso de los pactos interiores llevados a cabo (energía de Gabriel); la limpieza de “corazón” y sanación física (energía de Rafael); y la irradiación luminosa (energía de Uriel).

(Extracto Libreto “MENSAJE DEL ÁNGEL”….Auri)

Publicado en Estados de Consciencia, Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

PRIMER “PALACIO”, ESTADIO o NIVEL DE CONSCIENCIA

Simbolismo

Hagamos que nuestros pasos sean certeros, que nuestras palabras sean sabias y que nuestros labios sean prudentes y silenciosos [URIEL I – 3 – 259 267]

El “acceso” a este primer Nivel de Consciencia, de la mano del Ángel de la Purificación Espiritual, junto con la Energía de la “Voluntad primera”, como Ángel de Conciencia, nos hará sentir y comprender cómo hacer realidad ese deseo interno de avanzar en el aprendizaje de nuestra Espiritualidad o Sabiduría del AMOR -en lo que venimos denominando REVOLUCIÓN DEL AMOR-, y nos “empujará” a dar ese primer paso por el que la persona denota el deseo interno de proseguir el “destino al que ha sido llamado” y que ha comprendido debe seguir. Un deseo que sin duda alguna está dictado por la voz de nuestra intuición, la de nuestro “Corazón”.

Que sepamos que el Amor, la ley que encierra todas las leyes, es lo único que da “Luz al Camino” de nuestra evolución; al Aprendizaje del cómo saber Amar  bajo unas “premisas” ciertas:

  • El “Camino” hacia la evolución de la Perfección Divina de nuestro Espíritu imperfecto, que no es otro que el de ser capaces de reconocer y alejar nuestros pensamientos y actos diarios del entendimiento del “Bien y del Mal”, como Dualidad de nuestro proceder diario.
  • Si queremos alcanzar el equilibrio necesario de esa Dualidad, porque no olvidemos que no es posible eliminarla, sino dominarla, “bien sea el Bien, bien sea el Mal, deberemos actuar en nuestra vida diaria con humildad, sencillez, justicia, equidad y asertividad, buscando la igualdad y prescindiendo de las posibles connotaciones derivadas de nuestras relaciones con los demás.
  • El AMOR es la base y el sustento de toda vivencia humana. Sin AMOR todo pierde su transcendencia, su por qué y para qué. Así cuando dejemos que ese AMOR empiece a fluir dentro de nosotros el cambio será consustancial con él mismo.
  • La desunión es el mal interior del ser humano, al buscar en su sinrazón lo que cree es la razón de las cosas que le ocurre. Sus egos, orgullos y prepotencia impiden ver otra cosa y en consecuencia, rectificar… Así, deberemos ESTAR “MUY ATENTOS” Y ESTAR “UNIDOS” como verdaderos “CAMINANTES” que nos proponemos ser.

 

(Extracto Libreto “MENSAJE DEL ÁNGEL”….Auri)

 

Publicado en Estados de Consciencia | Etiquetado , | Deja un comentario

¿Existen los Ángeles? Y si así lo crees ¿Qué es un Ángel?

 

 

El mundo de los Ángeles es un mundo sutil, etéreo, luminoso, al mismo tiempo que sorprendente, inimaginable e incomprensible para la consciencia del ser humano, que no hay que razonarlo demasiado, sólo lo justo, y que será nuestra consciencia, esa consciencia divina que abarca todas las energías creadas por Dios, la que nos corra los velos que iluminen nuestra oscuridad.

Y será por ello que cuando descubres a los Ángeles y realmente los sientes, ya no puedes dejar de pensar en ellos, de buscar sus energías, de hacerlas tuyas, de “pedirles” consejos.

Cuando se nos dice que… “No hay que razonarlo demasiado, sólo lo justo”, debemos entender que no hay que buscar la razón total del cómo son, del cómo se manifiestan, del cómo podemos saber de ellos; como bien se dice, de razonar sólo lo justo.

Así que no busquemos una razón donde no nos es posible encontrarla, que sin duda será lo que ven nuestros ojos, busquemos en ese otro “sitio que no es otro que el que nos hace “ver nuestro corazón”, porque ciertamente será en él donde encontraremos las verdaderas respuestas.

Seguro que más de una vez nos hemos preguntado ¿Qué es un Ángel? Y desde luego que respuestas habrá habido muchísimas, tantas como las que cada uno de nosotros haya podido pensar y creer.

Y en esa creencia, respetando cualquier otra opinión e ideología religiosa, en mi percepción diré que los Ángeles son Virtudes, Divisas, o como bien queramos llamar, son como chipas de “Luz”, energías puras que emanan de una Energía Suprema o Esencia Divina que llamamos “Dios”, y que siempre nos acompañan porque dormitan en lo más profundo de nuestro Ser.

Y al igual que ocurre en el ser humano, su energía también es dual, de “Luz” y de “Oscuridad”, aunque en su caso, de una sola Virtud o Energía Luminosa, junto a su complemento, de Oscuridad.

Pero para hablar de Ángeles, de sus energías, antes tenemos que hablar de Dios y comprender que ese Dios no es tal como nos lo han enseñado.

A mi entender, ese Dios es un Dios Único, Universal, Luminoso, porque es la Energía Suprema del Amor, es el Dios que nos Ama y Perdona en la misma medida que nosotros seamos capaces de amar y de perdonar, y desde luego que para nada castigador, ni tampoco existe -según nos han venido siempre diciendo- ese “infierno” simbólico que hay después de la muerte; el “infierno” sólo está en nuestra propia mente, en nuestro propio egoísmo y falta de amor, y en nuestra materia, y volveremos a ella cuántas vidas hagan falta hasta que seamos capaces de descubrir como reencontrarnos con el origen de nuestra divinidad. Y cuando logremos llegar a esa vida será porque de alguna forma hemos aprendido a asemejarnos a Él, a ese Dios Amor del que os hablo.

En el ser humano hablamos de muchas Virtudes, no sólo de una, hablamos de ser humildes, caritativos, generosos, serenos, moderados, justos, bondadosos, tolerantes, misericordiosos, y en general, en el lenguaje del niño, de ser buenos. Por lo tanto, cuando hablamos de Ángeles, hablamos de todo eso, del producto acumulado de todas esas energías o Virtudes de “Luz” individualizadas, y que al despertarlas, al cultivarlas en nuestro interior, irradian en su conjunto a cuanto nos rodea a través de nuestro “espejo”, que obviamente no es otro que el “espejo” de nuestro propio ejemplo y actitudes.

Como he dicho, los Ángeles no se van nunca de nuestro interior. Su “Luz”, su energía, siempre dormita en nosotros, está como hibernada y atenúa su presencia en la medida que nuestros compromisos para con ellos son incumplidos. Pero ellos son “persistentes” y qué duda cabe que sus energías de “Luz” aparecerán nuevamente si somos capaces de reconocer los errores cometidos y volvemos a la aplicación de sus Virtudes, al compromiso cierto de hacerlo, al que se entiende como esa forma que muchas veces decimos “de caer y volver a levantarse”, aprendiendo de ello con voluntad y firme compromiso, con el propósito honesto y sincero de no volver a tropezar en la misma piedra.

Y en ese contexto, no hay otra forma que vernos tal como somos, de quitarnos todas nuestras máscaras y de saber realmente cómo estamos, siendo sinceros con nosotros mismos.

El simbolismo del “espejo” que me hablaba un gran amigo y “Maestro”,  nos puede hacer comprender un poco más el concepto para entender qué es un Ángel, al decir que si quieres ver un Ángel, mírate en un “espejo”, y si quieres saber cuál es el mejor “espejo”, mírate en quien tienes al lado, pues, debemos buscarnos a nosotros mismos más allá del “espejo”, pero a través del “espejo”, ya que lo que “veamos en él será lo que realmente tendremos dentro de nosotros, y si lo que “vemos -que realmente es lo que sentimos en ese momento-  no nos gusta, no creamos que es de otro o de otros, no, ¡nos estamos “viendo” a nosotros mismos!, y mientras no lo reconozcamos no podremos “ver” al Ángel del que hablamos.

El propio Ángel nos lo dice muy claro …“nunca veremos fuera lo que no poseemos dentro”… y en ese sentido,  estaría claro que, por ejemplo, si no poseemos en nuestro interior la Virtud del Amor, nunca podremos reconocer esa Virtud en el otro.

De alguna forma los Ángeles nos mueven nuestros sentimientos, nuestras emociones, es así de sencillo, aunque nosotros lo hagamos muy complicado. El detectarlo sólo dependerá de cómo tengamos preparado nuestro Ser interior, nuestra Consciencia, de no hacer oídos sordos a nuestro corazón, a nuestra intuición, a esa voz del Alma que precisamente no es otra que la voz de ese Ángel mensajero.

Que no nos quepa duda que los Ángeles forman parte de nosotros y nosotros de ellos, que nos aman tal como somos y nunca nos rechazan, que somos nosotros los que realmente les rechazamos y por esa misma razón nos rechazamos a nosotros mismos.

Si reflexionamos sinceramente sobre el particular, sabremos entender cuándo no estamos obrando en sintonía con sus Energías  o Virtudes, ya que ellos son como “puentes” que conectan la energía Universal con nuestros sentimientos, nuestras percepciones, …en la manera en que nos encontremos y vibremos.

Descubrir y Amar a los Ángeles significa descubrirte y amarte a ti mismo, a ti misma. Es un amor único que se oculta en lo más profundo de nuestro Ser y que nos hace evolucionar espiritualmente, y por qué no, también físicamente, ya que nos transforma, nos hace ser más felices, armoniosos, equilibrados, y si sabemos cultivarlo en la forma que os he hablado, será precisamente esa transformación la que nos abra las puertas de una nueva Consciencia.

 

(Fuente: Libreto “MENSAJE DEL ÁNGEL”)… enlace: https://centroauri.wordpress.com/libreto-mensaje-del-angel/

AURI

La virtud es siempre entrega sin desear recibir nada a cambio. Es espontánea y no pide.

Es libre aquél que no impone “cadena” ni la soporta, pero cuidando no confundir la libertad con el libertinaje.

[HUMIEL III – 7 – 716 724]

 

Publicado en El Libro de Samahel, Reflexiones Libro de Samahel | Etiquetado , , | 4 comentarios

Reflexiones sobre el Símbolo del “Oro Azul”…Libro de Samahel

 

(Gema: Piedra Luna.. Foto Web de Samahel)

El símbolo del “Oro Azul” es el que nos ha sido comunicado para acercarnos al Árbol de la Vida y que guarda una íntima relación con el Amor Divino.

Podríamos interpretarlo de muchas maneras que sin duda guardarían relación entre sí.

Hasta llegar a definirnos el símbolo del “Oro Azul”, el Ángel Samahel [SAMAHEL I – 1 – 9 29] nos enumera todos los errores que ha cometido la humanidad desde el principio de nuestra actual civilización: ni las religiones, filosofías o las políticas han acertado ni practicado el Amor en su concepción divina que Samahel nos dice: “Toda la Ley se resume en una sola: Ama a tus semejantes como a ti mismo te Amas”, y que nos ha sido comunicada por activa y por pasiva muchas veces sin que hayamos escuchado ni actuado en consecuencia.

Y esto no viene a significar más que una cosa, también son palabras del Ángel: “si así Amáis no mataríais, ni mentiríais, ni robaríais, ni fabricaríais falsos preceptos ni conceptos, ni daríais pie a tanta controversia ni iglesia, política ni filosofía… entonces sabréis que Dios existe en vuestro interior, y sólo de este modo podréis Amar tanto a un pájaro como a un mundo, como a otro, tanto a un semejante como a ti mismo; pues nada de lo que no quieres que te ocurra debes sentirlo por los demás…”

Creo que más claro no se puede decir. El Amor, la ley que encierra todas las leyes, es lo único que da Luz al Camino, a nuestra “Evolución interior, al Aprendizaje de saber cómo Amar, entendiéndose como ese “aprendizaje” que transforma los defectos en Virtudes.

El “Oro Azul” también sería el símbolo que nos presentan las “Energías de Luz” a convocar para que la Fe, la Imaginación, la Voluntad y el Secreto se hagan FORMA de diálogo y de UNIÓN entre ellas y nosotros los humanos “Caminantes y Consagrados” por nuestra Valentía, Ímpetu y Dedicación. Es el Símbolo que nos indica que todos somos iguales ante los “ojos de Dios”. [HUMIEL III – 8 – 910 921]

De esta forma, con la exposición del simbolismo del “Oro Azul” se nos hace “ver” cómo acercarnos a la Perfección Divina utilizando palabras. Se asemeja mucho con lo real del principio de AMOR ya que es fruto del sentimiento Divino. [SAMAHEL I – 1 – 9 29]

Así sería posible comprender que:

  • Lo sagrado está en el “Corazón” del ser humano, que no entiende de hombre, mujer, razas, creencias, y que crea la espiritualidad sagrada a través de las acciones llevadas a cabo por medio de la Verdad, es decir, las acciones llevadas con honestidad, sencillez y justicia.
  • La Materia y la espiritualidad se complementan, ya que en toda Materia existe la Espiritualidad como reflejo de lo “Arriba” y en toda Espiritualidad existe el reflejo de la Materia como reflejo de lo “Abajo”.
  • El Ser humano está hecho a imagen y semejanza de Dios, no en el cuerpo físico, sino en la esencia. El cuerpo del ser humano será distinto pero su interior, su esencia, es igual para todos, independientemente del sexo (hombre/mujer), y será Divina, porque Dios, ese Dios Único, Universal, en el que creemos, habita en ella.
  • El Ser humano, hombre o mujer, es libre en las elecciones, tiene su “libre albedrio”, pues, así Dios lo estableció.
  • La Virtud es asexual, al igual que la razón o el sentimiento, la tolerancia, la libertad, … que no entienden de sexo.
  • La “casta” de los llamados “Efectista” es posible entenderla como el “reducto” de una divinidad encerrada en un cuerpo y que porta el lenguaje Espiritual basado sólo en la Sabiduría interior.

(Fuente: Libreto “MENSAJE DEL ÁNGEL”)

AURI

Publicado en El Libro de Samahel, Reflexiones Libro de Samahel | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿CÓMO CUIDAR NUESTRO “HÁBITAT INTERIOR”?

“….Bajo el prisma que nos da nuestra consciencia o entender espiritual podemos llegar a comprender cómo el ser humano -tan distinto por raza, formas de pensar y de actuar- puede llegar a ser la manifestación Única de Dios en la Tierra, al nacer para ser semejante a Él.

Y es así porque su esencia Divina, las energías de “Luz” de sus Ángeles, sus Virtudes, en definitiva, las energías de ese Dios Amor, las llevamos impregnadas en nuestro Ser interior desde la creación de nuestro Espíritu, en su paso por vidas anteriores y en su volver a la vida actual, aunque sean muchísimas las veces que no seamos capaces de percibir lo que ello representa, de ignorar su existencia o simplemente porque nos olvidamos de ello. El lograrlo, el sentir y arraigar esa Esencia o Energías de “Luz” en nuestro Ser interior, no dependerá de otros, no, dependerá sólo de lo que uno mismo sea capaz de hacer al respecto.

Tenemos que saber también que una Virtud no puede ser manifestada por uno mismo hasta que no se experimenta, hasta que no se observa en nuestro Ser interior, en nuestros modos de conducirnos por la vida, porque será entonces cuando hayamos sido capaces de reconocerla, cuando sabremos verdaderamente lo que es.

A este respecto siempre nos surgirán las preguntas ¿Por dónde empiezo? ¿Qué es lo primero que debo hacer para lograrlo? Qué duda cabe que si sabemos buscar encontraremos muchas respuestas, pero  hay una que es bien sencilla, “Dejemos de juzgar lo que hacen los demás y empecemos por nosotros mismos”, y sin duda alguna que podremos descubrir una gran cantidad de cosas que antes nos pasaban totalmente desapercibidas. Esa es la gran enseñanza y la primera gran lección que debemos estar dispuestos a aprender y llevar a la práctica.

Y de esa enseñanza se habla en este Libreto, de una enseñanza que intenta nos haga comprender que al igual que cuidamos nuestro hábitat, nuestro entorno, nuestra casa, de igual manera tenemos que aprender a cuidar nuestro hábitat “interior”, a saber Amar, con todo lo que ello lleva implícito, haciéndolo desde la impecabilidad de nuestras palabras y el cuidado de nuestros pensamientos, sentimientos, emociones, obras y acciones, todo ello en equilibrio y armonía, bajo unas premisas que son esenciales para ello:

  • Que seamos honestos con nuestras propias acciones.
  • Que no nos pongamos a “arreglar lo que veamos en otros sin antes haber arreglado lo nuestro propio.
  • Que cuidemos nuestra “casa interior, no juzgando lo que vean nuestros ojos, sino lo que sienta nuestro corazón a través de nuestros sentimientos y emociones.
  • Que seamos siempre “antorcha”, potenciando su “Luz”, para que la oscuridad de ese nuestro propio “mundo interior sea cada vez menor.

Desde que el ser humano alcanza la toma de razón, su vida empieza a llenarse de preguntas y respuestas que va obteniendo por sí mismo o bien por otros; unas respuestas que pueden llegar de su entorno o de sus propias vivencias y experiencias tomadas de ellas, en definitiva, de su aprendizaje diario….”

FUENTE….LIBRETO “EL ÁNGEL QUE LLEVAS DENTRO”…. Enlace: https://goo.gl/z8KlaI

Publicado en Libreto: El Ángel que llevas dentro, Mensajes del Ángel, Reflexiones Libro de Samahel | Etiquetado , , | Deja un comentario

MENSAJE DEL ÁNGEL…LIBRO DE SAMAHEL

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

MENSAJE DEL ÁNGEL…LIBRO DE SAMAHEL

ALEGATO 3 LIBRETO MENSAJE DEL ANGEL LIBRO DE SAMAHEL

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , | Deja un comentario