NUESTRO “TEMPLO INTERIOR”

Anuncios
Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

SABER DE ÁNGELES….ANAEL. ÁNGEL DEL AMOR. Y sus energías emanadas.. Los cuatro Ángeles Guardianes

corazón

(Pinchar en la foto para ver la información completa)

ANAEL….

“… el Amor no es observar, el Amor es actuar haciéndolo con pleno espíritu de Servicio, es justicia, generosidad, al mismo tiempo que libertad. El Amor se contagia, no se impone como una norma… Amor, Comprensión y Libertad son sentimientos que, como nos dice el Ángel, jamás se podrán enseñar, escribir o pronunciar. Sólo será posible hacerlo con nuestra ejemplaridad, iluminando, siendo lámpara o antorcha siempre encendida con la llama de nuestros buenos actos y obras….”

MIGUEL….

 “…el Equilibrio y el Orgullo son los dos Reyes de nuestro “reino interior”, de nuestra dualidad. El Rey del equilibrio que sabe de la Luz del Amor que debe asentarse en nuestro mundo interior y el Rey del orgullo que no sabe que lo es, pues, se cree que también es luz, pero no la reconoce ni quiere que nadie la reconozca, y que en realidad no es otra cosa que nuestra propia oscuridad que por todos los medios quiere ser dueña de ese mundo interior nuestro, impidiendo de muchas formas que no podamos reconocer lo que es nuestra propia sinrazón, creando, entre unos y otros, todo aquello que va en contra del Amor, del perdón y en consecuencia de la UNIÓN que debe prevalecer en todos los que se consideran Caminantes….”

GABRIEL…..

 “…Debemos entender que el compromiso, como el amor, no debe ser obligado sino libre, un gran valor frente a lo que se considera como una exigencia, pues, cuanto más se nos exija más se nos aleja ese compromiso, y por el contrario, cuanta más libertad se le da más se nos acerca. Por eso debemos entender el compromiso desde la libertad….”

RAFAEL….

 “….Simbólicamente nos dice el Ángel que en esta vida caminamos por el sendero de los “cuatro ríos del Ser” que marchan con su caudal vigoroso por el Este, Oeste, Norte y Sur. Y en ese primer “rio” corre la energía de Rafael, y que sin ella nada podremos conseguir. Su agua se “escucha” pero no se ve, y su energía se guarda en el Corazón impulsando toda acción. Su nombre es FE…”

URIEL….

 “….La “espada de la irradiación” es símbolo de nuestra “enseñanza” espiritual que proviene del aprendizaje interior, entre otras virtudes, de la humildad, la sencillez y de la generosidad, así como del no desfallecer ante las pruebas presentadas, de no ser usurpador de la Verdad, ni osados en nuestros razonamientos de Consciencia. Es la consecuencia del proceso de maduración de nuestro Ser interior…. Se nos dice por el Ángel que la Sencillez es la clave  de la Comprensión….”

AURI

 

 

Publicado en Sobre el Amor | Etiquetado , | 2 comentarios

LA GRATITUD COMO DIVISA DEL SER HUMANO

Ser agradecido es de bien nacido

dice el refrán.

Una cita de Mariano Aguiló (1825-1897) Poeta español, nos dice:  “Olvida lo que has dado para recordar lo recibido”….Y en ese sentido, la gratitud como virtud toma fuerza interiormente, porque al sentir esa emoción de gratitud nos hace darnos cuenta de lo que verdaderamente tenemos, especialmente de esas cosas pequeñas que diariamente nos ocurren, buenas o menos buenas, y que al apreciarlas, nos enseñan y nos hacen sentirnos en paz y armonía. Y exteriormente, porque ese sentimiento interior de gratitud nos hace también ser amables, generosos y respetuosos con nuestros semejantes a través de nuestras propias palabras y acciones.

La gratitud como virtud empieza por uno mismo porque es una consecuencia del reconocimiento de nuestra vida, al entenderla como un regalo de Dios a través de nuestros padres, y porque al cultivarla a lo largo de nuestra vida nos irá proporcionando momento a momento ese sosiego que necesitamos para evolucionar hacia su reencuentro.

Para cultivar esta gran virtud es necesario estar en paz y armonía con uno mismo y así estar en condiciones de prestar especial atención a esos momentos de nuestra vida diaria, por insignificantes que creamos que sean; centrarnos en las cosas positivas que nos ocurren, saber cómo expresarlas, contarlas de algún modo al que tenemos al lado o en la distancia, y también, como no, sabiendo escuchar al otro, sintiendo su alegría y su amabilidad.

Comprender que la gratitud no consiste en pagar ese favor con otro igual, sino en mostrar realmente el afecto, la alegría, el cariño que hemos sentido por ese acto de generosidad recibido, ya que esa muestra de afecto, de amor, será la que nos llene, nos enriquezca interiormente y transforme a mejor nuestra propia forma de vida y la de nuestro entorno, haciéndonos que nos sintamos queridos por los demás y, sobre todo, diciéndonos cómo querer a los demás.

Debemos ser capaces de hacer de la virtud de la gratitud un acto sistemático en nuestro quehacer diario, pues de todo se aprende, y ese aprendizaje es precisamente el gran regalo, ….hasta de las acciones de nuestros mayores enemigos se aprende y se dan las gracias por abrirnos los ojos.

AURI

Publicado en Energías de Luz, La gratitud como virtud, Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

REFLEXIONES DE AURI ¿QUÉ SE ENTIENDE POR AMOR VERDADERO?

amarme_corazón

El Mundo que habitamos es un Mundo Luminoso, lleno de Energías de Luz, pero también de Oscuridades, donde algunas de ellas, como son el Orgullo, la Soberbia, la Envidia, la Avaricia, la Hipocresía, la Lujuria, la Ira, el Odio, … y algunas más, van de la mano. Unas Oscuridades que para dominarlas -pues no son posible eliminar-  no hay mejor Energía de Luz que la Energía del AMOR, emanada del Ángel Superior ANAEL.

Una Energía de Luz que nos hará andar el “camino” de nuestra vida en Amor y en Libertad, …. y cuando decimos esto ¿A qué nos referimos? ¿Cómo podemos hacerlo?  …puede parecer complicado, pero es bien sencillo, sólo hemos de “despertar” la voz de vuestro corazón y “oír” lo que día a día nos diga, comprendiendo que el corazón respeta y sabe cuidar; que es agradecido y su gran divisa es el perdón; que no impone la posible razón sino que nos hace dialogantes y nos enseña a compartir, y a compartir no sólo el amor sino también el dolor, porque al igual que compartimos el dolor físico, también tenemos que compartir el dolor emocional, …no cometamos el error de no hacerlo, eso de …”no se lo digo para que no sufra…” no vale, porque al final el sufrimiento es mucho mayor.

Cuando se nos habla de Amor verdadero se entiende como el AMOR AL OTRO, AL AMOR SENTIDO, indistintamente del sexo que cada uno tenga….. Así, nos dice el Ángel: “.. El Amor no es besar y sin embargo es necesario el beso, el Amor es sentir por dentro y sin embargo es demostrarlo por fuera, el Amor es no tocar y sin embargo necesita de la suavidad de un cuerpo…”.

Igualmente, el Ángel nos pone de manifiesto unas directrices a seguir, al decirnos… “..Toda la Ley se resume en una sola: Ama a tus semejantes como a ti mismo te Amas”?, y esto no viene a significar más que una cosa: si así Amáis no mataríais, ni mentiríais, ni robaríais, ni fabricaríais falsos preceptos ni conceptos, ni daríais pie a tanta controversia ni iglesia, política ni filosofía… entonces sabréis que Dios existe en vuestro interior, y sólo de este modo podréis Amar tanto a un pájaro como a un mundo, como a otro, tanto a un semejante como a ti mismo; pues nada de lo que no quieres que te ocurra debes sentirlo por los demás...”.

Más claro no se puede decir, pues, sin duda alguna, que el Amor, como la Ley que encierra a todas las leyes, es lo que nos da Luz al “Camino de la Vida”, a nuestra Evolución Física y Espiritual; en definitiva, al Aprendizaje de saber cómo Amarnos y en consecuencia como Amar a los demás.

De esta forma, como seres humanos que somos y como buenos “Caminantes” que queremos ser, deberemos marcar nuestras vivencias bajo unas premisas básicas:

  • El de Unir y mantener unidos a todos los seres, velando por ellos.
  • El de Amar sin contienda, velando por el cumplimiento de los compromisos.

Y tres niveles serán necesarios alcanzar a través de nuestra Fe, Secreto, Imaginación y Voluntad, Perseverancia, Tesón y Paciencia, como son:

  • La Consciencia.
  • El Amor hacia todo.
  • Y la Libertad que hace libres a sus poseedores.

Asimismo, debemos entender la unión del principio masculino y del principio femenino como madre, padre, que con su UNIÓN hace aflorar la Energía de Creación bajo las premisas del Amor y del Perdón. Unas energías que fluyen desde nuestro Chacra Raíz, y cuya corriente energética asciende como buen “alimento” hacia los demás Chacras.

Sobre el verdadero Amor nos dice el Ángel  “…No os fijéis en el amor del hombre ni en el de la mujer sino en el Verdadero Amor. No le deis un rostro ni un cuerpo, pues el Verdadero no lo tiene…. se entiende como el que transforma defectos en Virtudes..” …Se diría que la persona que irradia el verdadero Amor es porque antes se ha mirado en el “espejo” del alma del ser que tiene enfrente, y haciendo esto, reconoce su propia alma, le ayuda, no se aprovecha de sus flaquezas, no le roba, sino todo lo contrario, le comparte lo que tiene, material o inmaterial, con generosidad y sencillez.

Asimismo, cuando el Ángel nos dice “…Nada existe porque fue creado, todo Existe por vuestra propia creación…” Se entiende como que nuestra evolución física y espiritual es una constante Creación. Y una de las claves es el deseo de AMAR, lo que sin duda nos abrirá las puertas de la verdadera Sabiduría, una de ellas, la puerta de la SABIDURÍA DEL AMOR, con mayúsculas, en base a unas Energía de “Luz” que nos harán comprender cómo lograr el equilibrio de las cosas, el de nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, en definitiva del equilibrio de nuestros actos, sabiéndonos siempre “alumno” y comprendiendo la importancia de saber escuchar.

Así, diríamos que el Amor es la base y el sustento de todo nuestro  “Caminar” por los senderos de nuestra Vida. Sin Amor todo pierde su transcendencia, su por qué y para qué.

Cuando dejamos que el Amor empiece a fluir dentro de nosotros el cambio es consustancial con él mismo, y será entonces cuando podremos mirar a los demás a los ojos y saber de sus luchas, de sus fracasos y de sus victorias, porque nos vemos en ellos y sabemos leer sus señales.

Y porque aquello que sentimos tenemos la obligación de transmitirlo, no importa si crece o se consume. Es como la parábola del sembrador. A veces el grano cae entre la mala hierba y se ahoga entre ella; otras veces cae en terreno yermo y no crece; pero hay otras que cae en terreno abonado y la siembra florece. ¿Quiénes somos nosotros para discernir? El sembrador sigue sembrando siempre, nunca deja de intentarlo porque cuando lo hace sabe que va en busca de su propio alimento. Esta es realmente la esencia del verdadero Amor.

Porque el Amor no es observar. El Amor es actuar. El Amor es generosidad, justicia, al mismo tiempo que libertad.

Porque el Amor no se enseña, se muestra, se contagia, no se impone como una norma, y cuando se Ama, la ofensa que el otro nos haya proporcionado se corrige con la palabra, se perdona pero no se olvida para de esta forma aprender.

Porque lo que nos enseña a Amar son las circunstancias que nosotros mismos originamos, no las circunstancias que vemos en los demás. El que Ama es creador de su propio efecto, de su compresión, porque la virtud del Ángel, en este caso, la virtud el Amor, se crea por nuestros propios sentimientos y del sentimiento de Dios hacia nosotros.

Porque el que Ama no separa sino que une. El que Ama no entorpece el Camino sino que aconseja para que de algún modo sea capaz de encontrarlo. El que Ama lo hace de forma pura. El que Ama no tiene enemigos porque antes de Amar ha perdonado…. Nos dice el Ángel..” Pero aquellos que tengan un enemigo y les odie con rencor, no se acerque hasta mi Fuego, que antes  perdone y después encienda su carbón…” .

El AMOR con mayúsculas, el AMOR VERDADERO, se considera que tiene cuatro “patas” que se complementan y que ninguna de ellas puede faltar y a las que llamamos Energías de Luz. Una de esas “patas” es la que hace que el Amor sea sano, es decir, respetuoso, es el Amor que no juzga, el que ama sin condiciones. Otra es la que busca que ese Amor sea equilibrado, justo, sereno, bello, que no es compatible con la ira, la soberbia, la avaricia; otra es la que nos hace que el amor sea comprometido, fiel, honesto, …pues la hipocresía y el engaño no tienen cabida en el Amor. Y finalmente la cuarta “pata”, que es consecuencia de las tres anteriores, será la que irradie nuestro Amor a los demás, a nuestros hijos, a nuestra familia, a todo lo que nos rodea, y que en definitiva es la verdadera Energía del Amor. Como veis, es bien sencillo, no?

La No Consciencia de la Comprensión es causa de la divulgación por el ser humano del falso Amor, de no ver lo bueno en los actos de los demás, de pretender ser “sabios o maestros” sin antes haber pasado las pruebas que la Vida y la Consciencia Verdadera proporciona. Así, se nos dice, “seamos limpios de corazón, sanos”… y qué peor enfermedad o contagio que lo que vemos y oímos diariamente. Quien está sano de Amor  sólo pronuncia palabras de Amor y da ejemplo de ello a los que tiene a su alrededor. Es por ello que debemos “blindarnos” mediante nuestros propios actos de Amor, no juzgando, haciéndolo sin manifestación alguna de orgullo, sabiendo escuchar al que tenemos al lado y comprendiendo su bienestar o su malestar.

El Amor, junto con la generosidad del Perdón, es la aptitud que el ser humano debe mantener en todo momento. Es el “Camino de la Verdad”, donde no cabe odio alguno, porque la persona que promueve el Amor no le importa dar la vida por el que ama, dando de esta forma testimonio de ello. De este modo, qué duda cabe que una Virtud no necesita de teoría sino de práctica y comprensión. Amor y Comprensión deben ser las Virtudes o Divisas que el ser humano lleve por bandera, aplicándolas en toda su extensión con la Sencillez y la Mansedumbre de nuestros “corazones”, dando ejemplo de bien con nuestros actos y obras.

En este sentido el Ángel nos dice: “…Sólo los Sencillos y Mansos, sólo los que no son artificiosos ni orgullosos Caminarán por los Senderos Impronunciables de la Verdadera Sabiduría que, estando clara en estos dictados será oscura para quienes sólo en ella vean letras. No podemos decir que estos  escritos estén hechos y dictados para madurar a los que aún no son frutos porque por ahora son flores.  Si la flor madura se muere, lo que debe madurar es el fruto verde…” Así pues, sin pretensiones y sin orgullos deberemos mirarnos en el “espejo” a través de nuestro “Corazón” y andar el “Camino” siendo conscientes de reconocer lo que realmente somos (“flor, fruto o semilla”) a través de nuestros actos.

También nos dice el Ángel “….Aquel que está Harto de palabras y desea que otros pasen a la acción se contradice con él mismo porque pronuncia palabras y no es él el que comienza dando ejemplo….. No  digáis: “debemos hacer”, ¡Hacedlo!  No lo digáis a otros, sois vosotros los  que os habéis dado cuenta así pues  comienza con tu ejemplo tú y no malgastes lo que según tú es un desperdicio. ¿Quieres su arreglo? ¡Comienza!, ¿Deseas claridad? ¡Sé tú claro!,  ¿Deseas que otros caminen? ¡Comienza tú haciendo el Camino!, ¿Deseas que  no haya críticas porque es adverso al Amor? ¡No critiques a los que te rodean!, ¿Deseas ser un Maestro?  ¡Agacha la cabeza como discípulo y, si ya lo has hecho, mira a  tu alrededor, te sorprenderás de los Verdaderos Maestros que te superan porque no lo han deseado!, ¿Deseas comprender estas palabras  y estos escritos? ¡Mira al Universo a tú alrededor y trata de ver lo que te susurran los símbolos que lo constituyen!, ¿Deseas la Sabiduría? ¡Aprende tú primero de los que te rodean!, ¿Deseas que la humanidad se Una? ¡Une tú a los que están a tu lado!, ¿Quieres gobernar al mundo en el Bien y la unidad? ¡Compréndete antes a ti mismo y no veas enemigos donde no los hay!,  ¿Dices que no son necesarios los ritos? ¡No has comprendido tu vida!,  ¿Dices que no existe el Mal? ¡Has  olvidado tu parte oscura!, ¿Dices que por qué hablamos apocalípticamente?  ¡Porque hemos venido a vuestro mundo y estamos dentro de vosotros!,  ¿Dices que no necesitas a nadie? ¡Te has cerrado tú mismo las puertas de la Sabiduría!, ¿Dices que  los símbolos son inservibles? ¡No sabes apreciar tu ubicación en este vuestro mundo!, ¿Dices que  la oración y la plegaria es una pérdida de tiempo? ¡No sabes escuchar el sonido de Creación de Dios!, ¿Dices que el Silencio o la Prudencia no son necesarios, que todos los llamados misterios deben ser mostrados? ¡Acabas de  abrir la puerta de la cárcel donde vas a penetrar!, ¿Dices que mientras tu conciencia, en tu equivocación, esté tranquila puedes hacer lo que te plazca? ¡Estáis haciendo un guiño de complicidad al Mal, pues alimentas tu orgullo y tu sinrazón!, ¿Dices que sólo conociéndote a ti ya conoces a la divinidad? ¡No cumples con el plan de Dios Vuestro y Nuestro Señor y Creador, pues puso a tu alrededor al mundo para que por sus símbolos alcances la Unidad!,¿No deseas oír o leer palabras que aparentemente  se contradicen con lo que tú deseas y te apetece oír o leer? ¡Te  cierras las puertas a ti mismo, pues esto está hecho así para que te pronuncies y te enfrentes con tus fantasmas personales y conozcas al fin lo que a otros les está velado! …”

Más claro no es posible decirlo…

Amor, Comprensión y Libertad son sentimientos que, como nos dice el Ángel, jamás se podrán enseñar, escribir o pronunciar. Sólo es posible hacerlo con nuestra ejemplaridad, iluminando, siendo lámpara o antorcha siempre encendida con la llama de nuestros buenos actos y obras….como buenos frutos salidos de la flor.

No cabe duda que nuestra fuerza es la energía del Amor……”Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos”…. Siempre desde el valor de la Justicia, sin que exista el rencor o el odio, es decir, perdonando y no olvidando, pero al mismo tiempo siendo “guerrero” (asertivos) contra la equivocación.

Y qué duda cabe que para lograr esta gran “meta”:

  • Deberemos ser impecables con nuestras palabras, obras y acciones.
  • Comprender que la misión de nuestro Espíritu Divino es reencarnar en este mundo o en otro del Adonay para pasar las pruebas que del “Karma” se nos presentan.
  • Tener la creencia, la certeza, que sólo existe un Dios Único, Universal.
  • Disponer de una actitud clara de arrepentimiento ante nuestros defectos ya reconocidos, no siendo hipócritas ante los demás ni con nosotros mismos, no siendo aduladores, orgullosos ni separatistas.
  • Disponer de una actitud de convicción en lo que pensamos y hacemos, en nuestros compromisos diarios, sin caer en la sinrazón, la obsesión ni en el fanatismo.
  • Comprender que la Libertad es hacer en todo momento lo que se debe y no lo que se nos apetece, pues la Libertad es orden, disciplina y voluntad.
  • En nuestro vivir diario debemos tener una actitud activa y de seguridad, al mismo tiempo que pacífica y moderada, participando, trabajando y compartiendo con los demás en todo lo que nos sea posible.
  • Debemos ser buscadores fieles de nuestras creencias para así lograr encontrar lo que realmente buscamos; nuestra “Sabiduría” deberá ser siempre la del “Alumno” y nunca la del “Maestro”.

Finalmente manifestar que Dios es sólo Amor y por lo tanto no castiga, sino que nos enseña o corrige con su Amor. Somos nosotros mismos los que nos castigamos con nuestras propias acciones.

Jesús El Nazir nos dijo “Conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres”.

Todo ello se entiende como el aprendizaje del AMOR.

AURI

 

Publicado en Reflexiones de Auri, Sin categoría | Etiquetado , | Deja un comentario

REFLEXIONES DE AURI ¿QUE ENTENDEMOS ES UN ÁNGEL?

armonia en el mundo

Nos decía un gran Amigo y “Maestro” que el Mundo de los Ángeles, de sus Energías de Luz, es un Mundo sutil, etéreo, luminoso, al mismo tiempo que sorprendente, inimaginable e incomprensible para la Consciencia del ser humano, que no hay que razonar demasiado, sólo lo justo, pues, será esa otra Consciencia   -la Consciencia Divina que abarca a todas las Energías creadas por esa Energía Suprema que llamamos Dios- la que nos haga correr los “velos” que descubran nuestras “oscuridades”, nuestra inconsciencia, nuestra ausencia de Luz interior, nuestra fala de Amor.

Respecto a ello, sólo decir que no hay que buscar una razón total del cómo son, del cómo se manifiestan, del cómo podemos saber de ellos, sino de razonar sólo lo justo, pero eso sí, sintiendo sus Energías de Luz desde lo más hondo de nuestro Corazón, porque ciertamente será en él donde encontraremos las verdaderas respuestas.

Cuando se pregunta ¿Qué es un Ángel? Respuestas aparecen muchísimas, tantas como las que cada uno de nosotros hayamos podido pensar y creer. Pero hay una, que es Universal y en la que nosotros creemos respetando cualquier otra opinión e ideología religiosa, que nos indica que los Ángeles, Virtudes, Divisas, o como bien queramos llamar, son Chipas de Luz, Energías Puras, que emanan de una Energía Suprema o Esencia Divina que nosotros llamamos Dios, otros lo llaman Buda, Yahveh, etc, … que siempre nos acompañan, puesto que “dormitan” en nuestro Ser Interior. Y al igual que ocurre en el ser humano, sus Energías también son Duales, de “Luz y de Oscuridad”, aunque en su caso, de una sola Virtud o Energía Luminosa junto a su complemento de Oscuridad.

Pero para hablar de Ángeles, de sus Energías, antes tenemos que hablar de ese Dios y comprender que no es tal como nos lo han enseñado. En nuestra comprensión, ese Dios es un Dios Único, Universal, Luminoso, puesto que es la Esencia o Energía Suprema del Amor, es el Dios que nos Ama y Perdona en la misma medida que nosotros -por nuestro libre albedrío- seamos capaces de Amar y de Perdonar. Él siempre perdona por su Amor, somos nosotros los que no perdonamos.

Cuando en las Religiones se nos habla del “infierno” que hay después de la muerte, diríamos que es una simbología inventada, por no decir interesada. El “Infierno” sólo existe en nuestras propias mentes, en nuestros propios egoísmos y en nuestra ausencia de amor.

En el ser humano hablamos de muchas Virtudes, no sólo de una. Hablamos de ser humildes, caritativos, generosos, serenos, moderados, justos, bondadosos, tolerantes, misericordiosos, y así un larguísimo etcétera… De una forma genérica y en el lenguaje del niño, hablamos de ser “buenos”, de ser buenas personas. Por lo tanto, cuando hablamos de Ángeles, hablamos del producto acumulado de todas esas Energías o Virtudes de Luz individualizadas, y que al despertarlas, al cultivarlas en nuestro Interior, irradiarán en su conjunto a cuanto nos rodea a través de lo que podríamos llamar “nuestro espejo”, que obviamente no es otro que el “espejo” que irradia nuestra propia ejemplaridad, la de nuestros actos y acciones diarios.

Como se ha dicho, los Ángeles, sus energías de Luz, no se van nunca de nuestro Interior, están como hibernadas y atenúan su presencia en la medida que nuestros compromisos para con ellos son incumplidos. Y en ese contexto, no hay otra forma que vernos tal como somos, de quitarnos todas nuestras “máscaras” y de saber realmente cómo somos, siendo sinceros con nosotros mismos. El Ángel nos lo dice muy claro “nunca veremos fuera lo que no poseemos dentro”…lo que en la vida real sería entendible en el sentido, por ejemplo, que si no poseemos en nuestro Ser Interior la Virtud del Amor, nunca podremos reconocer esa Virtud en el otro, por mucho Amor que esa persona nos dé; si no poseemos la generosidad, nunca apreciaremos esa generosidad que estamos recibiendo de los demás, …y así con todas sus Virtudes.

Y cuando esto nos ocurre, los Ángeles, sus Energía, de forma muy sutil, con sus sincronismos, nos hacen mover nuestros sentimientos, nuestras emociones, para así darnos cuenta del Camino de la Virtud. Es así de sencillo, aunque nosotros lo veamos o hagamos muy complicado. El detectarlo sólo dependerá de cómo tengamos preparado nuestro Ser Interior, nuestra Consciencia, de no hacer oídos sordos a nuestro Corazón, a nuestra Intuición, a esa Voz del Alma que precisamente no es otra que la Voz de ese Ángel mensajero.

Si reflexionamos sinceramente sobre el particular sabremos entender cuándo no estamos obrando en sintonía con sus Energías  o Virtudes, ya que ellos son como “Puentes” que conectan la Energía Universal con nuestros sentimientos, nuestras percepciones, en la manera en que nos encontremos y vibremos en ese momento. Porque descubrir a los Ángeles, sus Energías de Luz, significa descubrirnos y amarnos a nosotros mismos. Es un Amor único que se oculta en lo más profundo de nuestro Ser y que nos hace evolucionar espiritualmente, y por qué no, también físicamente, ya que nos transforma, nos hace ser más felices, armoniosos, equilibrados, y si sabemos cultivar sus Energías de Luz en la forma precisa, será esa transformación la que nos abrirá las puertas de una nueva Consciencia, Universal.

Finalmente diremos que cuando los descubrimos y realmente sentimos sus Energías, ya no dejaremos de pensar en ellos, de hacer nuestras  sus energías, y de esta forma asemejarnos a ellos.

Y por supuesto que nos cambiarán la vida a mejor!!!

AURI

 

Publicado en Reflexiones de Auri, sobre las virtudes | Etiquetado , | Deja un comentario

REFLEXIONES DE AURI. LA DUALIDAD DEL SER HUMANO

DUALIDAD

Los Ángeles, virtudes, energías de luz, o como bien queramos llamar, son creados para velar porque no prevalezca el Mal, y para que con sus sincronismos y mensajes sutiles hacer ver al Ser Humano el modo de que su Espíritu imperfecto vuelva a su origen Divino Perfecto, tal como era antes de su Creación en el Mundo Material.

Según se nos revela en el Libro de Samahel, el Espíritu del ser humano fue creado y separado de la Esencia Suprema como consecuencia de la formada Dualidad Bien-Mal y previamente a la creación del mundo material y al de los propios Ángeles, el mundo Mensajero. Un Espíritu imperfecto que quedaría “encerrado” en un cuerpo material acorde a esa necesidad pensante denominada “sabiduría de la dualidad Bien-Mal”.

Así, pues, es posible comprender que el “camino” hacia la evolución de nuestra Perfección Divina y retorno a ese “Dios” o Esencia Suprema, del que nuestro Espíritu imperfecto se separó, no es otro que el de ser capaces de reconocer y alejar nuestros pensamientos y actos diarios de ese entendimiento del “Bien y del Mal”, que no es otra cosa que la Dualidad de nuestro proceder diario, ….positivo-negativo, bueno-malo, generoso-avaro, noble-lascivo, activo-perezoso, humilde-orgulloso, etc, etc, … Y si queremos alcanzar el equilibrio necesario de esa Dualidad, porque no olvidemos que no es posible eliminarla, sino dominarla, bien sea el Bien, bien sea el Mal, deberemos actuar en nuestros actos diarios con humildad, sencillez, y con verdadera justicia, es decir con equidad y asertividad, buscando la igualdad y prescindiendo de las posibles connotaciones derivadas de nuestras relaciones con los demás.

Reflexiones personales del Libro de Samahel [MIGUEL I -2 -41 48]

 

 

Publicado en El Libro de Samahel, Reflexiones de Auri, Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

REFLEXIONES DE AURI. ESPIRITUALIDAD Y DUALIDAD DEL SER HUMANO

Camino-al-sol

Jesús, Nuestro Señor, nos dijo: “no deis las cosas santas, los logros espirituales, a la oscuridad de las personas; mejor guardadlas como el más preciado tesoro no sea que una vez que las comprendan tengan a bien hacer una ley para perjudicaros con vuestras propias palabras. No deis las cosas Santas y Grandes a quienes no pueden comprenderlas no sea que se levanten a una en vuestra contra y además de pisotearos a vosotros lo hagan con esa Santidad que os habéis merecido. Guardad lo Importante y decid lo que puede encaminar. Los tesoros espirituales sean para vosotros. Sed sencillos y también al mismo tiempo sed cautos“.

Es fácil entender que deberemos resguardar nuestra espiritualidad de la “luz oscura” de las personas y ser cautos y sencillos con nuestros logros espirituales, sabiendo guardar lo importante para que ello no sea malinterpretado y decir a los demás sólo aquello que pueda ayudarle de algún modo a tomar el pretendido Camino de la Luz.

Y sobre la Dualidad del Ser humano, que también nos habla el Ángel, podemos comprender que nuestro Espíritu es parte de Dios y en consecuencia una parte de Dios está en nosotros. Y somos parte de Dios porque nuestro interior es receptor de la energía luminosa de su Amor, pero no podremos ser precisamente Dios por el estado (matería-espiritu) en el que nos encontramos como seres humanos que somos.

Una Perfección Divina a la que aspiramos y que sólo la podremos de algún modo “vislumbrar” eliminando el sentido de nuestra dualidad, negativo y positivo, olvidando con nuestros actos el significado del Bien y del Mal, y para ello, no nos cabe otra que vivir nuestro día a día de una forma natural, es decir, de una forma sencilla, humilde y generosa con uno mismo y con los demás.

Reflexiones personales del Libro de Samahel [URIEL I – 2 – 37 41]

Publicado en El Libro de Samahel, Reflexiones Libro de Samahel, Sin categoría | Etiquetado , , | 1 Comentario