¿Qué podemos entender por pensamiento Angélico?

A priori, y desde el punto de vista humano, se podría decir que es como una forma de pensar y de sentir que va más allá de lo que consideramos terrenal o de la materia.

Es una forma de pensar y de sentir que se nos hace patente precisamente cuando descubrimos a unas energías vivas que sabemos dormitan en nuestro interior, que las identificamos como Ángeles y que de algún modo hemos sido capaces de despertar al reconocer sus virtudes y divisas.

Al nacer, el ser humano trae en su mochila su libre albedrío y es por eso por lo que tiene la libertad de elegir sus pensamientos, sentimientos, emociones, acciones y silencios, y al ser dual, porque la dualidad es universal, puede sentir y optar por los opuestos, positivo-negativo, masculino-femenino, blanco-negro, alegre-triste, templanza-ira, luz-oscuridad, etc., y por esta misma dualidad esas energías a las que nos referimos, pueden ser luminosas u oscuras, y en consecuencia, así será la forma en que dispongamos esos pensamientos, sentimientos, emociones, acciones y silencios.

Pero hay más, sabemos muy bien que el mayor alimento de nuestra mente es nuestro propio ego, que no es otra cosa que ese estado, a veces no tan sutil, que trata por todas las formas posibles de consentir y complacer a nuestra mente, una mente que nunca descansa, ni tan siquiera cuando dormimos, que siempre está pensando en lo que ha pasado o en lo que está por pasar y que por regla general se olvida del presente.

A diario estamos sometidos a que las energías oscuras, negativas o como queramos llamarles, invadan y atrapen nuestra mente, y en consecuencia, si eso ocurre, serán esas mismas energías las que se irradien al exterior, haciéndolo en la forma que nosotros mismos hemos provocado, es decir, de ira,  rencor, orgullo, pesimismo, tristeza, desesperanza, y precisamente de eso trata el Pensamiento Angélico, de ser capaces interiormente de cambiar, de transformar esas energías oscuras, negativas, en energías de luz o positivas.

Existe una Ley del Espíritu que nos dice “…nada generado por una energía puede ser percibido si no va acompañada de otra energía de inferior vibración…”, es decir, no existirá la luz, la Virtud, hasta que encuentre un medio físico donde manifestarse, y no se manifestará como tal hasta que no cambiemos la forma de aplicarla, pues nada es hasta que se produce, se concreta y se materializa, y en ese sentido, como se ha comentado, los Ángeles son energías durmientes dentro de nosotros, pero no seremos capaces de despertarlas hasta que no cambiemos la forma de imaginarlo, de pensarlo, así pues, tenemos que ser capaces también de crear ese cambio. Y en ese sentido el poder de la mente es ilimitado.

Y muy relacionado con todo esto está también la denominada ley de causa-efecto, o ley del karma, que es inmutable, y que nos hace ver, a modo de metáfora, “…de lo que siembres, recogerás”, y en este sentido podemos decir que los pensamientos son causas y las condiciones efectos.

Todo lo que hacemos en nuestra vida diaria comienza con alguna forma de pensamiento, ya sea nuestro o de otros por nuestra relación con ellos, y según sean esos pensamientos así conduciremos nuestra vida, ya que creamos lo que nosotros queremos crear y nuestros pensamientos son los culpables de ello. Si interiormente vamos creando virtudes, como son el amor, la bondad, la generosidad, y un largo etc., en la misma forma y medida nos vendrá del Universo. Así es como funciona, y por eso el Pensamiento Angélico es muy importante, ya que sería, por decirlo de alguna manera, la forma de crear en nosotros esas energías.

Pero para que todo esto sea posible, se haga realidad en nuestra mente, debemos empezar por nosotros mismos, analizando muy bien nuestros actos diarios, nuestros comportamientos, nuestras actitudes, nuestras emociones y sentimientos.

Un buen consejo sería ir confeccionando una lista de valores, a modo de diario, de las virtudes o defectos que vayamos reconociendo, haciendo una reflexión sincera y honesta, y actuando sobre cada uno de ellos, es decir, tomando medidas de corrección, aplicándonos, para así poder ir dominando en lo posible a esas sombras o energías oscuras, porque lo cierto es que sólo podremos dominarlas, nunca expulsarlas.

Y hecho esto, lo siguiente es estar muy alerta y guardar muy bien la puerta de nuestra mente y de nuestro corazón, colocando en ella a un guardián que nos sirva de parapeto de tantas y tantas sombras y oscuridades como nos acechan, pues no olvidemos que a mayores luces, mayores sombras. Sin duda alguna que ese perfecto guardián al que se hace referencia no sería otro que ese Ángel o Ángeles guardianes o Energías de luz que más nos identifiquemos con él o con ellos, y a eso también le podemos llamar Pensamiento Angélico.

Es fácil entender que los humanos no pueden ser Ángeles y que los Ángeles (salvo excepciones) no pueden ser humanos, pero si hablamos de pensamientos ¿los humanos podemos llegar a pensar cómo Ángeles? no habría respuesta, pero nuestro convencimiento nos dice que los Ángeles son puros y perfectos, y a eso tenemos que avanzar y hacer evolucionar nuestro espíritu, a esa pureza y a esa perfección, y el pensamiento es un factor determinante para lograrlo.

Si llegamos a ser conscientes interiormente de que pensamos como un Ángel de Luz es porque lo que hacemos, lo estamos haciendo en base a su potente radiación de luz, la de su virtud, y porque lo hemos llevado a efecto sin tibieza ni apariencias, comprendiendo que el camino a seguir, las claves, no son otras que las de ser capaces de atrapar esas virtudes, una tras otra, hasta conseguir ese estado sublime de ser, no sólo de un Ángel, sino de tantos Ángeles como virtudes seamos capaces de atrapar e irradiar. Los propios Ángeles así nos lo dicen (Libro de Samahel): “sois superiores a nosotros ya que nosotros somos una sola virtud y vosotros podéis incluir toda las virtudes en vuestro Ser”.

Potenciemos, pues, nuestras virtudes a través de nuestros pensamientos y carguémoslos de la emoción suficiente como para que esos impulsos o chispas eléctricas, que son la esencia de los Ángeles, se potencien al máximo en nuestro interior y podamos de esa forma evolucionar e irradiar sus virtudes.

Virtudes que sabemos se rigen por una Ley Universal que engloba la Consciencia Cósmica, y en este sentido o contexto también se podría definir este llamado Pensamiento Angélico. Diríamos, por ejemplo, de Anael, el Ángel del Amor, que es el AMOR PURO, que todo su potencial energético (pensamiento) iría en la única dirección del amor abarcando todos los matices, incluso creando formas de inteligencia (pensamientos y emociones) tan sublimemente perfectas y magníficas como él mismo.

El Pensamiento Angélico es realmente algo mágico, un pensamiento que tiende a lo puro, libre de todo egoísmo e hipocresía personal, y el que así se conduce, porque ya está establecido en ese grado de consciencia, siempre le acompañará la Magia, es decir, el Efecto Creador que se realiza por la propia dinámica de sus pensamientos y de sus sentimientos y emociones ya purificados.

¿TE ATREVES?

AURI

Publicado en Energías de Luz, Sobre el Aprendizaje | Etiquetado , , , | Deja un comentario

12 maneras para quererse a uno mismo, por Louise Hay.

He descubierto que sólo hay una cosa que cura todos los problemas, y es: quererse a uno mismo. Cuando la gente comienza a amarse a sí misma, cada día ama más su vida, todo mejora de manera increíble. Se sienten mejor. Consiguen los trabajos que desean. Tienen el dinero que necesitan. Las relaciones positivas mejoran, o las negativas se disuelven y comienzan otras nuevas.

Amarse a uno mismo es una aventura maravillosa, es como aprender a volar. Imagínate que todos tuviéramos el poder de volar a nuestro antojo… ¡Qué emocionante sería! Comencemos a amarnos a nosotros mismos ahora.

12 Consejos para aprender a amarse a uno mismo:

  1. Deja la crítica. La crítica nunca cambia nada. Niégate a criticarte a ti mismo. Acéptate tal y como eres. Todo el mundo cambia. Cuando te criticas a ti mismo, tus cambios son negativos.
    Cuando te apruebas a ti mismo, los cambios son positivos.
  2. Perdónate a ti mismo. Deja que el pasado se vaya. Lo hiciste lo mejor que pudiste en el momento en el entendimiento, con la conciencia y el conocimiento que tenías. Ahora estás creciendo y
    cambiando, y vivirás la vida de manera diferente.
  3. No te asustes. Deja de aterrorizarte a ti mismo con tus pensamientos. Es una manera terrible de vivir. Busca una imagen mental que te da placer, y cambia inmediatamente tu pensamiento
    aterrador por un pensamiento placentero.
  4. Se amable, gentil y paciente. Se amable, gentil y paciente contigo mismo a medida que aprendes las nuevas formas de pensar. Date un capricho como lo harías con alguien que realmente amas.
  5. Se amable con tu mente. Odiarte a ti mismo sólo es odiar a tus propios pensamientos. No te odies a ti mismo por tener los pensamientos. Sólo cámbialos suave y progresivamente.
  6. Felicítate. La crítica rompe el espíritu. La felicitación anima a seguir. Felicítate tanto como sea posible. Di lo bien que lo estás haciendo con cada pequeña cosa.
  7. Mantente. Encuentra maneras de apoyarte. Se fuerte para pedir ayuda cuando la necesites. Permite a tus amigos que te ayuden.
  8. Se cariñoso con tus patrones negativos. Reconoce que los has creado para satisfacer una necesidad. Ahora estás encontrando formas nuevas y positivas para satisfacer esas necesidades. Así
    que amorosamente libera los viejos patrones negativos.
  9. Cuida tu cuerpo. Aprende sobre nutrición. ¿Qué tipo de combustible necesita tu cuerpo para tener energía y vitalidad óptimas? Aprende sobre el ejercicio. ¿Qué tipo de ejercicio le gusta a
    tu cuerpo? Aprecia y reverencia el templo en el que vivimos.
  10. Haz un trabajo de espejo. Mírate a los ojos con frecuencia en el espejo. Expresa en voz alta este creciente sentimiento de amor que sientes por ti mismo. Perdónate mientras te miras en el
    espejo. Habla con tus padres mientras te miras en el espejo. Perdónalos, también. Al menos una vez al día, por ejemplo, ” Te quiero, te quiero de verdad!”
  11. Quiérete… Hazlo ahora. No esperes hasta que estés bien, o pierdas peso, o consigas un nuevo trabajo, o encuentres una nueva relación. Comienza ahora y hazlo lo mejor que puedas.
  12. Diviértete. Acuérdate de las cosas que te hacían feliz de niño. Incorporarlos a tu vida ahora. Encuentra una manera de divertirte con todo lo que haces. Déjate expresar la alegría de vivir. Sonríe. Ríe. Alégrate, ¡y el universo se alegrará contigo!
    por Louise L. Hay

evolucionconsciente.org

 

Publicado en Sobre el Amor, Sobre el Aprendizaje | Etiquetado , , | Deja un comentario

REFLEXIONES TOMO IV. LIBRO DE SAMAHEL

“Que el Amor nos guíe, que la Prudencia sea nuestra más fiel compañera, que la Voluntad sea nuestra amiga eterna, y que el Secreto sea nuestra bandera” [RAZIEL IV -10- 1008 1077]

La entrada a este CUARTO PALACIO o CUARTO ESTADO DE CONSCIENCIA, de la mano de su Portero Angélico es el Ángel Zacoutel, el Ángel de la Unificación Mística, y que junto con la Energía del Ángel Damamel, el Ángel de la CORRECIÓN, nos harán comprender esa otra faceta del Aprendizaje interno, de la madurez en la toma de conocimientos y de la coherencia de nuestros pensamientos y actos. Y será la interiorización de esa Sabiduría la que irradiará en Energía de Amor y Consciencia a los demás, otorgando la Libertad que como nos dice el Ángel “rompe las cadenas de la ignorancia”.

Se nos dice que el Equilibrio y el Orgullo son los dos Reyes de nuestro reino interior, de nuestra dualidad. El Rey del equilibrio que sabe de la Luz del Amor que debe asentarse en nuestro mundo, en nuestro interior, y el Rey del orgullo que no sabe que lo es, pues se cree que también es luz, pero no la reconoce ni quiere que nadie la reconozca, y que en realidad no es otra cosa que nuestra propia oscuridad, nuestras sombras, que por todos los medios quieren ser dueños de ese mundo interior nuestro y también superiores a las arraigadas en los demás, impidiendo de muchas formas que no podamos reconocer lo que es nuestra propia sinrazón, al crear entre unos y otros todo aquello que va en contra del Amor, el perdón y en consecuencia de la UNIÓN que debe prevalecer en todos los que desean considerarse verdaderos Caminantes o Consagrados.

Y en ese sentido, sólo el Amor podrá unir a esos dos Reyes. Una unión que debe iniciarse desde uno mismo, y en consciencia, sin esperar a que lo hagan otros, porque el triunfo de ese Amor, el de sus energías o virtudes que emanan de él, sólo será posible si somos capaces de mantener bien limpio el recipiente que lo resguarda, que no es otro que nuestro Templo interior.

Somos Veladores de nuestras Virtudes y Energías de Luz y Oscuridad, y serán la solidez, la fortaleza y la impecabilidad de nuestras palabras y acciones, junto a una generosa actitud de acción, las que nos hagan descubrir y mostrar ese  “otro Cielo y otra Tierra”, esa “otra Luz y otra Sombra”, esa “otra Espiritualidad y otra Materia”, …tal como simbólicamente nos indica el Ángel en el Libro, …sería como la auténtica Ciencia de los secretos del Alma, de nuestro Espíritu Divino, en definitiva:

  • La transmutación de nuestro Espíritu imperfecto que motiva la limpieza y sanación de nuestra Aura, de nuestro Templo
  • Ser servidores de los demás a cambio de absolutamente nada.
  • Ser capaces de lograr el equilibrio de nuestras acciones, de su destino o situación.
  • Saber alejarnos de la mentira, la usurpación, la hipocresía, la avaricia, la envidia, las ansías de poder.
  • Ser buscadores y entender que la verdadera libertad de nuestros pensamientos y acciones para así lograr por uno mismo esa ansiada evolución de nuestra consciencia interior, sin cortapisas ni menoscabos.

El permanecer en este Estado de Consciencia nos hace vivir momentos de cambios y transmutación, de cambios a través de nuestra ejemplaridad, …de cambiar el Odio por el Amor, el Orgullo por la Sencillez, la Ira por la Mesura, …y así con todas nuestras sombras o defectos que pudiéramos tener y reconocer. Como bien nos el Ángel …  “sólo de nosotros mismos dependerá el lograr hacer nuestro ese Libro de la Sabiduría, donde sus páginas son nuestras experiencias, sus palabras son nuestros pensamientos y sus letras son los símbolos del lugar por donde se camina”.

AURI

Publicado en El Libro de Samahel, Reflexiones Libro de Samahel | Etiquetado , , | Deja un comentario

REFLEXIONES TOMO III. LIBRO DE SAMAHEL

LIBRO DE SAMAHEL

(Fragmento del Libreto “Mensaje del Ángel”… reflexiones personales sobre los textos del Libro de Samahel o Libro de las 2000 páginas, Tomo III)

“El desapego no es ir en harapos sino con la ropa necesaria, no es abandonar los apetitos sino el exceso de apetitos naturales, no es en manera alguna la austeridad ni la privación de la cosas” [USIEL II – 4 336 349]

La entrada a este TERCER PALACIO o TERCER ESTADO DE CONSCIENCIA, de la mano de su Portero Angélico el Ángel Malchiel, el Ángel de las Decisiones Místicas, y que complementada con la Energía del Ángel Emeshel, el Ángel de los DESAPEGOS, nos harán comprender lo que podríamos considerar como la aplicación real del Aprendizaje interno, como es romper las cadenas que nos oprimen y nos atan a las cosas materiales o mundanas. Un aprendizaje que nos dará la plena libertad de ser como somos y permitir sumergirnos en la esencia de nuestra Consciencia interior.

Simbólicamente nos dice el Ángel “…en esta vida caminamos por el sendero de los cuatro ríos del Ser que marchan con su caudal vigoroso por el Este, Oeste, Norte y Sur. Los cuatro son necesarios, pues, sin el primer rio nada podremos conseguir. Su agua se escucha pero no se ve, y su energía se guarda en el Corazón impulsando toda acción. Su nombre es FE. Tampoco con el segundo rio nada se podrá conseguir. Es el rio de los reflejos sin nombre. Es como el soplo de vida, el soplo de la inspiración. Su nombre es IMAGINACIÓN CREADORA. Sin el tercer rio tampoco nada podremos conseguir. Sus aguas son pura acción y progreso. En este rio no existe el espejismo, pues, con su agua todo se convierte en realidad. Es la actividad constante en donde no cabe la pereza.  Su nombre es VOLUNTAD CONSTRUCTIVA. Y sin el cuarto rio nada podremos conseguir. Su nacimiento se hace en el Corazón y en el entendimiento a causa de la comprensión de las cosas, pero su caudal es silencioso e insonoro. Su nombre es SECRETO o SILENCIO, que no ocultación…

Con las aguas de estos cuatro ríos, que son las cuatro claves para el buen Caminante o Consagrado -siempre de la mano de las energías de nuestros cuatro Ángeles Guardianes- formaremos la FORMA, el EFECTO de lo que así deseamos.

Su comprensión y práctica lo podemos encontrar en las palabras escritas en el Libro de Tahariel…  al indicarnos“Los verdaderos caminos hay que cruzarlos sin lastres ni pesadas cargas para de esta forma aliviar nuestro espíritu y llevarlo hasta el Templo de la Autoaceptación y el Autocompromiso, únicas premisas para ser a la postre un Iniciado real”.

AURI

 

 

 

Publicado en El Libro de Samahel, Reflexiones Libro de Samahel | Etiquetado , , | 1 Comentario

REFLEXIONES TOMO II. LIBRO DE SAMAHEL

(Fragmento del Libreto “Mensaje del Ángel”… reflexiones personales sobre los textos del Libro de Samahel o Libro de las 2000 páginas, Tomo II)

“Nuestra Orden sagrada no es otra que nuestro propio Templo interior, soportado con los pilares de la Unión, la Paz y el Amor” [MALKIEL II – 5 – 420 429]

La entrada a este SEGUNDO PALACIO o SEGUNDO ESTADO DE CONSCIENCIA, de la mano de su Portero Angélico el Ángel de la Irradiación Luminosa, y que complementada por la Energía del Ángel del Aprendizaje nos hará tomar sus energías a través de la búsqueda de la razón, del ejemplo, de la reflexión y  la sinceridad con uno mismo, de la autodisciplina y la corrección, del saber unir los dos principios opuestos, masculino-femenino; fuerza-intuición, trabajando en la parte que nos falte de comprensión y labor equilibradora de nuestras acciones.

Como nos dice el Ángel, nuestra Orden sagrada no es otra que nuestro propio Templo interior, soportado con los pilares de la Unión, la Paz y el Amor. Y para hacer sólidos esos pilares deberemos ser verdaderos buscadores de la Verdad o Sabiduría Excelsa, es decir, de saber cómo Amarnos y Perdonarnos a nosotros mismos y al mismo tiempo de saber cómo Amar y Perdonar al otro, de no practicar la maldad de la palabra, la palabra mal pronunciada, y de apartarse de la lascivia, la avaricia y el orgullo, los tres grandes defectos que aprisionan al ser humano en la Materia y que son la base de todos los defectos.

Se nace con el Libre Albedrio y libres somos, pero deberemos apartarnos del poder personal y espiritual, de la vanagloria y los protagonismos, de los egos personales, de las venganzas personales hacia el otro, de la falsa palabra. En definitiva, de la libertad mal interpretada, de la falsa Consciencia.

Asimismo, se nos hace comprender que la No Sabiduría no es otra cosa que nuestra propia sinrazón, la interpretación errónea de nuestro saber y entender. Por ello, nuestros actos deberemos llevarlos a cabo bajo una serie de principios que sin duda alguna nos harán alcanzar esa Sabiduría deseada o Aprendizaje interior, como baluarte del Caminante Consagrado que deseamos ser, y que los Ángeles nos presentan. Estos son:

  • Amor…huyendo de nuestras propias contradicciones.
  • Justicia…velando por su cumplimiento.
  • Libertad… a la que nada le puede poner rejas.
  • Perdón…juzgando nuestros propios actos y no los de los demás.
  • Salud….actuando bajo las premisas de la humildad y nobleza en el logro de la pureza espiritual.
  • Consciencia…respondiendo a nuestras dudas y disipando nuestros miedos.

Y junto a todo ello, el Valor y la Intuición serán las divisas que nos franquee la puerta de este SEGUNDO PALACIO, pues no hay otra cosa más sagrada que el Corazón del ser humano [OURFANIEL II – 5 – 590 601].

Así, como bien nos da a entender el Ángel, con este APRENDIZAJE habremos cruzado de forma valiente el velo que cubre este SEGUNDO PALACIO, convirtiéndonos en levadura que escondida en la masa hace que las obras emprendidas se hagan grandes y buenas a los ojos del ser humano [MALKIEL II – 5 – 420 429].

Publicado en El Libro de Samahel, Reflexiones Libro de Samahel | Etiquetado , , | Deja un comentario

REFLEXIONES TOMO I LIBRO DE SAMAHEL

LIBRO DE SAMAHEL

(Fragmento del Libreto “Mensaje del Ángel”… reflexiones personales sobre los textos del Libro de Samahel o Libro de las 2000 páginas, Tomo I)

“Hagamos que nuestros pasos sean certeros, que nuestras palabras sean sabias y que nuestros labios sean prudentes y silenciosos” [URIEL I – 3 – 259 267]

La entrada al PRIMER PALACIO o PRIMER ESTADO DE CONSCIENCIA a la que el ser humano, en el plano espiritual, llega de la mano de su Portero Angélico, el Ángel de la Purificación Espiritual, diríamos que nos hará sentir y comprender cómo hacer realidad ese deseo interno de avanzar en el aprendizaje de nuestra Sabiduría Espiritual o Sabiduría del AMOR, y que complementada con la energía del Ángel de Conciencia, el Ángel de la Voluntad primera, nos empujará a dar ese primer paso por el que la persona denota el deseo interno de proseguir el destino al que ha sido llamado y que ha comprendido debe seguir. Un deseo que sin duda alguna está dictado por el Corazón.

Como premisas de ese aprendizaje interno, los Ángeles nos exponen una serie de claves a tener en cuenta en nuestra evolución Espiritual y de Consciencia, y de las que se exponen algunas de ellas:

  • El Camino hacia la evolución de esa Perfección Divina de nuestro Espíritu imperfecto no es otro que el de ser capaces de reconocer y alejar nuestros pensamientos y actos diarios del entendimiento del Bien y del Mal, como Dualidad de nuestro proceder diario, … Y en consecuencia, si queremos alcanzar el equilibrio necesario de esa Dualidad, porque no olvidemos que no es posible eliminarla, sino dominarla, deberemos llevar nuestros actos diarios con sencillez y humildad, prescindiendo de las posibles connotaciones derivadas de nuestras relaciones con los demás.
  • El AMOR es la base y sustento de toda vivencia humana. Sin AMOR todo pierde su transcendencia, su por qué y para qué. Así, cuando dejemos que ese AMOR empiece a fluir dentro de nosotros el cambio será consustancial con él mismo.
  • Los Ángeles nos dicen …VELAD Y UNIOS, y lo dicen porque debemos comprender que la desunión es el mal interior del ser humano, que por lo general hace prevalecer su sinrazón creyendo firmemente es la razón de las cosas que le ocurre. No sabe que sus egos, orgullos y prepotencias son lo que le impide ver otra cosa y, en consecuencia, comprender para poder rectificar… “…El que porta mi Antorcha no conocerá la sombra y por lo tanto no tendrá que luchar ya que Iluminará con simpleza y con solo alargar su mano que me porta.…” Palabras de Uriel.

AURI

Publicado en El Libro de Samahel, Reflexiones Libro de Samahel | Etiquetado , , | Deja un comentario

LAS 12 LEYES UNIVERSALES DEL “KARMA”

http://mundodelyoga.com/las-12-leyes-del-karma/

buddha-meditation-spiritual-buddhism-candles

Publicado en sobre el Karma | Etiquetado , , , | Deja un comentario