Alma y Espiritu

¿Qué diferencias podríamos encontrar entre Alma y Espíritu?

Partiendo de una premisa cierta: TODO LO QUE NO SEA ESPÍRITU, INCLUIDA EL ALMA, LO CREA NUESTRO PROPIO ESPÍRITU. Y si lo referimos al hombre, se habla de un espíritu individual personal y diferenciado para cada ser humano, si bien es verdad que ese espíritu funcionará eternamente ligado al Gran Espíritu o Fuente Creadora de Espíritus que es nuestro Padre Celestial.

El Alma entonces sería otra cosa, y se podría entender como una forma de pensamiento-sentimiento. O sea que cuerpo, pensamiento y sentimiento vendrían a ser las tres energías que componen el Alma, y eso sería sólo energía, no sería Esencia (Espíritu). Es por eso que los fuertes pensamientos y sentimientos, sus vivencias, la energía de sus Almas, podrían permanecer por un tiempo en el ambiente, en el planeta, incluso después del fallecimiento de las personas, y en ese caso la energía del alma sería en definitiva una creación del espíritu que ya no está en este plano. El alma sería sólo un vehículo o puente, por así decirlo, tendido entre el espíritu de cada cual y la materia.

La persona real es el Espíritu, pues somos Espíritu encarnado. El espíritu, una vez en la carne, crea el Alma para que le sirva como instrumento de comunicación y relación con otros espíritus encarnados y no encarnados. Sin el Alma, para comunicar de espíritu a espíritu, la persona tendría que desencarnar. Para eso sirve el Alma. Pero una vez que la persona muere lo que trasciende es el Espíritu, el Alma se disuelve al morir, porque no tendría objeto conservar unos pensamientos y unos sentimientos que fueron creados para cumplimiento del karma personal de una vida concreta; que dicho sea de paso no tiene absolutamente nada que ver con castigo alguno, causado por las malas acciones de las personas, que eso es otra cosa, sino con oportunidades de trabajo; circunstancias, familia, etc. El “castigo” nos viene por nuestras propias acciones, y no siempre, porque también las acciones de los demás nos afectan.

…Hagas lo que hagas, creas lo que creas, TÚ eres un Ser Espiritual eterno compuesto por ALMA y ESPÍRITU. El Alma nos da el SENTIMIENTO de responsabilidad de las acciones y el Espíritu nos da la LIBERTAD. Fuiste creado o creada con todo el potencial divino para APRENDER sólo dos lecciones a lo largo de miles de reencarnaciones, la lección del AMOR para el Alma y la lección de la HUMILDAD para el Espíritu…(Agustín de la Mancha)

Queda claro que es sólo una reflexión personal del autor que yo también comparto.

AURI.

Fuente: Andrés Martínez.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sobre el Espiritu y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s