El perdón nos sana

NAMASTE...

dar y pedir perdon

Para descubrir la plena importancia del PERDÓN en las relaciones humanas, intentemos imaginar como seria un mundo sin el. ¿Cuales serian las graves consecuencias?. Estaríamos condenados a elegir una de las cuatro opciones siguientes: perpetuar en nosotros mismos y en los demás el dano sufrido, vivir con el resentimiento, permanecer aferrados al pasado o vengarnos.

Revisemos cada una de las opciones:

a) Perpetuar en si y en los demás el daño sufrido

Cuando alguien lesiona nuestra integridad física, moral o espiritual, algo sustancial ocurre en nosotros. Una parte de nuestro ser se ve afectada, lastimada, inclusive mancillada y violada, como si la maldad del ofensor hubiese alcanzado nuestro Yo intimo. En ese momento, nos sentimos inclinados a imitar al ofensor, ese mimetismo misterioso mas o menos consciente, nos ubica en una conducta de portarnos como personas malas, no solo respecto al ofensor, sino también con nosotros mismos y con…

Ver la entrada original 434 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s