¿Cómo vivir sin amargura?

Contemplativos Activos

Z025A. Amargura

La sociedad nos invita a vivir una vida sin errores, pero eso no es posible; por ello, cada vez que erramos, nos decepcionamos y nos cuesta elevar el vuelo de nuevo y confiar. El mundo nos impulsa a vivir una vida sin fracasos, pero eso no es posible; por ello, cada vez que fracasamos, tendemos a perder la esperanza en Dios.

La confianza no predomina en nuestras relaciones, desconfiamos con facilidad; por ello caemos en los juicios y nos dejarnos llevar por la apariencia. Cuando indebidamente juzgamos a las personas, sobre su santidad o su falta de santidad, siempre encontramos cosas que habrían de cambiar. ¡Qué fácil es juzgar por las apariencias! ¡Cuánto nos cuesta mirar con los ojos del corazón! Vemos aquello que los otros tendrían que cambiar y nos encendemos, a veces con ira, porque no se comportan como nosotros quisiéramos; estos sentimientos nos llenan de amargura…

Ver la entrada original 180 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s