Nuestra “energía” interior

ROSA ROJA

Para hablar de Ángeles, de sus energías, antes tenemos que hablar de Dios y comprender que ese Dios no es tal como nos lo han enseñado, ….a mi entender, ese Dios es un Dios Único, Universal, Luminoso, es la energía suprema del Amor, es el Dios que nos Ama y Perdona en la misma medida que nosotros seamos capaces de amar y de perdonar, y desde luego que para nada castigador, ni tampoco existe -según nos han venido siempre diciendo- ese infierno simbólico que hay después de la muerte, el infierno sólo está en nuestra propia mente, en nuestro egoísmo y falta de amor, en nuestra materia y volveremos a ella cuantas vidas hagan falta hasta que seamos capaces de descubrir como reencontrarnos con el origen de nuestra propia divinidad, …. y cuando llegue esa vida, será porque habremos conseguido asemejarnos a Él, a ese Dios Amor del que os hablo.Y los Ángeles, a los que no debemos adorar sino tratar de escuchar y despertar en nuestro interior, son sus virtudes, las chispas de esa energía suprema de Dios, … son, por decirlo de alguna forma, sus energéticos mensajeros.

Los Ángeles forman parte de nosotros y nosotros de ellos, sus energías no se van nunca de nuestro interior, las tenemos como hibernadas, siempre siguen ahí, y es verdad que atenúan su presencia en la medida que nuestros compromisos para con ellos son incumplidos. Y si no somos sinceros con nosotros mismos, no funciona. A ellos no podemos engañarlos.

Los Ángeles siempre esperan nuestras reacciones y siempre hacen algo para conseguirlo, hablo de sus sincronismos, de las cosas que nos ocurren día a día y que por lo general creemos que son casualidades, pero que realmente no lo son. Nos ponen pruebas para mover nuestros sentimientos, nuestras emociones….y hacernos reaccionar. Es así de sencillo, aunque nosotros lo hagamos muy complicado. Y el detectarlo sólo dependerá de cómo tengamos preparada nuestra consciencia, nuestro ser interno, que en definitiva es el hábitat del ángel, el hábitat de la virtud, de la felicidad, del amor, sólo que muchas veces hacemos oídos sordos al corazón, a nuestra intuición, a esa voz del alma, que no es otra cosa que la voz de ese ángel mensajero.

También debemos comprender que los Ángeles son producto de la virtud acumulada en nuestro corazón, cada ángel es una virtud, una energía pura, y nosotros podemos tener muchas y asemejarnos a ellos, aunque como humanos obviamente nunca podremos alcanzar la pureza del Ángel, pero sí potenciarlas en su conjunto al máximo posible.

¿Y cómo descubrir y despertar sus energías en nuestro Ser interior?

Os hablo desde mi propia experiencia. Mi descubrimiento es de hace muy poco tiempo, tan sólo unos 6 años, y ello, a pesar de tener ángeles por todos lados en mi casa, prácticamente desde que conozco a mi mujer, ya hace más de 45 años…pero sólo los veía en los cuadros, en las fotos…. siempre como algo material, ….no iba más allá. Y llega ese descubrimiento y todos mis esquemas me cambian de la noche a la mañana, sin encontrar razón alguna sobre lo que me ocurre ya que todo me sucede sencillamente. A buen seguro que mi compañera de viaje, mi esposa, ha tenido mucho que ver en todo eso.

Y lo primero que notas en tu interior es algo muy especial, extraordinario. Sientes que aparece una fuerza, una energía que te hace ser diferente. Percibes que tus sentimientos y emociones son bien distintos a los que tenías antes; te das cuentas cómo algo superior te guía de forma sutil en tus actos diarios. También te das cuenta que las cosas que te ocurren ya no las ves de la misma forma. Empiezas a reconocer tus propios defectos, tus propios errores y los vas anteponiendo a los de los demás. Empiezas a ver las cosas positivas de cuanto negativo te ocurre a pesar de lo mal que lo puedas estar pasando, y lo más importante, te das cuenta que vas aprendiendo de todo ello a través de ese reconocimiento ya que vas corrigiendo esos defectos, esos miedos, …. y formas de vivir, haciéndolo con optimismo, con perseverancia, constancia, voluntad.

En definitiva se apoderan de ti las ganas por hacer el bien, porque tú estás bien, porque tu interior se armoniza y busca el equilibrio de las cosas, y sin que te des cuenta de ello irradias a tu entorno, a las personas que te rodean, siendo precisamente esa paz interior que estás logrando formar la que realmente va a ir creando asimismo un mundo de paz y amor a tu alrededor, ….el mismo que tú has sido capaz de crear en tu interior.

Y tengamos la seguridad, si ese es realmente nuestro deseo, que ellos, los ángeles nos irán allanando el camino marcado. Un camino que reconoceremos y no perderemos si somos capaces de andarlo, como se ha dicho, con alegría y amor, con humildad, expresando en todo momento la verdad, es decir, haciéndolo con sinceridad y honestidad, amando al prójimo como a nosotros mismos, siendo espejos para los demás, porque esa será la actitud que nos hará ser más amorosamente equilibrados (pues despertará en nuestro interior la energía de Miguel, el Ángel del Equilibrio); más amorosamente comprometidos (porque se unirá la energía de Gabriel, el Ángel de los compromisos); más amorosamente sanos y limpios de corazón (porque se complementará con la energía de Rafael, el Ángel de la Salud) y más amorosamente irradiantes (porque fluirá la energía de Uriel, el Ángel de la Irradiación)…y si ello lo percibimos así, tengamos la certeza que las energías de nuestros cuatro ángeles guardianes, de la mano de Anael, el Ángel del Amor, han despertado en nosotros.

Pero cuidado, no es fácil lograrlo, también están las Ángeles de la Oscuridad, son las Sombras de esas mismas energías de Luz, mucho más agresivas, que tratarán de impedir por todos los medios que dominemos esos miedos, dudas, tibiezas, así como los grandes apegos de nuestro ego, el apego a lo que poseemos o a lo queremos poseer, en lo material, en lo personal, en lo emocional, en el sentido esto último de querer dominar de alguna forma (con sutileza, persuasión, manipulación…) los sentimientos y emociones de las personas que tenemos a nuestro lado, de nuestra pareja, los hijos, la familia, los amigos, los compañeros del trabajo, etc.

Finalmente os digo que Descubrir y Amar a los Ángeles, significa descubrirte y amarte a ti mismo, a ti misma. Es un amor único que se oculta en lo más profundo de nuestro Ser y que nos hace evolucionar espiritualmente, y por qué no, también físicamente, ya que nos transforma, nos hace ser más felices, armoniosos, equilibrados, …y si sabemos cultivarlo en la forma que os he hablado, será precisamente esa transformación la que nos abra las puertas de una nueva consciencia.

Y como he dicho, para que afloren sus energías en nuestro interior tenemos que vernos tal como somos, quitarnos todas nuestras máscaras, reconocernos de forma sincera y honesta, dejando a nuestro ego en el olvido, pues no hay otra forma de ver al ángel que buscamos…. el simbolismo del espejo, dicho por un gran amigo, nos puede hacer comprender un poco más su significado, … “Si quieres ver un Ángel, mírate en un espejo…y si quieres saber cuál es el mejor espejo, mírate en quien tienes al lado…”. Lo que da a entender que debemos buscarnos a nosotros mismos más allá del espejo, pero a través del espejo, porque lo que veas en él será lo que tienes dentro de ti, y si lo que vemos, no nos gusta, no creamos que es de él, de ellos, no, ¡estamos viéndonos a nosotros mismos!, …y mientras no lo reconozcamos no podremos ver al Ángel del que hablamos, no podremos ver su virtud….lo tendremos dentro, porque siempre está, pero no lo tendremos disponible.

Lograrlo es posible!!. ….Sólo hay que comprender y querer. Todo depende de uno mismo!!! ….Pensemos por un momento en lo que significa dejar de mirar fuera, dejar de juzgar todo lo que hagan o nos estén haciendo los demás. Primero comienza por mirar dentro de ti, ocúpate de ti mismo, de ti misma, reconociendo y corrigiendo tus propias sombras, tus propios defectos, tus propios errores. Párate, por ejemplo, a reflexionar en qué medida tienes elevado tu orgullo, tu vanidad, tu prepotencia,… porque esa reflexión y reconocimiento serán los que te den las claves para que puedas empezar a conseguir que la luz prevalezca sobre la sombra y se vaya arraigando cada vez más esa luz en tu interior. Como bien nos dijo Jesús, “deja de ver la paja en el ojo ajeno y ocúpate de la viga que tienes en el tuyo”.

Y así con todos nuestros actos y acciones que realizamos diariamente, porque es así como funciona. Vuelvo a repetir, es muy importante para nuestra evolución espiritual comprender que el mundo interior de luces y sombras que seamos capaces de crear, será el mundo exterior que veremos a nuestro alrededor y no otro distinto.

Muchas son las formas de ver la vida y muchos los caminos que se nos van a presentar para poder alcanzar las metas propuestas, y en todos esos caminos vamos a encontrar grandes enseñanzas, ya que realmente son las escuelas de la vida, pues ¡qué mejor Aprendizaje que lo reconocido de nuestras propias vivencias y vivencias compartidas por los demás! La clave está en que seamos capaces de saber escuchar la voz de nuestro Yo interior, de nuestra intuición, de nuestro Ángel, y como no, también las voces de los que tenemos al lado, aprendiendo de todo ello con intención de aplicarlo, llevándolo a cabo con plena sinceridad, firmeza y compromiso. Si lo hacemos así, las energías de nuestros Ángeles irán aumentando nuestra propia luz y avanzaremos con paso firme en el camino propuesto. Digamos que esa es su misión.

Piensa que hay un Ángel que nace con nosotros. Una parte de él es de luz. La otra es de oscuridad. Es dual.

Y nacemos precisamente para saber de él. Para “despertarlo” y dominar sus energías a través de nuestros actos y decisiones diarias.

La pregunta sería….

¿CUÁL DE ESA PARTE DEL ÁNGEL ES LA QUE DESEAS REALMENTE “DESPERTAR” DENTRO DE TI?

La respuesta …..sólo está en ti mismo.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Energías de Luz, Sobre el Amor, Sobre el Dios interior y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s