Vemos lo que vemos, no lo que es

Meditaciones del día

ciegos elefante

Algunos parecen tener una confianza infinita en sus sentidos, y olvidan que su conciencia determina su visión.  La realidad es mucho más amplia que nuestra percepción de la misma, Dios es infinitamente más grande que la mejor aproximación que podamos hacer a Él…  No creo que la realidad sea relativa, pero estoy convencido de que nuestro conocimiento de ella sí lo es.

Voy a ponerte un par de ejemplos que a mí me han hecho pensar.  El primero me lo ofreció mi difunto abuelo.  Era como un niño: algo egocéntrico, inocente y sin maldad alguna…  Era incapaz de percibir la maldad, la doblez o la mentira en quienes le rodeaban…  ¿Por qué?  Porque no las albergaba en su interior…  Y, al final, sólo percibimos aquello que ya tenemos dentro.  El que tiene alma de ladrón, ve ladrones por todas partes.  El que no se fía de nadie, es poco de…

Ver la entrada original 292 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s