Libro de Samahel…. Habla Humiel

HABLA HUMIEL

(Foto: web de Samahel)

Enlace lectura publicada:

https://centroauri.wordpress.com/el-libro-de-samahel/721-2/habla-humiel/

“….Todo está dividido para vosotros los hombres en dos polos que la mente hace opuestos. Por un lado la materia con todo lo que podéis ver, tocar, degustar u oír, y por otro el espíritu con sus sensaciones, sentimientos, sabiduría, entendimiento y perfeccionamiento……. Vuestra tierra, y con ella la materia, es el escenario, vuestro escenario, para la superación de vuestros espíritus, pero los hombres la habéis tomado como lo único existente; así habéis creado en vosotros mismos un mundo en donde sólo podéis llegar a obtener aquello que podéis percibir con vuestros sentidos. Al querer apropiaros de todo aquello material que es de vuestro agrado nace la rivalidad haciendo todo despiadado y creando valores ficticios para cada cosa…….. No es el mundo de la materia por el que vosotros habéis de conseguir la Perfección, sino que en la materia existe lo suficiente como para que vosotros lleguéis hasta el Camino y pudierais ver en ella el reflejo de lo Alto y la vía para la comunicación con lo Sublime y con el propio Dios Nuestro Señor. Hoy el hombre todo lo habéis pisoteado y habéis sacado provecho para satisfacer vuestras bajas pasiones de lo que como Puente Celeste se puso en el mundo……..  Cuando vosotros perdéis vuestra verdadera Esencia por algo que de puramente material no sirve para nada, la consciencia se atrofia, al no ser escuchada y actuar en contra de ella, y los sentimientos se envilecen por no dar cabida a la buena voluntad innata en vosotros los hombres; esto es, perdéis la Pureza Divina del Ser……… Es en vuestra mente donde reside el Infierno que vosotros mismos inventáis y alimentáis y por el que os guiais hasta cegaros en vuestro espíritu y en vuestro camino de Perfección. Sois vosotros, y fuisteis, los que todo lo hacéis dual o antagónico porque algunos carecéis de Elevación. Vuestra mente es la que crea y resuelve las tentaciones y con ellas, las pruebas…….Vuestro cuerpo se creó masculino y femenino para que el uno también fuese complemento del otro, diferentes para que no se pudiesen Complementar, pero no opuestos como vosotros habéis hecho. …. Vuestros valores, los de la mujer y el hombre, en unión hacen que el cariño se haga más recto. Así, una sola cosa como es el espíritu utiliza dos formas materiales diferentes para que el uno dependa del otro y os ofrezcáis apoyo mutuamente, vosotras las mujeres como símbolo de la materia, y vosotros los hombres como símbolo del espíritu; ninguno sois mayores, pues el espíritu es idéntico y tanto se puede pertenecer a un grupo como al otro, pues así cada uno os elegís para superar vuestros fallos……(Libro de Samahel publicado)

Reflexión personal….

Materia – Espíritu

La materia es todo lo que podemos tocar, ver, oler, degustar, oír. El “mundo” donde sólo percibimos a través de nuestros sentidos y que tratamos de apropiar de todo lo material que nos agrada, naciendo de esta forma la rivalidad entre el ser humano para conseguirlo, creando valores ficticios para cada cosa, según interese, y de esta forma conseguir lo deseado por mor del engaño y la opresión hacia los demás. De esta forma, en el mundo material surgen dos “castas”: los ricos y los pobres. Los ricos luchan por sus intereses de grandeza y teme perder lo ganado y los pobres maldicen su destino. Pero todo esto es un “pacto” del Espíritu antes de volver a encarnarse en un nuevo cuerpo para superar las pruebas de su Karma y que él mismo ha elegido para lograr su propia Realización.

El Espíritu elige un cuerpo para su “realización” pero a lo largo de su nueva vida ese mismo espíritu se olvida de los pactos realizados, ya que serán las obras y actos que ese cuerpo lleve a efecto (nuestra personalidad y carácter) el que le lleve o no a su Realización (A semejarse al Dios Uno). Un cuerpo que puede ser masculino (símbolo del espíritu) o femenino (símbolo de la materia), creado para ser complemento el uno del otro y nunca opuestos (la entrega del uno en lo que al otro le falta y así haber unión y procreación).

En el Espíritu es donde radica la “Pureza Divina” del Ser, motivada por los buenos sentimientos y del buen hacer hacía los demás. En nuestro “Templo” interior es donde se recogen las energías de luz, como el amor, la generosidad, la nobleza, la justicia, ….y es en nuestra mente, en nuestros pensamientos, donde reside el verdadero “infierno” que el ser humano ha inventado y que alimenta continuamente.

El punto donde converge la materia y el espíritu (símbolo de dos rayas cruzadas en forma de aspa) es el punto céntrico del “circulo” (Universo), que alcanza en su equilibrio y donde precisamente converge la dualidad del ser humano. Uno sin lo otro no es suficiente y por ello son complementarios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Libro de Samahel y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s