Querer no es amar…

Estar para Ser

Cuando queremos, el que quiere es el “yo ego”, es el sujeto humano y solo es capaz de querer si acaso ha superado todos los condicionamientos que la idea de lo que el otro debe ser y hacer impone para liberar ese sentimiento. Querer es afectarse al otro y cuando nos afectamos a algo, se produce una conexión de necesaria bi direccionalidad donde además de afectarnos a aquel/lla somos, a su vez, afectados por el otro.

Como he explicado en otras publicaciones, la identidad que desarrollamos durante los primeros 30 años de vida, la cual es el “yo ego”, es decir, el “yo ser humano terrenal” hombre o mujer, alto o bajo, gordo o flaco, seguro o inseguro, etc. Esta identidad está basada fundamentalmente en “la necesidad”, lo cual nos impulsa a la búsqueda de lo que necesitamos para completarnos. Esa búsqueda entraña conflicto y la vida se transforma en…

Ver la entrada original 1.118 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s