La fuente de la Felicidad se encuentra en nuestro interior….

corazón

Así como la Sabiduría Primigenia se dispersó en el tiempo, así ahora vuelve a concentrarse en el Corazón.

Si vuestra felicidad depende de agentes externos, entonces no será estable, y cuando estos desaparezcan vuestra vida se derrumbará, dando paso a la tristeza y a la desolación.
Además, quienes dependen de agentes externos para su felicidad viven con miedo a perderlos y esto les impide ser Libres. Y por vivir con miedo viven muertos en vida y mueren como si no hubieran vivido.

Vosotros, si sois listos e inteligentes, no permitiréis que os pase esto. Para ello buscad aquella Felicidad que no depende de agente externo alguno, ni tampoco de ninguna circunstancia.

Buscad y encontrad esta Felicidad verdadera en vuestro Interior, entonces nada ni nadie podrá arrebatárosla y esta estará siempre con vosotros.

Buscadla y encontradla en lo Inmutable, en lo Inmanifestado, en lo No Nacido e Imperecedero. Sin más causa que Ella misma, sin más razón que el puro Ser, así es esta Felicidad.

Si queréis conquistar el mundo os perderéis a vosotros mismos, pero si renunciáis a esta conquista, marcharéis por el camino de encontraros.

Buscad la Fuente de la Felicidad verdadera que solo puede encontrarse en vuestro Interior, pues es de ella de donde procede el Agua Viva que da, a quien bebe y se sacia de Ella, Vida Eterna.

Practicando y profundizando en la Meditación, constantes en Ella, autodisciplinados y perseverantes, la reconoceréis como la Verdadera Naturaleza de la Mente, soporte de todos los seres y cosas, es el principio último que los constituye.

Si buscáis la fama, quedaréis aprisionados en la cárcel que vosotros mismos os habéis forjado. Pero si tratáis de pasar lo más desapercibidos posible, entonces podréis caminar libres por el mundo, viviendo felices, regocijándoos en vuestra Contemplación, y riéndoos de este gran drama ilusorio mientras los muertos en vida sufren y lloran a causa de su ignorancia, de su falta de coraje ante la vida y, en definitiva, de su falta de Amor.

Y es que la Felicidad, quien no la encuentre aquí y ahora, y dentro de este mundo también, jamás podrá encontrarla en el otro, ni en ningún otro tiempo y lugar.

Y quien hace de la consecución de riquezas materiales su fin en la vida, demuestra la necedad más grande, pues echa a perder su presente existencia.

Ciertamente, no es más rico ni tampoco más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita.

Si caéis esclavos del deseo, creéis entonces que os falta algo, y esto es ignorancia de vuestra Real Identidad, la cual es Plenitud Absoluta y Gozo Supremo e Incondicionado; entonces os sentiréis separados, infelices y vacíos. Pero si os liberáis del deseo, encontraréis ese otro Vacío que es, en sí mismo, Plenitud, pues no poseyendo Nada, Todo os pertenecerá y Seréis.

Agradeciendo a todos los maestros que, en el Maestro, me inspiráis.

(Compartido por Pablo Corazón Alado, facebook)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en sobre la felicidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s