Sepamos de nuestros Ángeles Guardianes y de sus energías de luz……. La Energía de Miguel

ENERGÍA DE MIGUEL

Una buena medida para ir fortaleciendo nuestro Ser interno es interiorizar día a día las energías de nuestros  Ángeles Guardianes, como son:  el equilibrio, de la energía de Miguel;  la valentía y compromiso, de la energía de Gabriel; la sanación interior, de la energía de Rafael, y finalmente, la irradiación lumínica, de la energía de Uriel, todas ellas que emanan del Ángel Anael, el Ángel del Amor.

Estoy convencido que si de alguna manera vamos sembrando sus Energías en nuestro interior, la ilusión, la alegría, la determinación,  la constancia, y otras muchas más, se harán presentes en nuestro ánimo, y será ese conjunto de cosas lo que motivará que nuestros proyectos, nuestras creencias, nuestros sueños, se hagan realidad, al menos, ese energético estado general nos lo hará ver así, manifestándose.

Desde pequeñitos siempre se nos ha hablado del Ángel de la Guarda y de su energía protectora, sobre todo al acostarnos con las palabras de bendición de nuestras madres o padres, haciendo que nos quedemos dormidos y relajados. La Iglesia Católica nunca ha reconocido que son cuatro (y a tres de ellos les llaman Arcángeles), pero no importa, la fundamental es creer, tener la certeza de que existen de alguna forma y que sus energías de luz están en nosotros, que nos protegen, y que son fundamentales e imprescindibles para nuestra evolución espiritual y personal a lo largo de esta nuestra vida y de las futuras que por el karma tengamos que nuevamente pactar.

La primera de ellas, la ENERGÍA DEL EQUILIBRIO, es la que emana del Ángel Miguel, que representa al elemento Aire y simboliza la custodia de la puerta del Este,  por donde el Sol nace a la vida diaria.

Somos conscientes que sin aire no hay vida. El aire lo necesitamos para respirar y para alimentar de oxigeno nuestro organismo. Sin ese aire nuestro cuerpo dejaría de funcionar, moriría.

El cuerpo es el vehículo, la envoltura que nos hace experimentar nuestras vivencias en el mundo de la materia, por lo que tenemos que cuidarlo y mimarlo con nuestra alimentación, pensamientos y acciones, para sentirnos felices y alegres. El aire representa el cambio.

En el Universo, en el Cosmos, todo es continuidad llevado a cabo a un Ritmo sistemático, planificado, … el movimiento de los planetas, el pulso o latidos del corazón de los seres humanos, los cambios de estaciones climáticas, verano-invierno, día-noche, … Todo se mueve como un péndulo (Polaridad) que va y viene a un mismo ritmo, lo que le hace ser considerado como Ley Universal.

Un excelente símbolo de este Principio de Polaridad es la figura del YING-YAN que simboliza que todo tiene un opuesto. Color blanco (positivo), color negro (negativo), y su forma ondulada dentro del círculo nos indica asimismo que estos dos contrastes no pueden existir el uno sin el otro, generando un equilibrio perfecto, pues no sólo nos habla de opuestos sino de iguales y opuestos.

Asimismo, en la vida del ser humano como integrante de ese Cosmos, y dentro de ese Ritmo y Polaridad, todo es dual, …. activo-pasivo,  negativo-positivo, odio-amor, reflexivo-insensato, generoso-egoísta, blanco-negro, … y así con todo. Por ello la importancia de lograr su correcto equilibrio en lo material y en lo espiritual. Los dos planos deben  actuar de forma  equilibrada, lo que sin duda alguna nos hará más sanos y saludables.

¿Pero cómo saber que lo hemos logrado? ¿Hay algún dato que nos lo indique?. Está claro que no lo hay, pues por ejemplo, si hablamos de calor o frio ¿qué temperatura sería la de su perfecto equilibrio para cada uno de nosotros? No habría dato fijo, pues lo que sería frio para una persona podría ser calor para la otra…. igual ocurriría en cualquier otra circunstancia. Como se ha dicho, es la dualidad del ser humano, la Polaridad en la que continuamente nos movemos y que por inercia cuanto más deseemos explorar un extremo más nos alejaremos del centro.

La vida une materia y espíritu y nosotros debemos buscar su equilibrio trabajando nuestro interior. Hay muchas formas de lograrlo y algunas de ellas ya se han indicado en este Libreto.

Así, pues, el logro de este equilibrio estaría en cada uno de nosotros a modo individual. En comprender bien nuestra propia polaridad, la que nosotros mismos consideremos razonable, y juntos, hacer un Todo más equilibrado y armonioso. Es decir, en nosotros mismos estará el decidir, el crear, si lo que percibimos o vemos en las personas y en las situaciones que se nos presenten en la vida se corresponde con lo que realmente sentimos. Y si algo negativo ocurre en nuestra vida debemos afrontarlo y ser capaces de buscar lo positivo de esa experiencia -no olvidemos que “Todo lo malo tiene algo bueno y todo lo bueno tiene algo malo”- ya que ese enfoque de actitud y razonamiento será precisamente el que nos haga encontrar el Camino más acertado para lograrlo.

Fuente: Libreto “EL ÁNGEL QUE LLEVAS DENTRO”… Enlace: https://centroauri.wordpress.com/libreto-el-angel-que-llevas-dentro/descarga-libreto/

Otros enlaces:

https://centroauri.wordpress.com/40-2/miguel/

https://centroauri.wordpress.com/40-2/invocacion-a-los-4-angeles-guardianes/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ángeles Guardianes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s