Calma Emocional

armonia interior

El estrés, la falta de tranquilidad, nos lleva muchas veces a caer en la irritabilidad y, en consecuencia, nos impide fomentar el buen trato, ni ser lo suficientemente delicados y amables para con las personas que nos rodean.

Vivimos en un mundo “caótico” que sin duda afecta al desarrollo de nuestras relaciones personales, amistades, compañeros de trabajo, grupos sociales, … donde la ausencia de valores es cada vez más patente y la competencia sin miras en las formas o maneras para el logro de todo aquello que queremos, o que deseamos tener, es también lo que prevalece.

Si vamos dando pasos para ir consiguiendo un nivel superior de consciencia, así como para también ir logrando ese equilibrio y armonía interior que deseamos, qué  mejor modo que ir enraizando en nuestro Ser esa virtud y energía de luz como es la Templanza. Una virtud que nos hará interiorizar la paz, la armonía interior, mejorar nuestra actitud personal, ser más flexibles y menos autoritarios, alejando esa angustia que nos aflora al pensar que esa situación en cuestión nos está superando y, en consecuencia, en no caer en el desánimo. Debemos establecer como estado natural de nuestro Ser interior sus divisas, lo que sin duda nos harán obtener la calma emocional necesaria para lograrlo, y que no son otras que la serenidad, la moderación y la prudencia.

La serenidad es saber aceptar las cosas tal como son, y en ese saber estará la sabiduría suficiente para ver cómo podemos cambiarlas si realmente de alguna forma pueden ser cambiadas. La serenidad es quietud de la mente y búsqueda del equilibrio interno, que a su vez, aunque parezca contradictorio, también nos hace ser determinantes, perseverantes en nuestras acciones y convicciones.

La serenidad hace a la persona más dueña de sus emociones, adquiriendo fortaleza no sólo para dominarse, sino para soportar y afrontar la adversidad sin afectar el trato y las relaciones con sus semejantes. El valor de la serenidad nos hará mantener un estado de ánimo apacible y sosegado aún en las circunstancias más adversas, esto es, sin exaltarse o deprimirse, encontrando soluciones a través de una reflexión detenida y cuidadosa, sin engrandecer o minimizar los problemas.

La Serenidad está muy relacionado con la paciencia, que no debe ser confundida con la pasividad, sino todo lo contrario, porque la paciencia es al mismo tiempo fortaleza, ya que unidas nos harán ver con suficiente claridad los problemas y pruebas de la vida, el dolor y su sufrimiento, haciéndonos fuertes de espíritu para así estar en condiciones de darles solución. Como se dice en el Libro de Samahel, la serenidad es como la mar en movimiento a través de sus apacibles olas.

Seamos pacientes….. al cultivar la virtud de la Paciencia nos hará comprender, padecer y soportar los contratiempos que nos surjan en nuestra vida diaria y nos hará reflexionar y aprender el modo de actuar, acorde con las circunstancias que nos estén estresando de algún modo. Es muy necesario no vivir acelerados. Es importante disponer del tiempo para charlar amigablemente con un amigo o amiga, así como de vivir y saborear las pequeñas cosas que la vida nos presenta.

La divisa de la moderación se podría definir como la cualidad de la persona que actúa con prudencia y de manera razonable, de la persona que mide sus actos y sus palabras, de la persona que no comete excesos, pero como virtud, la moderación es entendible en lo que podría significarse como el equilibrio de los extremos para el logro de esa armonía física y espiritual que al arraigarla en nuestro interior nos hará ver y dar el valor de lo justo a las cosas que hacemos, a nuestros actos y actitudes diarias, haciendo que poco a poco vayamos obteniendo la mesura, la prudencia, el orden, … dándonos fuerzas y  determinación, aunque pueda parecer contradictorio, y así ir logrando dominar a sus luces de oscuridad, que no son otras que el exceso, la desmesura, la ostentación, la soberbia, la vanidad, la ira, el orgullo, el fanatismo….

Practiquemos la no agresividad….. Si hablamos de no agresividad tenemos que hablar de Docilidad como ese valor que nos hace ser serenos, moderados, reflexivos, prudentes, conscientes de tener la suficiente humildad y capacidad para considerar y aprovechar las experiencias y conocimientos de nuestras propias vivencias y las de los demás, que de alguna forma nos llegan.

La docilidad nos ayuda a que seamos personas más sencillas… “Dijo El Señor… Si no os hacéis semejantes a los niños, no entraréis en el reino de los cielos..” … Un  simbólico camino interior de infancia que nos hará ser capaces de reconocer nuestra pequeñez ante la grandeza y perfección del Cosmos e identificar plenamente nuestra propia voluntad con la de nuestro Dios Amor.

Busquemos nuestra armonía interior… La Armonía es ante todo un estado de equilibrio interno que controla las emociones, los sentimientos. La Armonía es vibrante, luminosa, donde todo fluye con absoluta naturalidad, con gusto, con alegría, con entrega, consiguiendo de esta forma estar bien con uno mismo y con los demás.

La Armonía no está tanto en lo que se percibe como en el estado interior del que lo percibe, por lo que la armonía se encuentra dentro de cada uno de nosotros, y la regla o el baremo de tal armonía lo tenemos que dilucidar en nuestro interior. Porque Ser armónico es estar alineado con nuestro ser interno, con nuestros pensamientos, con nuestros sentimientos, con nuestras emociones, lo que está más allá de la personalidad y con la vida en general. Es vivir conscientemente, aceptando los momentos buenos y menos buenos como algo único, como algo que por naturaleza debe suceder, consiguiendo interiorizar cada acto, sintiéndolos, entendiéndolos, siendo coherentes con nuestros pensamientos, nuestras acciones, nuestros compromisos, haciéndolos fluir a los demás y aprendiendo de ellos.

El Ángel nos habla de cuáles han de ser nuestras divisas para conseguir armonía, de qué virtudes tenemos que cultivar, llevar a su práctica, … hay muchas, pero entiendo que la Humildad y la Bondad son claves para lograrlo. También nos dice el Ángel… sé infiel a tus sentimientos vagos, es decir que reconozcamos con el corazón, con total sinceridad, nuestras sombras y oscuridades, …  el ego, la vanidad, el orgullo, la intolerancia, y un largo etcétera…  pero al mismo tiempo procurando no caer en un exceso de virtud o de defecto, de luz o de oscuridad, porque eso haría romper el equilibrio que realmente buscamos. Y en eso está la clave de lograr el grado de armonía interior deseada, en su moderación.

(Extracto Libreto “EL ÁNGEL QUE LLEVAS DENTRO”..

https://centroauri.wordpress.com/libreto-el-angel-que-llevas-dentro/descarga-libreto/)

Reflexiones basadas en la energía del Ángel Hakamiah.- Ángel de la CALMA emocional (Web de Samahel). Esta energía hace que el Caminante descanse en el largo camino de la Iniciación cuando nos encontramos cansados o confusos, tarea para algunos puede llegar a ser muy difícil a causa de sus compromisos, pero este Ángel hace conscientes a éstos que no se rompe ningún compromiso contraído por el hecho de saber parar a tiempo, al contrario, una energía muy necesaria para el caminante…el buen Caminante sabe muy bien que las fuerzas tienen que ser bien repuestas para seguir adelante… “parar en el camino, tomar agua, descansar los doloridos pies, dormir….” … pero, como bien nos dice el ángel, el Ángel de la CALMA emocional, hay que saber hacerlo a tiempo y en forma. http://ellibrodesamahel.info/LuzCalendarioI.asp?Busca=HAKAMIAH)

ORACION

Que el descanso que propones,
Energía Hakamiah,
tranquilice mi espíritu y mi alma.
Sé que soy un Caminante por los senderos
donde las pruebas que nos hacen Ascender
también nos hacen reflexionar y parar,
para reponer las Fuerzas que necesitamos
hasta completar el camino
hasta la Cumbre donde me Transformaré.
Hoy pido tu celestial ayuda,
¡Oh Ángel que entregas el Agua reparadora en las paradas,
para que así refresquemos nuestra alma
con el fin de Proseguir en las andanzas del Espíritu!.
Hoy pronuncio igualmente el Nombre de HAQUEM,
el cual ocultas para que no sea mancillado
por la ignorancia o el orgullo,
Que la Luz de Binah me bendiga (+).
Amén. Amén. Amén

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aspectos de sabiduría, sobre la calma interior y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Calma Emocional

  1. Muy interesante Auri
    Saludicos 😉

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s