Las 7 llamas que alumbran nuestras percepciones y consciencia….

las 7 llamas

El “caminar” por las sendas de nuestra Vida debe estar acompañado de los valores que nos da la Fe en las energías de nuestro Yo divino interior; en el Amor que sale de nuestros pensamientos, palabras y obras; en la Libertad que otorgamos a los demás y que no somete a nadie; y en el Silencio o secreto que procede del Corazón y que no hace daño a nadie… porque Siete son las virtudes, las llamas que alumbran nuestras percepciones y consciencia… y que van de la mano de las Cuatro energías de nuestros Ángeles Guardianes, Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel, emanadas del Ángel Superior Anael, el Ángel el Amor.

Siete llamas que proceden de:

La Energía de la luz y de la vida, con su virtud de la Serenidad, que nos hará ser honorables, justos, ecuánimes, magnánimos y ricos en nuestra espiritualidad, así como saber descubrir las maravillas de los misterios ocultos, y que junto con la Energía de la materia y la muerte, con su virtud de la generosidad, nos hará ser investigadores, contrastadores, seguros y firmes en nuestras convicciones místicas, mostrándonos el poder de manejar nuestros pensamientos, emociones y obras. Energías de Luz que nos harán saber escuchar bien y comprender. Ambas energías son la Comprensión que Equilibra la materia.

La virtud de la pureza nos hará ser sensibles y románticos, haciendo aflorar sentimientos compasivos de los actos propios y para los demás, al mismo tiempo que también nos hace soñadores, intuitivos, afectuosos y dados a la investigación de los misterios, y junto con la virtud de la nobleza, nos hará ser conciliadores, pacifistas, amorosos, dulces, así como benevolentes con nuestros errores y aciertos. Serán los ojos (izquierdo y derecho, respectivamente) vigilantes de todo cuanto nos rodea.

La virtud de la sencillez hará que nuestra intuición se afiance y nos aleje de los peligros del mal, de la adversidad, haciéndonos conscientes de que debemos separar el “trigo de la cizaña” para alcanzar la Sabiduría, o “Arar y Abonar” el camino para plantar las semillas de la espiritualidad, y junto con la virtud de la moderación, nos aportará sabiduría para el conocimiento de los seres que persiguen nuestras mismas metas, será el olfato que nos llevará hacia la comprensión de nuestras virtudes y de las que no lo son, transformando los defectos en virtudes.

Y finalmente la energía del Corazón, que con su virtud de la actividad y diligencia nos hará sabios en palabras, después de pensar, intuir, ver, escuchar y callar. Convirtiéndonos de esta forma en mensajeros de la verdad y de la justicia.

(Reflexiones personales de lecturas del Libro de Samahel..)

(Extracto del Libreto: “EL ÁNGEL QUE LLEVAS DENTRO”… Enlace:

https://centroauri.wordpress.com/libreto-el-angel-que-llevas-dentro/descarga-libreto/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Energías de Luz y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s