Sobre la Virtud de la Laboriosidad….

laboriosidad

En el Libro de Samahel se nos hace ver cómo es el Camino Alfa de esta gran energía de los Doce Dobles. Una energía que en este Camino Alfa (símbolo del “Iniciador del Camino”) toma como divisas el candor, el estudio y la amistad primera renovada, haciéndonos sabios, pioneros y precursores de la gran Luz. Por el contrario, en su Camino Omega (símbolo de “El Sodomita”) nos llevará a la rebeldía contra lo establecido, a los celos, a la falsedad, a la sodomía y la lujuria, al libertinaje.

La Laboriosidad la podemos entender como la virtud propia de una persona activa, trabajadora, que lo lleva a cabo de forma intensa y constante para alcanzar las metas u objetivos que nos hayamos propuesto, no sólo para bien de uno mismo sino para contribución al bien de los demás, con espíritu de servicio, lo que sin duda hará de la laboriosidad un gran valor personal.

El ser humano es diligente cuando es activo, resolutivo, aplicado, y se ocupa y se esmera en la ejecución de las cosas que inicia. En lo material atiende debidamente sus obligaciones y compromisos diarios, tareas de la casa, atención a los hijos, a la familia, al trabajo, sabe planificarse y organizarse. En lo espiritual no ceja en la búsqueda del verdadero camino de su evolución, en ser capaz de oír la voz de su interior, de su intuición, poniendo todos los medios a su alcance para así encontrarse con su Dios interior. Ambos propósitos van de la mano.

Lo contrario a Laboriosidad es pereza, descuido, informalidad, impuntualidad, desidia…. Por eso, desde pequeñitos hay que inculcar a los niños esta gran virtud para que perciban claramente la importancia de lo que hacen, y sobre todo que lo vean con nuestro propio ejemplo. Los padres, madres, hermanos mayores, abuelos, todos, nos convertimos con nuestros actos en espejos donde mirarse, y sabemos muy bien que aprenden más que rápido.

Cultivando la virtud de la Laboriosidad el trabajo se convierte en fuerza transformadora y de progreso, que nos hará hacer las cosas propuestas por Amor, con Fortaleza (venciendo las dificultades o la flojedad para llevar a cabo nuestro trabajo, con Esfuerzo (con perseverancia y sacrificio), con Desprendimiento y Generosidad (con espíritu de servicio a los demás).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Doce Dobles, Libro de las 13 hojas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s