ÁNGEL SAMUEL…Regente del Martes

SAMUEL

(Foto: Obra pictórica de Miguel A. López Melgarejo)

Nombre de uno de los Ángeles de la Semana, regente del Martes, bajo los auspicios energéticos de Samahel, y cuyo nombre hebreo significa “¡Escucha a Dios!” o también “¡Oíd a Dios!”. Es también el nombre de un profeta del Antiguo Testamento.

La gema que vibra en consonancia con Samuel es el Rubí.

Color: Rojo Vivo.

Perfume: mirra

Virtud: El Valor -el empuje en las batallas- y la Fe; la sencillez.

Piedra o gema: el jaspe rojo (el granate también funciona muy bien); Rubí.

Su energía planetaria “Phaleg”. El Ángel de la Sencillez, emana del ángel superior Humiel.

Período el día: Crepúsculo

Relacionado con el Quinto Chakra. Visuddha. Significado: Purificación. Chakra Garganta

(Fuente: Web de Samahel… http://ellibrodesamahel.info/samuel/)

SIMBOLO DE LA HUMILDAD Y SENCILLEZ_Flores-lila1

Está escrito en el Libro de Samahel.. (Web de Samahel): “… SAMUEL, Ángel de los “Siete días”, regente del Martes, …. Cuando el Iniciado tiene en su interior la energía de este singular Ángel se vuelve atento a todas las manifestaciones divinas, sobre todo aquellas que pasan desapercibidas para el vulgo y que sin embargo son los verdaderos “Milagros”, carentes de rimbombancia pero encaminadores hacía la visión de las múltiples formas que Dios tiene para “hablarnos”, ….Su luz blanca nos trae Sencillez, mientras que su ausencia nos hace comulgar con la luz negra de Ababdón y entonces nos cubrirá la soberbia y la debilidad. Es el Ángel del ÍMPETU…”

Cuando su energía es arraigada en nuestro interior la divisa de la Sencillez, de un valor espiritual incalculable, hace que al Caminante se le abran las puertas de la Aceptación y de la Corrección, del repaso de sus valores, de sus actitudes, haciéndole al mismo tiempo fuerte de espíritu para alejarle de las grandes sombras que les son propias, como son la soberbia, el orgullo, la vanidad, la posesividad, la prepotencia, el egoísmo.

Porque Aceptación y Corrección es el aprendizaje que interactúa con la Libertad, esa gran divisa que nos proporcionará la autonomía y la confianza suficientes para ser capaces de comprender y corregir nuestro rumbo de vida. Es un estado de fuerza, de acción, que nos conducirá directamente a la autoestima, a la determinación por el logro de nuestros propósitos.

Una energía que debe estar siempre presente en nosotros para que nos haga ser capaces de reconocer nuestras formas de actuar, al vernos tal cómo somos, con nuestros defectos y con nuestras virtudes, al hacernos ver nuestros prejuicios sin razón y los juicios de valor que hacemos por las acciones de los demás, …de ver las cosas tal como son, siempre con humildad, con sencillez, aceptando todo lo que nos ha pasado y aprendiendo de ello.

Una persona sencilla es una persona natural y será precisamente esa naturalidad la que le atraiga la consciencia necesaria para crear pensamientos y sentimientos profundos de empatía y de sensibilidad hacia cuanto recibe del exterior, llámense personas (relaciones humanas) o cosas (relaciones con la naturaleza, con nuestra madre Tierra) y también de altruismo y desprendimiento, porque igualmente sabe valorar que lo importante no es lo que tiene sino aquello que afecta o viene de los demás, todo ello caracterizado por el deseo de hacer el bien, sin apariencias, haciéndolo de verdad, de corazón.

Sencillez es apertura de corazón y de mente, es quitarnos las máscaras, y eso sólo es posible si van de la mano de la humildad y de la sinceridad, alejándonos de las envidias, de los egos personales, de los prejuicios, de la altanería,  del materialismo.

De la persona sencilla surge la generosidad y el apoyo hacia el otro se hace incondicional. Es un valor que nos hace apreciar los bienes materiales que poseemos con verdadero altruismo y naturalidad. Es la conciencia que nos hará ver y replantear nuestros propios valores.

Podríamos decir que la virtud de la sencillez es aquella que nuevamente nos hará volver a nuestra niñez, a ser niños de nuestra propia inocencia y buena fe.

Seamos también humildes……

La humildad es la divisa del alumno, del aprendiz que sabe de sus limitaciones y de sus debilidades, de la persona que ama a su prójimo de forma desinteresada, incondicional, con espíritu de servicio, sintiéndose igual al otro, diferente, pero igual, para nada superior.

La humildad no nos viene sola, le preceden el arraigo de otras muchas virtudes que se podrían considerar hermanas, son virtudes que le acompañan, que van de la mano y que motivan que finalmente la humildad se manifieste… entre ellas, la bondad, la mansedumbre, la misericordia, la modestia, la moderación, la serenidad, … y muchas más.

¿Qué pasos podríamos seguir para arraigar en nuestro Ser interior estas grandes virtudes?

  • Tengamos a los demás por mejores que nosotros, tratando de descubrir sus virtudes, sus buenas actitudes, dándole muestras de nuestra admiración.
  • Reconozcamos y admitamos nuestros errores y defectos  con la firme voluntad de corregirlos, y si se ha ofendido a otros, hacerles llegar las sinceras disculpas.
  • Alejémonos de nuestros orgullos y egos admitiendo nuestras limitaciones y necesidades, aceptando nuevas ideas o cambios que sin duda tenemos que llevar a cabo.
  • Tengamos siempre presente el espíritu de servicio a los demás en su justa medida.
  • Usemos la palabra de forma respetuosa en todo momento, sepamos escuchar a los demás antes de opinar sobre algo y sobre todo no prejuzguemos las primeras impresiones de conocer a una persona.
  • Tratemos de ser moderados evitando en todo momento la agresividad verbal y física.
  • Procuremos ser positivos y dar ánimos en vez de criticar.
  • Sepamos ser agradecidos en todo momento y nunca alardeemos de nuestros logros.
  • Tengamos siempre presente en los actos que llevemos a cabo que realmente somos alumnos y no maestros. Siempre hay mucho más por aprender.
  • El compartir, bien sea valores o cosas materiales, así como el perdón a ofensas recibidas, son la máxima de la humildad.

La humildad es la lección que más duele, pues es la que de algún modo planta cara a nuestro ego y le hace retroceder en su orgulloso avance interior.

(Del Libreto: El Ángel que llevas dentro)…. Descarga gratuita: https://centroauri.wordpress.com/libreto-el-angel-que-llevas-dentro/descarga-libreto-primera-parte/

Otros enlaces relacionados:

https://centroauri.wordpress.com/divisas-del-caminante/sencillez/

https://centroauri.wordpress.com/divisas-del-caminante/sencillez/martes-angel-regente/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ángeles de la semana y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s