ÁNGEL ANAEL, Ángel Superior y regente del Viernes

HABLA ANAEL

(Foto: Obra pictórica de Miguel A. López Melgarejo)

El nombre de esta virtud significa en hebreo “Favor de Dios” y es uno de los siete Ángeles Superiores, en cuya energía de Amor se agrupan los llamados “Ángeles Guardianes” que velan y guardan al Iniciado. Cuando la virtud de Anael amanece en el ser humano este se siente partícipe de una gran capacidad de Amor, rayando con la mística. Las personas así “tocadas” se convierten en “radiadores” de esta misma Gracia de Dios hacia todo lo que les rodea.

Anael es uno de los Ángeles que se manifestó en la cima del Puig Campana, donde colaboró en la redacción del A.D.A.M.A. y también uno de los más de 60 que dictan el Libro de Samahel, así como un largo texto (aún hoy día inédito) de despedida en la última década del siglo pasado. Su energía vibra con el perfume de la rosa y con el color del mismo nombre que esta flor.

Iconográficamente se le representa como un niño níveamente vestido y una rosa en sus manos, o bien con un joven de larga cabellera rubia vestido de verde el cual lleva en su mano sostenido el sello que lo atrae.

Este Ángel superior es invocado para todo lo concerniente al Amor y sus múltiples aspectos, máxime cuando, a causa de su Amor, es también uno de los siete “Ángeles de los siete días” gobernante simbólico del Viernes en el que se le suele invocar, y es entonces cuando su energía vibra con la esmeralda. La luz blanca de Anael trae al caminante la nobleza; más su opuesta, la luz negra de Lilith atrae la envidia y el odio. Es el Ángel del Amor.

Color: Verde

Perfume: La Rosa (mejor, Rosa de té)

Virtud: Nobleza.

Piedra o gema: Esmeralda (igual, esmeralda en bruto)

Su energía planetaria “Hagith”. El Ángel de la Nobleza, que emana del ángel superior Samahel.

Período el día: AURORA

Relacionado con el Segundo Chakra. Svadhisthana (que significa: “Morada propia” a través de la ternura, la dulzura). Chakra Sacro.

(Fuente: Web de Samahel… http://ellibrodesamahel.info/anael/)

¿Simbólicamente qué nos dicen los Ángeles sobre esta virtud?

Está escrito en el Libro de Samahel y de Tahariel que a través de las Energías del Ángel Anael (regente del Viernes) y del Ángel Planetario HAGITH (regente de Venus), que simboliza “Lo que asciende de la Tierra al Cielo”, ambos como ángeles de la nobleza, harían del ser humano unas personas conciliadoras, pacifistas, amorosas y dulces, ya que estarían impregnadas de virtudes, valores o divisas tales como:

  • El Amor (para que lo repartan por allá donde se dirijan).
  • La Unión (para que armonicen lo separado, lo opuesto y equilibren lo desequilibrado).
  • La Belleza (para dar gracias a Dios de continuo bendiciendo las maravillas de su creación tan Armónica y Excelsa).
  • La Espiritualidad (para alabar las grandezas de las múltiples Virtudes que convergen en Él).

Y que junto con el Ángel Bohuel, nombre de uno de los llamados Ángeles de Conciencia, que se traduce del hebreo como “Vacío de Dios “, y que simbólicamente nos habla de las cosas inservibles que el Aspirante a Iniciado debe dejar atrás, como por ejemplo, los miedos, fobias y supersticiones que denotan la “no Consciencia” de la Sabiduría.

Sombra o Luz opuesta: LILITH, que atrae la envidia y el odio.  Provoca el rencor, la lascivia, el capricho con el sexo. Es rompedor de relaciones, enfermizo en la relación de pareja, celoso hasta llegar al maltrato y el crimen, y depravado en las actuaciones personales ante quien considera es de su propiedad.

El Ángel Superior Anael, cuyo nombre se traduciría como “Favor de Dios”, representa al AMOR con mayúsculas en todos sus aspectos. Tanto en nuestras relaciones personales, como en las demás ya sean familiares –hijos padres etc.. o como catalizador e intercesor de uniones. Y como no, también se ocupa de la amistad verdadera. De su energía Superior emanan las energías de nuestros cuatro Ángeles Guardianes, que cultivándolas en nuestro interior nos harán ser amorosamente equilibrados, amorosamente comprometidos, amorosamente sanos y amorosamente radiantes.

¿Y qué pensamos nosotros de esta Virtud de la Nobleza?

He leído un texto subido en Internet donde se dice que la nobleza es el equivalente al estado más alto o evolucionado del ser humano, y por ese motivo, desde la antigüedad, se daba el título de nobles a la aristocracia, al ser supuestamente los que daban ejemplo de las mayores virtudes y dotes superiores entre los hombres y mujeres de su época, aunque, en la realidad, la posición privilegiada de esa aristocracia les llevaba a vivir una existencia muchas veces petulante, corrupta y cruel.

Y esto es lo que me ha hecho pensar que realmente es ahí donde podemos encontrar la clave del verdadero significado de la virtud de la Nobleza, pues la nobleza no nos la dan los demás, nos  la ganamos nosotros mismos siempre que seamos capaces de saber realmente como somos, de saber descubrir nuestros verdaderos valores, sentimientos y emociones, y en consecuencia comprender la verdadera valía de nuestros actos.

Y esa consciencia espiritual será la que nos dé el “toque” que necesitamos para despertar en nuestro interior esta gran virtud y poder así entender que su origen sólo está en nuestra propia conducta y en nuestras propias obras, cuando éstas son llevadas a cabo abiertamente, sin hipocresías ni manipulación alguna, es decir, con la Verdad por delante, con honestidad y honradez.

¿Y qué entendemos por ser honestos,  honrados?

La honestidad es una condición fundamental para las relaciones humanas, para la relación de pareja, la amistad y la auténtica vida comunitaria.

En el plano superior, es la cualidad primordial del Amor, cuya energía es sentida por los demás en el “Corazón”. Es una forma de vivir, congruente entre lo que se piensa y la conducta que se observa hacia los demás, y que nos exige dar a cada quien lo que le es debido. Es todo lo contrario a la hipocresía, la mentira y la falsedad.

Es la persona que actúa en base a la verdad y la auténtica justicia.

Es ser genuinos, auténticos, íntegros. Es la esencia que mantiene los buenos sentimientos, así como la satisfacción y aceptación entre las personas que están junto a nosotros, familia, amigos, entorno de trabajo, entorno social, etc. Sin estas cualidades no puede haber bases fuertes sobre las cuales puedan prosperar las buenas relaciones, es más, es muy importante que el “corazón” de cada individuo se llene del deseo de dar y recibir Amor sin restricciones. Sin ello, no cabe la divisa de la Honestidad.

Y si realmente pretendemos ser honestos, debemos empezar por enfrentar y asumir con valor nuestros defectos, buscando la manera que resulte más eficaz para corregirlos y superarlos, llevando a cabo acciones que mejoren todo aquello que afecte a nuestra propia persona y, en consecuencia, a nuestros semejantes. Ello supone aprender a rectificarnos ante un error o una sinrazón y cumplir sin distinción con nuestras labores, grandes y pequeñas, lo que sin duda alguna impregnará nuestra vida diaria de confianza, seguridad, respeto, en definitiva, de armonía y amor.

Debemos comprender que la nobleza y la honestidad no solo consiste en ser “francos” (entendible como la capacidad para decir la verdad) sino que se basa en que seamos capaces de asumir y tener la intención de hacer que esa verdad sea sólo una y que no dependa de personas, consensos ni opiniones; que las cosas las hagamos con verdadera autenticidad e integridad, siendo valientes a ese respecto con nuestros actos. Sin duda alguna que con su práctica real se logra la  nobleza interior de la que estamos hablamos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ángeles de la semana y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s