Ángel Gabriel, Ángel Guardián y regente del Lunes

GABRIEL

(Foto: Obra pictórica de Miguel A. López Melgarejo)

Uno de los cuatro Ángeles Guardianeso tutelares del Iniciado cuya representación luminosa se sitúa en el Norte y simboliza al elemento tierra (la materia). Su nombre en hebreo significa “Valiente de Dios” o “Valentía de Dios” siendo el Ángel de los fíat, los pactos y los compromisos. Según el Corán fue este el que se reveló a Mahoma, y es fácil leer su nombre en todos los anuncios de maternidades virginales y tardías. Como Ángel guardián le corresponde la gema llamada Ónix y su perfume sería el Jazmín (símbolo de pureza).

Gabriel es también uno de los Ángeles de la Semana, de las huestes de Samahel en este caso, y rige el Lunes. Cuando esto es así la gema que vibra con su energía es la Perla, y su luz blanca trae para el Iniciado, como no, la pureza, mientras que su ausencia atraería a la luz negra de Belial que conlleva la lujuria y la cerrazón y falsedad espiritual.

Según el Libro de las 2000 páginas y el Apocalipsis de Juan, este Ángel “viste de crisoprasa” y es uno de los que dictó los crípticos textos en los que está basado este glosario. El nombre de esta virtud en árabe se escribe como Jibrail. Es el Ángel de los Compromisos.

Color: blanco puro luminoso.

Perfume: Azahar ya sea en esencia -unas gotitas sobre los pulsos y las sienes bastará-o bien en incienso..

Virtud: Pureza

Piedra o gema: Piedra luna (gema) y su nombre técnico es abdularia.

Su energía planetaria “Phul” -la de la luna-, Ángel de la Pureza, emana del ángel superior Samahel.

Período el día: Tarde-Noche

Relacionado con el Sexto Chakra. Ajna. (Que Significa: Percibir). Chakra Entrecejo.

(Fuente: Web de Samahel…http://ellibrodesamahel.info/gabriel/)

¿Y qué nos dicen los Ángeles simbólicamente de esta virtud?

Está escrito en el Libro de Samahel y de Tahariel, que a través de las Energías del Ángel Gabriel (como regente del Lunes), cuya luz blanca trae para el Iniciado la pureza, y del Ángel Planetario Phul, regente de la Luna, que representa a la “Iluminación” (color blanco), las cuales nos hacen impregnarnos de virtudes relacionadas con:

  • El Aprendizaje (pues la vida está llena de pruebas a tomar como enseñanza).
  • Nuestra parte Femenina (Maternidad Espiritual, produciendo en uno mismo la semilla del Amor).
  • La Mentalización (que nos permitirá retener todos los símbolos que vayan apareciendo en nuestro camino).
  • La Profecía (que nos ayudará a decir las cosas con Verdad y acierto, no con falsa videncia ni elucubraciones).

Y que junto con el ángel Ravayael (el ángel del aprendizaje y la acreditación) nos hará alcanzar el estado de consciencia (6º estado) de la espiritualidad.

Luz opuesta (negra): BELIAL, que conlleva la lujuria y la cerrazón y falsedad espiritual…. Es la más vil de las “Sombras” del ser humano y se le representa siempre como un joven bellísimo y atractivo.

¿Y qué pensamos nosotros sobre esta Virtud?

Consultada la información disponible en la red sobre la virtud de la Pureza, prácticamente toda ella está orientada a decir que es símil de Castidad, pero lo que más me ha llamado la atención y convencido es la siguiente: la Pureza es “finura, belleza del alma”, y en ese sentido yo añadiría más, la Pureza es “limpieza del espíritu”, y será precisamente esa limpieza de espíritu la que determinará la profundidad de las demás virtudes de la persona.

El Amor está íntimamente relacionado con el sexo, no a través del sexo buscado, sino a través de la relación amorosa de dos personas enamoradas que se quieren, se desean  y que son fieles a ese Amor. Y de esa forma, al igual que la Castidad, esa Relación amorosa también es limpieza de corazón, del espíritu.

Al cuerpo físico, que es lo que caracteriza a las personas en su imagen, todos tratamos de cuidarlo para que esté sano y bien dispuesto. En el plano espiritual, la Pureza se entiende como esa virtud que cuida y perfecciona el Alma a través de nuestros pensamientos, nuestras emociones, que nos ennoblece, nos dignifica, y nos hace fuertes ante las tentaciones de nuestra propia vida, al mismo tiempo que nos da paz y nos hace ser gratos a Dios.

La Pureza busca el amor auténtico, el amor a Dios, a la familia, a la pareja, llevándolo a cabo de forma limpia, sin falsedades, transcendiendo la belleza, el deseo de los sentidos, en definitiva ¡amando! Y será en ese proceso donde encontraremos la verdadera felicidad y dicha interior.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ángeles de la semana y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s