Mensajes del Ángel… Libro de Samahel (I, 2, 62 71)

Nuestra mente distingue dos “polos” que hace opuestos, por un lado, el Espíritu que nos hace sentir sus sensaciones, sentimientos, sabiduría, entendimiento y perfeccionamiento, y por otro, la materia que es todo lo que podemos ver, oír, oler, degustar, tocar, naciendo la rivalidad entre el ser humano para conseguirlo, creando valores ficticios para cada cosa, según le interese, y de esta forma conseguir lo deseado por mor del engaño y la opresión hacia los demás.

Así, de esta forma, en el mundo material surgen dos castas: los ricos y los pobres.

Los ricos que luchan por sus intereses de grandeza y temen perder lo ganado y los pobres que maldicen su destino.

Pero todo esto es un pacto del Espíritu, antes de volver a encarnarse en un nuevo cuerpo, para superar las pruebas de su Karma y que él mismo ha elegido para lograr su propia Realización o Perfección (llegar a semejarse al Dios Uno).

El Espíritu elige un cuerpo para su Realización, pero a lo largo de su nueva vida ese mismo espíritu se olvida de los pactos realizados, ya que serán las obras y actos que ese cuerpo lleve a efecto (nuestra personalidad y carácter) el que le lleve o no a conseguir el ser semejante a Dios.

Un cuerpo que puede ser masculino (símbolo del espíritu) o femenino (símbolo de la materia), creado para ser complemento el uno del otro y nunca opuestos (la entrega del uno en lo que al otro le falta y así haber unión y procreación).

En el Espíritu es donde radica la Pureza Divina del Ser, motivada por los buenos sentimientos y el buen hacer hacía los demás. Y es en nuestro “Templo interior”, en nuestro “Corazón”, en lo que simbólicamente se denomina “Graal”, donde se ubican cada una de las energías de luz, y es en nuestra mente, por nuestros pensamientos convertidos en acciones, donde reside el verdadero “infierno” que el ser humano ha inventado para sí mismo y que continuamente alimenta. Porque Dios es Amor y por lo tanto no castiga, sino que nos enseña o corrige con su Amor

AURI

(Reflexiones personales lectura Libro de Samahel – Habla Humiel)

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Libro de Samahel, Mensajes del Ángel, Reflexiones Libro de Samahel y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s