Mensajes del Ángel… Libro de Samahel (I, 3, 166 186)

El Amor no es observar. El Amor es actuar. El amor es generosidad, justicia, al mismo tiempo que libertad. El Amor no se enseña, se muestra.

El Amor se contagia, no se impone como una norma, y cuando se Ama, la ofensa que el otro nos haya proporcionado se corrige con la palabra, se perdona pero no se olvida para de esta forma aprender. Es el aprendizaje del Amor.

Lo que nos enseña a Amar son las circunstancias que nosotros mismos originamos, no las circunstancias que vemos en los demás.

El que ama es creador de su propio efecto, de su compresión.

La virtud del ángel, en este caso, la virtud el Amor, se crea por nuestros propios sentimientos y del sentimiento de Dios hacia nosotros. Y para irradiar amor hay que estar lleno de Amor, para de esta forma irradiar lo que nos sobra.

Son las circunstancias que por nuestros actos y decisiones provocamos las que nos enseñan y no las circunstancias que motivan los demás. Sólo se puede cambiar reconociendo nuestros propios defectos, de aceptarlos y corregirlos, y serán precisamente esos cambios los que hagan también cambiar en la misma dirección los sentimientos y actitudes de las personas que tenemos a nuestro lado. Y si con ese ejemplo no lo conseguimos, la mejor solución es apartarse y tomar otros caminos.

AURI

(Reflexiones personales lectura Libro de Samahel – Habla Amigdel)

Esta entrada fue publicada en El Libro de Samahel, Mensajes del Ángel, Reflexiones Libro de Samahel y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s