Mensajes del Ángel… Libro de Samahel (I, 3, 206 212)

El ser humano está constituido por energía densa, materia. Tiene un principio (nacimiento) y un final (muerte del cuerpo) y durante la vida de ese cuerpo entiende de tiempo y espacio (presente y pasado, aunque realmente sólo conoce de pasado, ya que vivido el presente, éste se convierte de inmediato en pasado).

En lo que llamamos como Dios nuestro, la energía Suprema, ninguno de estos concepto tiene significado. Es el Eterno Presente que no entiende de pasado ni de futuro.

Hemos de vivir como si mañana no volviésemos a despertar a la materia y dándonos cuenta momento a momento del Juicio propio que deberemos hacer ante la energía Suprema, lo que denominamos el Dios Único.

De esta forma entenderemos que Dios es Amor, que nos enseña o corrige con su Amor, y por lo tanto, en base a ese Amor no castiga, ni con enfermedades ni muerte, pues la muerte física es la liberación de nuestro Espíritu.

Llegada la muerte física, si el Espíritu  logra la Perfección, ya no tendrá la percepción del Pasado-Presente o Futuro, sino que se habrá unido al Todo, al eterno Presente.

Deberemos cuidar el cuerpo y conservarlo tal como es durante cada una de las etapas de su vida, niñez, juventud, madurez y vejez, aceptándolo tal cual es.

AURI

(Reflexiones personales lectura Libro de Samahel – Habla Zacharael)

Esta entrada fue publicada en El Libro de Samahel, Mensajes del Ángel, Reflexiones Libro de Samahel y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s