Generosidad

CASSIEL. Ángel de la Generosidad

(fuente: Obra de Miguel A. López Melgarejo)

En el plano material la generosidad la podríamos definir como el acto de dar a los demás, en forma material o física, normalmente en dinero, y que se hace de forma altruista, desinteresada, sin esperar nada a cambio. Un gesto, que bien humano, es muy necesario realizar para intentar paliar en la medida de nuestras posibilidades las necesidades básicas de nuestros semejantes que no tienen medios suficientes para cubrirlas, y que en muchos casos, se tratan de necesidades vitales.

Pero la generosidad va más allá si somos capaces de elevarla a un plano superior, como son los planos emocional, sentimental o espiritual, porque la generosidad es dar también otras cosas que a veces son mucho más complicadas de dar, llámense afecto, amor, comprensión, consuelo, amabilidad…. hasta manifestar una sonrisa podríamos decir que es generosidad. Y en ese sentido, del Amor, esta divisa o virtud de la generosidad es fundamental, pues sólo la podríamos entender como la entrega de parte de nuestra vida a los demás, una entrega que sin duda alguna nos proporcionaría la llave que nos abrirá las puertas de las demás virtudes y de nuestra propia consciencia, y desde esa perspectiva, podríamos decir que la generosidad es la semilla que siembra el Amor. Así, por ejemplo, una persona que ha sido capaz de cultivar en su interior bajo el prisma del Amor, virtudes como la tolerancia, la benevolencia, la templanza, …y ello a base de dominar su prepotencia, su altanería, su orgullo…sería impensable que lo hubiese logrado sin antes haber despertado otras virtudes, entre ellas, obviamente, la generosidad. 

Otro acto de generosidad, que es superior, es la generosidad de saber y querer perdonar, puesto que para perdonar hace falta tener una gran voluntad de aceptación y tolerancia, así como de disponer de un gran deseo de servir a los demás. Y no se trata de quitar importancia de lo que las otras personas nos pueden haber hecho, ni de ser ingenuos, sino de comprender y reconocer la necesidad de esa persona a recibir amor, a recibir nuestra generosidad por algo en que nos haya ofendido, esforzándonos en mostrarle que no le hemos rechazado por lo que ha hecho, puesto que le aceptamos y confiamos plenamente en sus posibilidades de mejorar. Y si de alguna manera armónica no lo podemos conseguir, pues no pasa nada, lo importante ha sido haberlo intentado. Y será precisamente esa intención la que nos hará evolucionar espiritualmente, ayudándonos a alcanzar la verdadera alegría y la satisfacción del deber cumplido, pactado en un momento dado con nuestro interior Divino. El Amor.

¿Y qué nos dicen los Ángeles de forma simbólica sobre esta Virtud? 

Está escrito en el Libro de Samahel y de Tahariel que a través de las Energías del Ángel Cassiel (como regente del Sábado) y del Ángel Planetario Aratrón (como regente de Saturno), que representa “La Materia” (color marrón o negro), como ángeles de la Generosidad, hacen del ser humano verdaderos investigadores y contrastadores, haciéndolos asimismo bien asentados, seguros y firmes en sus convicciones místicas… es decir, los impregnan de virtudes como: 

La Maestría (para comunicar con rectitud y libertad sus experiencias).

La Paz (para que sean capaces de consolar los corazones afligidos y apesumbrados de nuestros semejantes).

La Protección (para proteger nuestro cuerpo, alma y espíritu ante las energías y situaciones adversas, ya sean de pensamiento, palabra, acción u omisión).

La Luz (para que puedan aclarar y disipar las tinieblas que ensombrecen los momentos de sus vidas y los caminos a andar).

Y que junto con la energía de Tohiel (el Ángel de Conciencia de la Voluntad Primera) les haga alcanzar el primer “Templo” o estadio de Consciencia (el estadio de Consciencia del Cuerpo físico, o primer “Palacio”, cuya “puerta” abre el Ángel Tahariel, Portero angélico y auténtico “Guía espiritual” de los “Caminantes” en sus pensamientos, palabras, acciones y silencios).

SOMBRA O LUZ OPUESTA: ASTAROTH, que conlleva a la dependencia de la Materia y del Espíritu (avaricia, soberbia). Provoca los celos, envidias y orgullo. Es la Oscuridad de la persecución contra los Iniciados en la Luz.

AURI

Enlaces:

Ángel de Luz Cassiel (Libro de Samahel): http://ellibrodesamahel.info/LuzCalendarioI.asp?Busca=CASSIEL&Grande=1

Ángel de Luz Aratrón (Libro de Samahel): http://ellibrodesamahel.info/LuzCalendarioI.asp?Busca=ARATR%D3N&Grande=1

Ángel de la Oscuridad: ASTAROTH (Libro de Samahel): http://ellibrodesamahel.info/LuzCalendarioI.asp?Busca=ASTAROTH&Grande=1

PROPÓSITOS PARA CULTIVAR ESTA VIRTUD

No criticar. Entendiendo que cada uno tiene su propio “camino” a descubrir y seguir.

Tratar de ser tolerantes y comprensivos en todo momento.

Aprender a compartir, haciéndolo por la satisfacción de saber que hemos ayudado y no por el propio ego de esperar el agradecimiento.

Aprender a escuchar a los demás

Ser bondadosos y respetuosos, teniendo el máximo acercamiento con los demás.

Cultivar la amistad, haciendo amigos nuevos.

Brindar nuestro apoyo a quienes nos lo solicite.

Sonreír todo lo posible; una sonrisa es señal de conexión con uno mismo y con los demás. La sonrisa hace milagros en nuestra transformación interior.

Rechazar la violencia

Sentirse cómodo y a gusto con uno mismo, cuidando nuestro cuerpo e imagen física.

Aprender a desprendernos de lo que realmente no necesitamos, efectuando una donación siempre que se pueda, bien económica, material, de tiempo, de trabajo, …haciéndolo con amor y desprendimiento.

Reconocer lo positivo de lo negativo. Toda experiencia negativa tiene su causa y aunque requiere práctica e intención, siempre hay en ella una perspectiva positiva que hay que saber descubrir.

Cultivar el perdón. Soltando los resentimientos y pensamientos que nos aten a alguien con quien no queremos estar vinculados. Si hay deudas o rencores que nos amarga la vida, olvidémoslos y tratemos de liberarnos de las emociones que los estancan. El universo nos lo recompensará.

Dominar nuestra dependencia de la Materia y del Espíritu, alejándonos de la avaricia y la soberbia, que provoca en nuestro interior los celos, las envidias y el orgullo, las “sombras” que atacan con más virulencia a los Iniciados en la Luz.

Ver Videos seleccionados con esta Divisa: https://centroauri.wordpress.com/category/divisas-del-caminante/

Anuncios

2 respuestas a Generosidad

  1. centroauri dijo:

    La generosidad se conecta con muchas virtudes, para ser generosos, debemos saber primero que grado de generosidad tenemos y como lo podemos saber…¿haciendo un análisis de sangre? pues no, mirar, mirar lo que somos en esencia ante situaciones en las cuales debemos actuar generosos, sí, generosos, pero a la vez justos. Creo yo que la generosidad es aprender a dar del corazón pero también aprender a recibir……y por qué? porque más fácil es dar al otro, pero complicado recibir del otro. se entiende no? a ver…..una vez me toco ayudar a un chica que tiene un negocio cerca de donde tenía el mío, necesitaba ayuda, cuando uno batalla la vida sola, pues por más que digan que las mujeres podemos todo, sabemos que tanto mujeres como hombres se complementan. son necesarios. y cómo yo sé lo que es batallar la vida sin un hombre que camine a mi lado, pues comprendí que debía ayudarla, tenía que arreglar el negocio de ella antes que vinieran a revisar los del estado, obvio, hay laburos que las mujeres no podemos hacer, pero bueno, yo no podía dejar que timaran a esa chica por estar al frente de un negocio sola, así que nada, me ofrecí a ayudarla de onda, de buena onda, dejamos ese negocio listo para la inspección. y gracias a dios esa chica NO tuvo que pagar la millonada que le pedían para arreglarlo. el tema fue que una vez pasaba por el frente del negocio de esa chica y me llama, me dice: Ro! veni, veni! me acerque super sonriente y le dije, si? veni, acércate más y me acerque y tomo mí mano y me entrego dinero. yo le dije: NO! yo te ayude de onda, para que no pagaras por los arreglos, no, por favor, me haces sentir mal, yo te ayude a cambio de nada. y sabes que me dijo esa chica?……RO, recibe lo que te doy, por favor….lo mío también es de onda….no me hagas sentir mal….yo sí recibí tu ayuda que sabía que era de corazón, por qué no podes recibir de corazón lo que te doy?………y fue allí hermano que entendí algo muy importante…..así como de corazón damos, también debemos recibir de corazón lo que nos dan, ese es el equilibrio….allí encontré la clave del valor de la generosidad…..(Roxana Poeta).

    Me gusta

  2. centroauri dijo:

    La generosidad caracteriza al corazón noble y compasivo. Mas allá del acto caritativo, implica el desarrollo de una cierta sensibilidad – o compasión – que nos vuelve dispuestos a dar nuestra posesión mas preciada, que somos nosotros mismos. Cada día podemos ser generosos en acciones pequeñas.Practicar la generosidad ejercita al corazón: cuanto más se da, mas se fortalece……(María Recio)

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s