Moderación

Color violeta. Símbolo de la Transmutación, el cambio, la transformación energética de nuestro Ser interior. (Libro de Samahel)

La moderación se podría definir como “la cualidad de la persona que actúa con prudencia y de manera razonable,…. de la persona que mide sus actos y sus palabras, de la persona que no comete excesos…”.

Pero como virtud, la moderación es mucho más que eso, porque la moderación puede ser entendible como el equilibrio de los extremos, sin duda muy necesario para el logro de la armonía física y espiritual, ya que al arraigar esta virtud en nuestro interior nos hará ver y dar el valor de lo justo a las cosas que hacemos, a lo justo de nuestros actos, de nuestras actitudes diarias, haciendo que poco a poco vayamos obteniendo otras divisas, como son la mesura, la prudencia, … para finalmente obtener ese orden y armonía que vamos buscando, … divisas que nos darán fuerzas y  determinación, aunque parezca contradictorio, para ir dominando a sus energías de oscuridad, que a buen seguro son tantas o más como energías de luz sea capaz de despertar.

Y para lograr asentar esta gran virtud de la moderación en nuestro interior, deberemos comprender que hay que actuar en la vida con verdadero sentido común, siendo paciente y reflexivo, desechando los miedos, los deseos, los egoísmos, las pasiones, los excesos …y sobre todo, comprendiendo algo tan sutil como los protagonismos que puedan hacernos sentir así por nuestra propia razón entendida.

Quiero recordar unas palabras dichas sobre el Amor por un gran amigo y maestro, y que vienen muy acordes, entre otras virtudes, con la virtud de la moderación. Dice así…“Si de verdad queremos Amar (despertar algún día en nosotros a Anael, el ángel del Amor) deberemos antes destruir nuestras ansias de amar…” …efectivamente, lo que nos quiere decir es que tenemos que ser conscientes que no es posible amar con esa intencionalidad, con esas ansias o ambición de amar, pues no podemos “caer” en sólo querer para uno lo que uno quiere para sí mismo sin importarle para nada lo demás. Y lo mismo ocurriría con cualquier otra faceta o vivencia de nuestra vida diaria que fuese hecha en los mismos términos.

La Transmutación es el cambio, la transformación de nuestro Ser interior, de nuestros defectos en virtudes, de nuestras sombras en luces, de nuestras energías negativas en positivas, porque Transformación es descubrir ese “mago” interior nuestro que nos hace ver que lo divino no está “fuera” sino “dentro” de nosotros, y que los cambios realmente se inician desde “dentro” porque así los reconocemos y tenemos la voluntad de hacerlo. Que sepamos que nunca podremos cambiar el “mundo” exterior sin antes haber cambiado el nuestro interior.

¿Y qué nos dicen los Ángeles simbólicamente sobre esta divisa?

Está escrito en el Libro de Samahel y de Tahariel que a través de las Energías del Ángel Sachiel (como regente del Jueves y como Ángel de la moderación) y del Ángel Planetario Bethor, regente de Júpiter, que representa la “Transmutación” (color violeta o morado), el ser humano puede llevar a cabo su “revolución espiritual” interna, ya que les hará vencedor de todos sus defectos, transformándolos en virtudes y capacitándoles para influir en su entorno, impregnándose con virtudes relacionadas con:

La Bondad (para ayudar a sus semejantes siempre que pueda hacerlo).

La Bendición (para aligerar los “tortuosos caminos” de la vida y hacer un mundo mejor y más amoroso).

Los actos benefactores (para colmar de alegría y paz a cuantos se crucen en su camino).

La Transmutación (para cambiar lo negativo en positivo; la Muerte en Vida; la enfermedad en Salud; la oscuridad en Luz).

Y que junto con la Energía de Emeshel (el Ángel de Conciencia de los Desapegos) les hará alcanzar el tercer Estadio de Consciencia (el Estadio de la Consciencia de la Inteligencia) y conseguir los desapegos necesarios que de otra manera entorpecerían la verdadera Iniciación, el auténtico pacto de uno mismo con la Divinidad, ya que los verdaderos caminos hay que cruzarlos sin lastres ni pesadas cargas para aliviar nuestro espíritu y llevarlo hasta el “Templo” de la Auto aceptación y el Auto compromiso, única premisa para ser a la postre un Iniciado real.

SOMBRA O LUZ OPUESTA: GRIMMAL que atraería la gula y la permanencia o estabilidad en el punto oscuro, la no-superación de la prueba.

AURI

Enlaces:

https://centroauri.wordpress.com/divisas-del-caminante/moderacion/jueves-angel-regente/

Ángel Sachiel (como regente del jueves). Libro de Samahel):
http://ellibrodesamahel.info/LuzCalendarioI.asp?Busca=Sachiel

Ángel planetario Bethor (Libro deSamahel):
http://ellibrodesamahel.info/LuzCalendarioI.asp?Busca=BETHOR

Ángel de la oscuridad Grimmal (LIbro de Samahel):http://ellibrodesamahel.info/LuzCalendarioI.asp?Busca=GRIMMA

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s