Habla Biriel

BIRIEL

Ángel Biriel (Fuente: Obra de Miguel A. López Melgarejo)

Dios dijo a Moisés: ” Estos libros enséñalos al pueblo, pero estos otros no los muestres, sólo a los elegidos que serán mis sacerdotes”, y después Dios, en el cuerpo de Jesús el Nazir, volvió a deciros: “No deis las cosas santas a quienes no las entiendan, mejor guardadlas vosotros para que no las destrocen a ellas y a vosotros”. Fuimos las mismas Virtudes que les servimos los testigos mudos de todas estas cosas, y las veladoras de todos los misterios. Ahora es Dios el que nos envía para hablaros a vosotros precediendo Su Venida a este vuestro mundo, allanándole no ya Su Camino que lo tiene llano, sino ayudándole como servidoras para que Él encuentre vuestro interior totalmente maduro, manso y fértil al mismo tiempo.

Este mundo donde vivís se volverá contra quiénes, teniendo de verdad la Sabiduría, se intenten escapar de sus cánones.

Sed valientes, sí, pero al mismo tiempo sed cautos. Si exponéis, vosotros los escogidos, vuestro cuerpo a la maldad del hombre perverso, no lo hagáis así con vuestro espíritu, porque podríais perder ambos al mismo tiempo. Vuestra carne la perderéis por su odio, y vuestro espíritu o lo que enriquece a vuestro espíritu lo perderíais porque ellos se apropiarán de lo bueno que sabéis y lo tergiversarán para su propio provecho.

Sed cautos, humanos, y aunque estéis en esta fría tierra haced el “paraíso” de nuevo, que habite en vosotros, aunque la incomprensión os haga daño. Debéis hacer vuestro propio mundo sin escapar del que estáis, ya que ello es imposible.

Amar es hacer la vida posible y llevadera al que tenéis al lado pero teniendo en cuenta que sus vidas no son parecidas unas a otras por lo que no debéis someter nada a vosotros; hablo de la personalidad y las personas, de la voluntad.

Como Dios, de nuevo, nos ordena nombrar: “Amaos unos a otros y seréis pues los elegidos y llamados Arriba “Hijos Suyos” y seremos nosotras las que, en el final de este Tiempo os sacaremos de la oscuridad de este Infierno sellándoos sobre la frente el sonido “THAU” que os salvará de todo lo maligno.

Os hemos hablado de vuestra naturaleza, de vuestra Constitución divina. Y ahora nos dirigimos a vosotros otros, a los que buscáis y no halláis, a los que llamáis y nadie os abre, a los que pedís y nada se os da; no porque en vuestro interior no tengáis fe sino porque no sabéis como hacerlo ya que los siglos y las religiones os han equivocado. Muchos pediréis una manifestación nuestra, una sutil ayuda al menos por nuestra parte, otros tan sólo pediréis vernos para tener una prueba. Pensad que el primer paso lo debéis dar vosotros, que vuestro interior así debe desearlo habiéndolo, eso sí, despojado de su esencia todos los conceptos equívocos. Mirad que es bien sencillo llegar a tener una comunicación con nosotros; para que así sea sólo debéis hacer lo que vuestra Conciencia os dicte que está bien hecho absteniéndoos por el contrario de lo que es un perjuicio para otros o vuestra naturaleza.

A veces somos nosotros los que debemos comunicarnos con vosotros, como es llegado este caso, y esto ocurre cuando debemos prepararos para un notable acontecimiento ó cuando un Mundo va a sufrir una renovación desde sus cimientos. Así entonces nuestros mensajes son la semilla de la Sabiduría que germina en quienes carecen de Suprema Imperfección y conocen en su vida la Ciencia de Dios Nuestro Creador, es decir “El Efecto”, o dicho con otras palabras,  “la Ciencia de poner Nombre a las cosas de las que sois dueños”, teniendo en cuenta que “Nombre” lo dicto cuando me refiero al “conocimiento de la materia que lo posee”; conociendo el Nombre, el que lo lleva impuesto se somete a la voluntad del que lo Conoce. ¿Habéis olvidado que Dios Nuestro Creador os dijo: “Toda la naturaleza está a vuestra disposición” ? Pues bien, también la naturaleza os obedece y se anima o muere a una sola palabra del que Conoce y Posee; es decir, al Efectista. Pero esta ciencia de Dios puede perjudicaros si la empleáis con malos fines o para hacer simplemente el Mal.

Os entregamos la luz que disipa las tinieblas que oscurecen vuestra mente. Entenderla y aplicarla con justicia y con equidad, obrad Maravillas con el Efecto, pero desengranad antes todos los Símbolos que no tienen palabras y que otros Emisarios os dictarán. ¡ Cuidado, pues estas son las Perlas que no debéis entregar a los “puercos”, estas son las Letras que se deben guardar en el Arca del Conocimiento y que se encuentra en el Interior del humano señalado con la THAU , este es el Libro que, una vez asimilado es dulce en Sabiduría y amargo al no poderlo Comprender la mayoría.

El mundo en que vivís es de vicio, y el mayor de vuestros vicios es la envidia. Si ven que poseéis la Verdad — os hablo a vosotros los que ni los tabúes, ni los dogmas estúpidos, ni los prejuicios han hecho ni hacen mella en vuestro interior —, que sois los elegidos porque vosotros así lo habéis querido, y contáis con el beneplácito de vuestro Padre del Universo, tratarán de perjudicaros y dañaros no ya sólo física sino moralmente.

No os engañéis: las profecías deben cumplirse para Gloria de Dios y vosotros estáis llamados a ser apaleados, torturados, desahuciados por Amor a lo que del Señor Vuestro Creador sale. No en vano seréis llamados Bienaventurados en este y otros mundos, y sentiréis la recompensa en vuestra Contemplación.

El Mal os acechará en el momento en que no seáis los peleles de esta tierra o de vuestra caduca sociedad, sino de lo Elevado y Sublime, y cuando seáis capaces de decir: ” Energías del Mal, yo os expulso de este lugar en el Nombre que está sobre todo nombre”, porque será en este momento, que ya es llegado, en que la Tierra toda esté sometida a la Negatividad por haberse desequilibrado la Balanza. Las sectas que obran, no sólo el Mal, sino la adoración de lo Antiespiritual y Antisalvatorio pulularán en fecha muy próxima. Seréis acusados y vilipendiados de cosas que no habéis hecho y se barajarán vuestros nombres junto con los nombres de los perversos, mezquinos, equivocados y bajos. Jurarán que sois del Adversario y sus juramentos quedarán escritos en el Libro de la Muerte… Vosotros predicad con el ejemplo, haced incluso parodias del mal que encontréis, haced un mundo aparte en vuestras vivencias y huid de los falsos carismas, destronadlos con vuestra palabra de sus posesiones, desbancadlos si no dicen Verdad, desenmascaradlos sin apropiaros de nada de ellos, no sea que se os vea como apestados.

A lo viejo ahuyentará lo nuevo que es Veterano porque es el rescate de lo Primero, la Verdad ahuyentará a la mentira como la luz disipa la oscuridad que, existiendo, no puede contra el resplandor. Lo que no entendáis o no veáis, que lo confirme vuestra animosa Fe fuera del orden natural. Que vuestra Fe deseche la maldad de este vuestro mundo y que la desvele ante los ojos de los réprobos que no se escandalizan porque la comparten. No prestéis oídos a las mentiras y las promesas de los vanos cultos y sectas que a vuestro alrededor pululan y que atentan contra la verdadera Fe de vuestro interior y que pueden matar vuestro verdadero Poder y Efecto, pues el mal os acechará porque entonces será llamado Rey y Señor de la Tierra y aquí tendrá sus dominios, será su poseedor durante Mil Tiempos y luchará para no ser desposeído de los espíritus que con él se condenan. Huid de las garras de los cultos abstractos que tenderán a clavarse en vuestras mentes para destrozar el Trono que Dios tiene puesto en vosotros. Serán duros los momentos que os toque vivir, escogidos de Dios, y pensad que incluso a vosotros os tentará la materia y la equivocación como está escrito. Sabed de antemano que estaréis en la hora en que el Bien y el Mal estarán en continua lucha, sed cautos y astutos, pues el mal acechará en todo y esta tierra será de sus dominios; en esos días en que esto ocurra reinarán 72 horas de intensa oscuridad y no veréis la luz del Sol, el día será mas negro que la más oscura de las noches; os aviso: no salgáis entonces a la calle, cerrad puertas y ventanas y a nadie abráis cuando esto ocurra, pues la misma energía del Mal adoptará la apariencia de vuestros seres más queridos y, encaminándose hasta vuestra morada, os requerirán vuestro favor de que le dejéis pasar ¡ Pobre del que sucumba a esta petición!. Iluminaros con velas y cirios benditos en un día dos de Febrero, porque ninguna energía ni aparato humano natural o artificial funcionará en esas tristes horas.

Serán los días del triunfo de Satán, rey y señor de la Oscuridad y la Tierra, jefe de los humanos y abogado de los espíritus exiliados. ¿Y que encontraréis después? Al mundo agonizante pero distintamente nuevo a como os lo podéis imaginar. Atrás quedará el recuerdo de una gran señal que aparecerá en el cielo de todo el planeta: una THAU que irá del norte al sur, del este al oeste. También quedará atrás el aviso que os hacemos: las sectas del Mal pulularán por todos los rincones de vuestro mundo justo cuando exista el próximo eclipse total de Luna y ésta se coloree de rojo. Todo comenzará en Valencia por ser precisamente el lugar donde una carga energética positiva se desarrollará durante años. Después de este eclipse guardaos de la negatividad colocando tras las puertas de vuestros hogares una CRUZ (THAU) símbolo de radiación de Dios en el Universo que atrae la Esencia del propio Equilibrio Divino como escudo a vuestro interior y vuestro entorno; alimentad vuestro espíritu como os cuidáis en alimentar vuestras necesidades del cuerpo, pues será en esos días que vienen más importante incluso lo primero que lo segundo. Los hombres negativos, perversos, de vida disoluta, seguidores y alimentadores de la Maldad se encontrarán entonces a gusto pero, como un boomerang será para ellos el mismo mal que alimentaron y alimentan disponiéndose a recibir cien por cada maldad que hayan cometido porque el verdadero engaño que ofrece el Mal es el de aparentar que protege al que lo alimenta, revolviéndose después a morder como una pantera muerde en el cuello con una dentellada limpia y certera.

Los espíritus del Mal están por debajo de nosotros, pero son aún más poderosos en cuanto que acuden con más prontitud ante las llamadas y los estados de ánimo adversos de vosotros los humanos; es por esto por lo que en esos días que se avecinan, principio de los Mil Tiempos de Horror, tendrán más seguidores, contando incluso con jefes y poderosos de los gobiernos de vuestro mundo, y lucharán todos a una por hundiros a vosotros, los elegidos, en el fango de sus torpezas, sus equivocaciones y su manipulación que conduce al terror de los sentidos y al desvarío de la mente.

No diga este mundo: “Dios castiga”, pues se equivoca. Mejor diga: “Hemos desequilibrado la Balanza, hemos hecho triunfar el Mal y por él estamos comenzando a sufrir; hemos desahuciado a Miguel, energía del Equilibrio, y por esto nos ha dejado huérfanos. ¿Nos lamentaremos pues de que los ángeles de destrucción vengan a destruir lo que ya está perdido y necesita, no sólo limpiarse, sino comenzar en el Orden del Principio?”. No es un castigo lo que os viene sino la Justicia que sin gritar con la boca ha gritado vuestro Interior en el Pacto con Dios. Así lo habíais estipulado y así se hará.

Guardad pues vosotros, elegidos sellados con la THAU por Gabriel, lo que os hemos hecho partícipes y sabéis. Guardad a buen recaudo vuestro Efecto que opera lo que el profano llama “milagros”. ¡Dichosos los que creísteis lo que Dios dijo: “Lo que yo hago, así vosotros haréis, porque unidos en el Final seremos Uno como al Principio” y lo habéis puesto en práctica! No en vano seguisteis los consejos de Dios cuando pronunció: “Si vuestra fe fuese mínima, diríais a una montaña que se arrojara al mar y ésta os obedecería”, y habéis tenido la Fe que consigue el Efecto que caracteriza a los que estáis en el Camino de la Perfección. Si a Jesús el Nazir, que era Dios encarnado, su generación le dijo: “Sabemos que de Dios vienes porque de lo contrario no harías tales prodigios”. ¿Qué no se dirá de vosotros pues, que con vuestro Efecto realzáis la realidad de que Dios reside en vuestro interior y así proclamáis que Dios es Verdadero?.

Seréis bienaventurados porque demostráis la veracidad de las palabras de Jesús y al mismo tiempo ensalzáis al Impronunciable. Guardaos pues vosotros, elegidos en lo que carece de Bien y Mal, vuestro Efecto como el más preciado tesoro pues es lo único que atestigua que venís de parte de Dios vuestro y nuestro Señor.

Todos estáis mezclados: jefes de estado, reyes, pobres y ricos. Los ricos tenéis los placeres de la Tierra, compráis incluso los ritos, y os sobra el efímero dinero con el que malgastáis vuestras vidas en lujos y orgías. Pero vosotros los elegidos, encontraréis la salvación y merecerá la pena presentarse ante los otros y demostrarles que les falta algo, que vosotros poseéis lo que ellos nunca podrán comprar, lo que todo el oro del mundo no puede cegar con su brillo: la Verdad, el Saber que Él os brinda a todos lo que Entendéis. Nosotros somos los intermediarios entre Dios y vosotros, somos como el río que lleva vuestros mensajes y damos fe de vuestros juicios buenos o malos. Si estáis en vías de perfección os aseguro que os ayudaremos; mas si vuestro comportamiento resulta nefasto nosotros desapareceremos y nuestro hueco lo llenarán los espíritus abominables, llenos de envidias, avaricia, celos, crudeza, autoritarismo, enfermedad, destrucción, crimen… y os comportaréis tal y como ellos, ya que son de vuestra creación.

 (Fuente: Libro de Samahel)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s