Habla Metatrón

METATRÓN

Ángel Metatrón (Fuente: Obra de Miguel A. López Melgarejo)

Bondad, maldad; vida, muerte; finito, infinito; blanco y negro. Todos los antagonismos dejarán de serlo cuando se unan a la Perfección, cuando todo deje de tener sentido y todo tenga más sentido que nunca, cuando el hombre deje de ser hombre y sea el que Es.

Todo está en vuestra decisión porque así lo quisisteis y es la tentación para quien no es merecedor de ser llamado Hijo de Dios, para quien no está en el Camino de la Perfección que lo reclama como parte integrante del que Es, Fue y Será; cuando el infinito deja de serlo para Ser; cuando el Conocimiento ya sea superior a vuestro Sentimiento y a la Sabiduría, cuando los espíritus estemos a vuestro alrededor y guiamos y protegemos al que entra en el mundo que supera a todos los mundos. Porque el bien y el mal no existen, sino que son la torpe elección del humano que no es capaz de dejar de discernir y unirse a su Divinidad para ser lo que en principio fue.

Nosotros fuimos creados para servir al que era superior a nosotros: al hombre. Mas ha sido el propio hombre el que ha antepuesto al servidor por encima de él mismo. Vosotros los humanos que habéis sido y sois capaces de crear de vuestros sentimientos con una energía que es Universal y Divina y dotar de inteligencia a vuestra creación, os postráis incomprensiblemente y adoráis a vuestra propia creación como superior a vosotros, cuando en realidad nosotros los ángeles no estamos para hacer el bien o el mal, sino Justicia.

No cabe discernir entre la consecuencia del bien y el mal cuando con ellos se opera, pues siempre obráis bien a los ojos de unos y mal a ojos de otros según sus propios intereses o sus movimientos. Lo únicamente real es la verdadera Justicia que guardáis dentro y que es la más importante parte que os une a Dios Nuestro Creador; cuando obráis con esa Justicia, vuestro veredicto nunca es desacertado, ni injusto, sino que es capaz de hacer el bien a quien así se lo merece y el mal a quien con esa arma quiere jugar.

Sabed que no sólo de bien se compone Dios, sino que es Perfección sin antagonismos, y Justicia en Su Propio Sentido. Todo, tanto el bien como el mal, se unen intrínsecamente para ser lo que los creó, Dios Único; mas cada uno es una Virtud o un Defecto, según su función en el Cosmos o en este infierno llamado Tierra, creado así para que no llegaseis a superar al Creador, sino para que le sirváis en la Idea de Creación.

El hombre que no tiene Conocimiento opera su Efecto o su proceder con uno u otro lado opuesto sin saber que no existe dualidad en la Perfección, y así creó un mundo donde todo es dual y opuesto, donde adora a uno y desprecia al otro, ignorando que los dos se atienen a la Justicia y son servidores y creación de Dios Único. No se trata de que continuéis por un solo lado, pues entonces siempre seréis incompletos; ni de servir a dos señores; sino de fundir los polos opuestos para llegar a la Incomprensión de bien y mal, donde ya no existe el antagonismo y donde todo se funde para ser Uno Sólo. No en vano la perfección es Una sola y no dos, es la Unidad donde todo se funde y carece de sentido; por ello Dios Único es superior a su adversario y es capaz de perdonarlo cuando llegue la hora y su adversario tenga que “obedecer” a Dios Único en su Justicia y Orden porque es creación Suya; excepto en vosotros los hombres que no comprendéis tal cosa y hacéis del adversario algo tan fuerte como Dios, o lo adoráis como a Dios, pues aún siendo adversario de Dios Único está por debajo de los hombres que tienen el Conocimiento del Camino hacia la Perfección.

La hora de la luz está ahora con vosotros en vuestro mundo, la hora en que los grandes misterios sean al fin desvelados se encuentra, como estaba anunciado por nosotros mismos y por los profetas, ya sembrada entre vosotros, tanto los que creéis como a los que os cuesta trabajo creer por vuestros estereotipos racionales. Ya no existe más tiempo, ya no existirán más dudas alrededor a no ser que vosotros, tras esto, os las fabriquéis en vuestra ceguera, mas ahí nadie, ni aún nosotros, tendremos ya la culpa. Todo se os dirá, todo se os revelará, todo es como se os dictará por boca de otros y por la mía propia.

Miguel, el poseedor de las llaves celestes simbólicas y guardián del Equilibrio en vosotros y en el cosmos, ya os dictó la clave del Principio en vosotros. Yo os digo, ahora, en esta montaña que ya es Sagrada: Dios Nuestro Creador y Señor es Incorpóreo, no tiene manos aunque todo la abarca; no tiene pies aunque se asienta sobre todo; no tiene ojos aunque todo lo Ve; no tiene oídos aunque todo lo Sabe porque lo Oye. Para hablar induce a sus Profetas, para manifestarse y hacerse visible me escoge a mí, que soy Su Rostro sin ser físico. Yo fui quien habló repetidas veces con Abraham y me manifesté en Mambré. Fui igualmente yo el que con aquel hice el pacto y el que puse a prueba su Amor y entrega a Dios al pedirle la vida de su hijo Isaac. Fui el Ángel del Señor que se manifestó en compañía de Gabriel y Camael ante su tienda y los encargados, yo, de hablar, Gabriel de anunciar el feliz embarazo, y Camael el encargado de quemar el territorio de Gomorra a través de sus ángeles de destrucción. Fui igualmente yo quien en nombre de Dios dictó a Moseh las Leyes en el Sinaí —que no las llamadas mosaicas— para preparar al mundo hacia la forma de Perfección. Yo hablé con Buda como maestro interior y le comuniqué lo mismo que a Moseh: “sois Dios”. Yo hablé a Mahoma tras haber éste escuchado a Gabriel en el Lugar Sagrado y en su Montaña. Y también a dos de ellos los cegué — se cegaron en su atrevimiento— con la energía no de la palabra sino de su tozudez por lo que ambos debieron ocultar sus rostros tras lo que creyeron que era causa de la contemplación del rostro de Dios: Moseh y Mahoma. Y ambos, repito, moldearon las Leyes para hacerse con el pueblo creando dos religiones en lugar de hablar la Verdad dictada, por lo que sus imágenes jamás fueron en la posteridad avistadas; fue el precio por sus caprichos.

Nadie pudo nunca ver el rostro de Dios sino el mío, el de Su Ángel, y en esto Dios, Jesús el Nazir dijo, como Dios encarnado, la verdad a todos vosotros: “nadie jamás vio el rostro de Dios, ya que Él es incorpóreo”.

Es, por ello os lo hablo con la boca de Él, la hora en que todo se separe: lo blanco, de lo negro; el trigo, de la cizaña… En una palabra, lo Verdadero de lo meramente inventado, que es a fin de cuentas lo falso. No os escandalicéis vosotros los que no Entendéis. No os rasguéis las vestiduras vosotros otros que creéis en esto una blasfemia. Vosotros, los demás otros, no anatematicéis esto que os digo, porque es Palabra que viene del Cielo para todos los que queréis Ver la Verdad o Intuir la magneficencia del Señor el Innombrable, el que no se conoce y por lo tanto nadie se puede apropiar de Él porque está separado de vosotros y es Único y por consiguiente incognoscible para vuestro intelecto dual.

Ha sido esta manifestación Verdadera porque el propio Dios encarnado en Jesús el Nazir os mostró la verdadera esencia divina dentro de cada uno de vosotros, y la Esencia Innombrable de la Magneficencia tan sencilla, paradójicamente, que habitaba en un cuerpo sin perder las Esencias que lo caracterizan: Creación, Orden y Espiritualidad. ¿Y habiéndose Revelado el Propio Dios a vosotros para comunicaros que sois la misma Cosa, tengo yo, Su Ángel, el derecho de no revelarme? No, en realidad ha llegado la hora, que es ésta, en la que todos los misterios, como os digo, sean revelados para terror de unos y regocijo de otros.

Una señal os mostraré que marcará las Grandes Señales de la degeneración del género humano, escuchadla atentamente: “Cuando en una localidad israelí aparezca, desenterrado, el Becerro Cananeo sabed que significará que el poder idólatra materialista comenzará a surgir en la tierra. La fecha del triunfo guerrero del Mal será antes de 1.992, y para entonces la nueva señal que recibiréis será que, en Roma no vivirá este Pontífice Católico, en Arabia será sacudida la luna y el fuego arrasará España en aquella estación. El Mal prevalecerá y los estados se someterán los unos a los otros como preludio del triunfo de la materialidad que durará sólo un tiempo ya que en 1993 (Calendario gregoriano) no tendréis moneda que valga lo suficiente tras haber confiado a vuestra suerte. ¡Y mirad que tendréis avisos de la desolación económica mundial!”.

Llega el tiempo, y os repito que estáis ya en él, en que parecerá que hoy triunfa algo para, a continuación, ese algo no prevalezca. Os parecerá que un polo de la cultura es la Verdad para, a continuación, descubrir horrorizados el error cometido; y es que es tiempo de lucha y revolución, del cambio de lo establecido, de la muerte de lo que conocéis y del parto doloroso de una nueva humanidad. ¡Estad en vela y uniros vosotros los que sabéis que lo dictado es veraz!.

Loado fue Dios en Jesús el Nazir por haber dado, en su Eterno Amor, esta segunda oportunidad a todos vosotros para que comprendieseis los misterios ya Revelados. Porque a tanto llegó su Amor que se encarnó en un cuerpo como el vuestro para hablaros como si uno de vosotros, inferiores a Él, se tratase; y tal fue Su sencillez que, después de dar ejemplo, os abrazó en esa primera oportunidad en este planeta y os concede una segunda antes de los momentos de las Grandes Pruebas que salvaran a unos y Juzgarán a otros por Mil Tiempos donde reinará junto a ellos el Mal que fue alimentado desde tiempo inmemorial.

Y loado sea Dios mi Creador por otorgar a este mundo la visión de los que nos manifestamos, y la Sabiduría de quienes, para bien, tomen nuestros mensajes teniendo en cuenta que Él Mismo, por Su Propio Deseo, demostró, transformando su muerte en Vida, a lo que vosotros llegaréis a Ser tras la muerte física, y dejando para horror de los agnósticos, de los que dicen ser ateos, la puerta visible y tangible de la huella de su cuerpo transformado en Energía Viva de la cual nosotros partimos un día.

Que todo os vaya bien.

 (Fuene: Libro de Samahel)

Una respuesta a Habla Metatrón

  1. Pingback: Libro de Samahel…..Habla Metatrón | CENTRO AURI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s