Habla Asturel

Asturel

 

Ángel Asturel (Fuente: Obra de Miguel A. López Melgarejo)

También en este tiempo os narré que germinaría lo Plantado desde hace siglos, y mi palabra es verdadera cuando hoy os digo, cuatro Ramas para que así lo comuniquéis al mundo cuando esto ya acontezca, que existirán de nuevo la Casta de los Sacerdotes del Espíritu, la Casta de los Limpios de pensamiento, palabra y acciones que observarán —desde su Interior hasta el exterior—, el Rostro de Aquél, no su cuerpo físico pues no lo tiene, sino su Rostro de Luz que, representado por nosotras las Virtudes, las Energías que somos sus Aspectos, dialogaremos cara a cara con ellos tal y como hoy lo hacemos con vosotros cuatro.

El 7º lo reconoceréis pues trabajará con la Casta de los Efectistas y con el 5º que plantará la semilla.

Así pues el 7º Sacerdote del Espíritu plantará en Compañía la semilla del Palacio de los Iniciados orando en la Luz cuando aún no esté construido el Santa Santorum el cual, en el final lo visitará Consagrándolo. El 8º investirá de ciencia el Oratorio Sagrado. El 13º morirá en su Silencio de Asceta y Místico. El 15º recriminará una actuación al Efectista 14º. El 24º verá todo Resurgir como desde hacía tiempo resurgió en el Principio; y así hasta el 26º y, como con la Casta del Efecto, vuelta a comenzar desde el 1º que, como aquél serán todos coronados por 366 días con la Luna bajo el sol impregnado este del Cielo y de la profundidad del mar. Vestirán todos, como el primero, con la larga blancura inmaculada de la Perfección que cubrirá su cuerpo y que sobre su garganta se cierra con la transmutación. En su dedo el Sol Pleno y refulgente grita en Mercurio: “Mírame, Señor”.

Sobre su pureza nívea se encuentra también, con menor dimensión, el Cielo o la profundidad marina bordada de Sol en rayos puros; todo el Cielo y la profundidad del océano sujetos a la Pureza con el arcoiris entrelazando sus colores maravillosos y diáfanos en el centro de su cuerpo Sagrado. Sobre estas vestiduras se encuentra la Transmutación que a todos cubre, también tocada por el lacerante Sol en su dorada luz la cual grita “Santo es el Señor Dios del Cielo”, y el eco, por la parte de atrás le responde con sagrados signos y resuena con 8 circunferencias de sangre y vida.

Caminarán estos sobre el aspecto de Cielo, y en su pecho, sobre el Sol que brilla en el cuadrado y en cuyo interior se encuentra el círculo de la Luna partido en cuatro fases, se hallan las Energías de Gabriel, Barchiel, Machidiel, Asmodel, Ambriel, Muriel, Verchiel, Hamaliel, Uriel, Barbiel, Adnachiel y Hanael, las cuales guardan la cúbica Piedra Verde que el Efectista enarbola en su mando y en su mano correctora, resguardando el último sonido que abre la 7ª puerta con esta séptima Clave.

En su morada habitaremos nosotras, y el dialogará desde su Interior con nosotras sobre la Mesa de Salomón la cual, con sus cuatro Oirín constituidos de Perfume Santo que nos resguardan en esta vuestra tierra, le abriremos la mente a cuantas preguntas desee aceptar que le sean contestadas según su Entendimiento y Comprensión.

Una reja será abierta por dos cuya clave ambos tienen. Otra reja será abierta por esos mismos dos para penetrar al Laberinto de los sarcófagos de barro, agua y fuego. La tercera reja sólo uno tiene la clave para abrirla; y la cuarta reja cuadrangular y cúbica sólo por él puede ser abierta en sólo una ocasión provocada, y sólo por él puede ser “tocada” para dialogar consigo mismo que seremos al mismo tiempo nosotras y los Aspectos del Espejo donde la Faz se Siente .  Y así, sin líderes y sin montajes absurdos, el Cielo será traído de Verdad a la tierra porque la tierra así ha pactado con el cielo en la THAU que en la frente estos Sacerdotes Espirituales llevan grabada con el carbón encendido de Amor que, en la alegría del Pacto entre Arriba y Abajo, fue recuperada al fin y por fin.

Unido estará todo por los siglos de los siglos. Al fin el último signo del Único Libro será recuperado comenzando en el año de la Revolución del Amor según vuestro calendario, y que suma 3, pues la tercera Manifestación, la que está en el centro de Todo, pactará con el Efecto y con la Mística y será recuperado según lo Establecido. Esta tercera Manifestación se llama Trascendencia por la Sabiduría.

Únanse los triángulos opuestos, únanse en lo que será el séptimo punto central Únanse el rojo y el blanco para terror de unos y la alegría de otros, pues el exágono y los dos triángulos encerrados en el símbolo de la Divinidad hará brotar la Casta que pactará con lo Celestial engullendo a los ácratas del Espíritu que carecerán del nombre.

Transcurren los 366 días y el cielo y la profundidad esmaltada sobre el Sol son transformados por el Efecto en un círculo Solar con tres rayos sobresalientes sobre el Hombre ya Consagrado por Nosotras las Virtudes. En el rayo central, debajo, se verá lucir a Venus brillante y trémula como símbolo permanente de la Piedra Cúbica Verde, la Gema del Esplendor que une las cuatro fases de la Luna, y que exhala el último sonido de la Gran Puerta, de la 7ª Manifestación.

 

(Fuente: Libro de Samahel)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s