Mensaje del Autor

despertar

“El mejor medio para hacer bueno a un niño es hacerlo feliz… “

Y cómo mejor hacerlo.. !que con tu ejemplo de Ángel!!

———-

Bajo el prisma que nos da nuestra consciencia espiritual podemos llegar a comprender cómo el ser humano,  tan distinto por raza y formas de pensar y de actuar, puede llegar a ser la manifestación Única de Dios en la Tierra, al entenderse que nace para ser semejante a Él.

Su esencia Divina, las energías de luz de sus Ángeles, en definitiva, su Amor, lo llevamos impregnado en nuestro Ser interior desde la creación de nuestro espíritu, en su paso por vidas anteriores y en su volver a la vida actual, aunque sean muchísimas las veces que no seamos capaces de percibir lo que ello representa, de ignorar su existencia o simplemente porque nos olvidamos de ello. El lograrlo, el sentir y arraigar esa esencia y energía de luz en nuestro Ser, no dependerá de otros, sino de lo que nosotros mismos seamos capaces de hacer al respecto. Y para ello, sólo cabe la reflexión sincera de nuestros propios actos y comprender que están acordes con esa esencia y amor que pretendemos alcanzar.

No tengo dudas que el recién nacido nace con su Ángel, con su energía de luz y con la pureza de su aura, unas energías luminosas, todas protectoras, particularmente en esa etapa de infancia y de niñez. También es cierto que el bebé se hará niño y de hecho llegará el momento que su conciencia despierte y empiece a descubrir nuevos conocimientos que irá aplicando en función de cómo los vaya asimilando. El uso de razón del niño es como una esponja que absorbe todo lo que ve y siente, que irá desarrollando bajo el prisma de lo que entendemos por hacer el bien o hacer el mal, aunque el niño aún no tenga la plena consciencia de ello. Es lo que se denomina dualidad del ser humano.

Y esa es la gran responsabilidad de los padres, la de ir educando a sus hijos con su propia ejemplaridad, en sus propios valores y principios, convirtiéndose de esta forma en claros espejos para ellos y -sin darse cuenta quizás- en la manifestación física de sus verdaderos ángeles protectores y guardianes. Es por ello por lo que los padres y madres deben ser conscientes de la necesidad de buscar en ellos mismos esas energías de luz y actuar positivamente en bien de sus hijos.

Los Ángeles harán siempre algo especial para mantener con plena viveza la armonía y positividad de nuestros pensamientos, sentimientos, emociones y acciones, al mismo tiempo que nos enseñarán a conservar viva nuestra fe, a elevar nuestra autoestima, a tener confianza en nosotros mismos, y a un sin fin de cosas más… en definitiva, nos clarificarán con su luz nuestro mundo interior para así darnos cuenta de cómo estamos actuando en nuestra vida diaria.  Lo importante para ellos es hacernos comprender qué cosas de nosotros mismos tenemos que cambiar a mejor.

Tan sólo hay una cuestión en la que a los Ángeles no les es posible interferir en nuestro devenir, y no es otra que la de ir en contra de nuestro libre albedrío, ya que ellos no nos pueden hacer cambiar las decisiones que nosotros mismos podamos tomar que vayan en contra del camino marcado para hacer el bien y por consiguiente que perjudiquen a otras personas. En estos casos lo que hacen es tratar de mover nuestra intuición con sus energías y sincronismos para así hacernos captar sus mensajes y darnos cuenta del sentido que verdaderamente tienen y qué repercusiones reales pueden provocar las acciones de lo que estamos pensando y sintiendo en esos momentos.

En ese sentido, se podría decir que los Ángeles son tenaces, persistentes y testarudos, su tarea no es otra que hacernos evolucionar junto a ellos, la de enseñarnos a Amar en nuestro largo caminar humano y espiritual que tenemos que recorrer para llegar a ese Dios Único, Universal, …al Dios Amor en el que creemos. Esa es realmente su misión.

También quiero decir que saber de Ángeles no es estar continuamente meditando ni orando, ni de ser beatos, ni de estar dándonos  golpes de pecho, no, se trata de ser verdaderos seres de luz, siendo asertivos, justos, sencillos, generosos, actuando con visión constructiva, voluntariosa, respetuosa, hacia nosotros mismos y hacia los demás…. y todo ello en amor, paz y armonía, lo contrario es ir contra la propia naturaleza del ser humano, aunque no lo percibamos así.

Como consecuencia de nuestros actos es muy fácil pasar del amor al odio por conflictos en nuestras relaciones con los demás, bien de pareja, de familia, de amistad, … y que muchas veces alcanzan a terceros que ninguna culpa tienen, especialmente a niños o adolescentes menores de edad, y que son puestos de escudos para justificar nuestras sinrazones. Y en ese contexto, debemos ser conscientes que llegada esa ruptura por esos conflictos al que hago referencia, el razonamiento y el perdón debe ser la máxima, sin que ello sea entendido como razonar y perdonar poniendo la otra mejilla. El perdón debe venir acompañado del reconocimiento de nuestros propios defectos, del alejamiento de la sinrazón y de la búsqueda, en todo momento, de valores como la equidad y la justicia, luego toca tomar otros caminos que sin duda sabrán compensar con creces lo sufrido y malo que hayamos podido vivir.

Un gran amigo de camino me decía   “.. una verdad no lo es hasta que no la sientes, una virtud no puede ser manifestada por ti hasta que no la experimentas, hasta que no la observas en ti, en tus modos de conducirte por la vida, porque será entonces, cuando hayas sido capaz de reconocerla, cuando sabrás verdaderamente lo que es…” … y a partir de ahí necesariamente surgen las preguntas.. ¿Por dónde empezamos? ¿Qué es lo primero que debemos hacer para lograrlo? Sin duda que habrá muchas respuestas, pero hay una, para mí la principal, que es bien sencilla, …. “Tan sólo hay que dejar de mirar fuera y empezar por uno mismo”. Entiendo que esa es la gran enseñanza y la primera gran lección que tenemos que estar dispuestos a aprender y llevar a la práctica.

El contenido y mensaje dado en este Libreto sólo intenta aunar en el amor al mundo universal,  como he dicho al principio, independientemente de la raza y creencias religiosas de cada uno, tratando de poner una especial semilla en esa primera etapa de la niñez y adolescencia de nuestros hijos, para que ésta se vaya abonando con el apoyo de sus padres, de sus seres queridos, de las personas que les rodean, y ello, muy importante, bajo el velo protector de nuestros amigos los Ángeles, mediante sus energías de luz y nunca de sus energías de oscuridad, lo que sin duda alguna les hará ser, pasito a pasito, más buenas y mejores personas.

Para terminar este prólogo, sólo decir que el hecho de que estés leyendo este mensaje es porque ellos, los Ángeles, así te lo tenían dispuesto. Tienes que saber que las casualidades no existen, pues todo tiene un porqué, así que aprovéchalo y no dejes pasar esta gran oportunidad que te brindan.

Un abrazo de paz y amor

AURI

3 respuestas a Mensaje del Autor

  1. ¡¡Wow Auri!!
    Justo hoy, pensaba yo en eso…¿Las cosas que nos ocurren son causales o casuales?
    Upss… Disculpa… Qué con la emoción del momento “telepático” no me he presentado.
    Soy Vero y vengo desde Ruka de Colores para devolverte la visita. ¡¡HOLA Auri!!
    Muchas gracias por el abrazo de paz y amor, aquí va otro para ti. ¿Ha llegado?
    Ahora que conozco tu rinconcito me quedo por aquí y así puedo curiosear.
    Saludicos y gracias por visitar mi Ruka de Colores 😉

    Me gusta

    • AURI dijo:

      Me alegra que te guste amiga Vero, mi nombre es Ramón, y Auri es mi nombre Arcano, te invito a que leas mi Libreto “EL ÁNGEL QUE LLEVAS DENTRO”, se trata de una filosofía de vida, de cómo lograr que nuestra consciencia suba un poquito más de nivel… espero que te guste, y está claro que si ha llegado a tus manos no ha sido por causalidad, todo es causal por algo. Me gusta mucho tu blog, es muy alegre y fresco, y presentas unos dibujos y colores muy bonitos. Un abrazo y gracias por tus palabras…

      Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s