Claves para el logro del AMOR verdadero

rosa amarilla

Pensamiento

El “trabajo” de la mente, del pensamiento, es el origen de todo lo que queremos crear. El Amor nace y se crea a través de nuestros pensamientos, pues estos se convierten en obras y acciones. Pensamientos que deben ser puros y libre de todo egoísmo e hipocresía personal.

Dar para recibir

Para recibir Amor antes hay que dar Amor, es una ley universal y del espíritu, y hay que darlo de forma totalmente altruista, incondicional, sin limitaciones.

Amistad verdadera

La antesala del amor es la amistad verdadera cuando ésta se basa en la sinceridad y en la entrega. Tener un verdadero amigo es un tesoro a proteger con todas nuestras fuerzas. El contacto físico (un beso, un abrazo, coger las manos, …) y el “contacto” emocional (el compartir nuestras alegrías y sufrimiento) hacen que nuestros sentimientos afloren y nos harán más receptivos al Amor.

Respeto, Confianza, No imposición

Las bases fundamentales del Amor son el respeto por el otro, la confianza y la no imposición. Si no hay respeto no hay amor. Si hay sospechas, temores, dudas, el amor se ahoga, pues, no es posible amar a una persona si no confías plenamente en ella. En el Amor no es posible imponer la razón, es el dialogo el que debe estar siempre presente, y sin duda alguna será esa actitud la que nos enseñe a compartir no sólo el amor sino también el dolor, porque al igual que compartimos el dolor físico, también tenemos que compartir el dolor emocional, no vale eso de …”no se lo digo para que no sufra…” porque al final el sufrimiento es mucho mayor.

Generosidad, desprendimiento y perdón

La generosidad, el desprendimiento y el perdón son divisas indispensables para fomentar el Amor. Y en ese sentido el Amor debe ser libre, debe ser llevado a cabo sin agobios y no confundirlo con las “ansias” de amar, es decir con la ambición de amar, es decir querer para uno mismo lo que sólo uno quiere para sí, sin importarle para nada lo que el otro sienta o pueda querer. El amor debe ser desprendido y con ese desprendimiento debe comenzar el dominio de nuestros miedos y prejuicios, y como no, de nuestro ego. En definitiva el desapego a nuestros propios condicionamientos.

Equilibrio, Armonía, Compromiso

El Amor es el logro del equilibrio, de lo bello, de lo justo, de la armonía interior, y que obviamente no es compatible con la ira, la soberbia, la avaricia…. El Amor es siempre comprometido, entusiasta, fiel, honesto, lo que se verá reflejado en las acciones y formas de nuestros actos para con el otro; la hipocresía y el engaño no tienen cabida en el Amor.

AURI

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s