ENERGÍAS DE LUZ

¿Existen los Ángeles? Y si así lo crees ¿Qué es un Ángel?

Me decía un gran amigo y maestro que “el mundo de los Ángeles es un mundo sutil, etéreo, luminoso, al mismo tiempo que sorprendente, inimaginable e incomprensible para la consciencia del ser humano, que no hay que razonarlo demasiado, sólo lo justo, y que será nuestra consciencia, esa consciencia divina que abarca todas las energías creadas por Dios, la que nos corra los velos que iluminen nuestra oscuridad”.

Debes saber que cuando descubres a los Ángeles y realmente los sientes, ya no puedes dejar de pensar en ellos, de buscar sus energías, de hacerlas tuyas, de “pedirles consejos. Y sobre lo que se dice que “No hay que razonarlo demasiado, sólo lo justo”, lo que nos quiere dar a entender es que no busques la razón total del cómo son, del cómo se manifiestan, del cómo puedes saber de ellos, como bien se dice, razona sólo lo justo y no busques esa razón donde no te es posible encontrarla, que sin duda será lo que ven tus ojos, busca en ese otro “camino” que es el que te hace “ver” tu Corazón, porque ciertamente será en él donde encontrarás las verdaderas respuestas.

Y seguro que más de una vez te has preguntado ¿Qué es un Ángel? Decirte al respecto que respuestas hay muchas, tantas como las que cada uno de nosotros pueda pensar y creer. Y es en esa creencia, respetando cualquier otra opinión e ideología religiosa, decir que los Ángeles son virtudes, divisas, o como bien queramos llamar, en definitiva son como chipas de luz, energías puras que emanan de una Energía Suprema o Esencia Divina que llamamos Dios, que siempre nos acompañan porque dormitan en lo más profundo de nuestro Ser.

Pero para hablar de Ángeles, de sus energías, antes tenemos que hablar de Dios y comprender que ese Dios es un Dios Único, Universal, Luminoso, el Dios que nos Ama y Perdona en la misma medida que nosotros seamos capaces de amar y de perdonar, y desde luego que para nada “castigador”, pues no existe ese “infierno” simbólico que nos han dicho hay después de la muerte; ese “infierno” sólo está en nuestra propia mente, en nuestro propio egoísmo y falta de amor, en nuestra materia, y volveremos a ella cuántas vidas hagan falta hasta que seamos capaces de descubrir como reencontrarnos con el origen de nuestra divinidad.

Los Ángeles no se van nunca de nuestro interior. Su luz, su energía, siempre dormita en nosotros, está como hibernada y atenúa su “presencia” en la medida que nuestros compromisos para con ellos son incumplidos. Y en ese contexto, no hay otra forma que vernos tal como somos, de quitarnos todas nuestras “máscaras” y de saber realmente cómo estamos y cómo somos, siendo sinceros con nosotros mismos.

De alguna forma los Ángeles mueven nuestros sentimientos, nuestras emociones, es así de sencillo, aunque nosotros lo hagamos muy complicado. El detectarlo sólo dependerá de cómo tengamos preparado nuestro Ser interior, nuestra Consciencia, de no hacer oídos sordos a nuestro “Corazón”, a nuestra intuición, a esa “Voz del alma” que precisamente no es otra que la “Voz” de ese Ángel mensajero; ellos son como puentes que conectan con la energía Universal nuestros sentimientos, nuestras percepciones y la manera en que nos encontremos y vibremos.

Que no nos quepa la menor duda que los Ángeles forman parte de nosotros y nosotros de ellos, que nos aman tal como somos y nunca nos rechazan, somos nosotros, con nuestros actos, los que realmente les rechazamos. Si reflexionamos sinceramente sobre ello, sabremos entender cuándo no estamos obrando en sintonía con sus energías y virtudes.

Finalmente indicarte que descubrir y Amar a los Ángeles significa descubrirte y amarte a ti mismo, a ti misma. Es un amor único que se oculta en lo más profundo de tu Ser y que te hará evolucionar espiritualmente, y por qué no, también físicamente. Con su energía de Luz nos transforman, haciéndonos de algún modo más felices, armoniosos, equilibrados y más dichosos interiormente.

¿Qué misión tienen?

Todo ser humano desde su nacimiento recibe la “energía” protectora de estos seres o espíritus de luz.

El “trabajo” de los Ángeles no es otro que guiarnos y protegernos en nuestro corto camino por esta vida que hemos “pactado” antes de nacer nuevamente, suministrándonos toda sus fuerzas y energías para que seamos capaces de mantener vivos y en permanente positividad todos nuestros pensamientos, sentimientos y emociones.

Ellos nos enseñan a mantener viva nuestra fe, a tener confianza en nosotros mismos, a elevar nuestra autoestima y un sin fin de cosas más. Ellos nos clarifican con su “luz” nuestro mundo interior para que nos demos cuenta de los pensamientos y sentimientos que manifestamos en nuestra vida diaria y consecuentemente seamos capaces de corregir nuestros actos, enseñándonos a respetar la vida nuestra y la de los demás en todas sus formas. Lo importante para ellos es que podamos comprender qué cosas de nosotros mismos tenemos que cambiar a mejor.

Tan sólo hay una cuestión en la que no les es posible ayudarnos, y es ir en contra de nuestro “libre albedrío”, ya que no pueden cambiar las decisiones que nosotros podamos tomar que vayan en contra del camino marcado para hacer el bien y, por consiguiente, que perjudiquen a otras personas. En estos casos, lo único que hacen es tratar de que nos lleguen de alguna forma sus mensajes para que nos demos cuenta de lo que estamos pensando y sintiendo en ese momento, y sepamos corregir nuestra conciencia y actitud. Y la verdad, que en ese sentido son muy tenaces, persistentes y testarudos.

Su tarea diaria es hacernos evolucionar, junto con ellos, en nuestro camino hacia el Dios Único, Universal, nuestro Señor. Esa es realmente su misión.

AURI

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s