El número 36. “El número de los Just@s…”

el numero 36

(Fuente: http://www.ellibrodesamahel.info/LuzCalendarioI.asp?Busca=TREINTA_Y_SEIS_(36)&Grande=1)

Treinta y seis es el número de los Arcanos del Tarot de los Antiguos… los 22 conocidos más los 14 “recuperados” por la antigua Orden Mistérica conocida como “Orden de los Antiguos” que forma parte, junto con seis más, de los diferentes Caminos de trabajo Iniciático que se recopilan en las enseñanzas Angélicas del Libro de Samahel, el A.D.A.M.A. y los diversos dictados recibidos…

Es asimismo el número de los “hombres justos” que sostienen al mundo en un acto de amor, valentía, justicia y entrega, ya que son desconocidos para la humanidad… cuando uno de ellos muere es sustituido por otro para mantener dicho número siempre incólume…

36 es también el número de los decanatos astrológicos y su grupo de Ángeles, así como las 3 manifestaciones del grupo de los 12 Dobles, 36 son los Veladores del Libro de Samahel y 36 los Mundos del Adonay, que unidos en la Luz a través de un Ritual realizado cada 5 años (El Ritual del Fuego, siendo el próximo que tenga lugar en el año 2015), son los Mundos en donde la Consciencia ha despertado…

Tal y como se puede leer en la ficha descrita en la pagina del Libro de Samahel, el 36 es un número de Sublimación, conclusión, afirmación y Realización que finaliza en el éxito del Espíritu… lo cual nos da las pautas del porqué las 36 cartas del Tarot de los Antiguos.

En las 36 cartas se encuentran encerrados muchos símbolos numéricos, demos paso a algunos de ellos:

Hay 36 cartas divididas en 5 grupo de 7 (contando a la carta del “Loco” como 0 y 22 en el primer bloque, representando el símbolo de “volver a empezar”), sumando así la totalidad de 36.

Cinco es el número que representa al hombre, al “Adam Kadmon” o ser humano evolucionado en Consciencia… y 7 el número de la Perfección, o bien en este caso, la búsqueda del Ser Humano en su Consciencia Perfecta…

22 (Número “Maestro”) es el bloque de cartas conocidas hasta ahora, repartidas en 3 grupos de 7 (3 como Símbolo de la Triple Manifestación):

1.- Cuerpo/alma/espíritu) que tienen que ver con el desarrollo y evolución “física” (las 7 primeras cartas que van desde el Loco hasta el Carro).

 2.- La espiral del “alma o mente” (las 7 segundas, desde la Fuerza hasta la Templanza).

3.- Y finalmente las que desarrollan nuestro interior espiritual en este mundo dual, las cartas que van desde el “Diablo” hasta el “Mundo” (y vuelta a empezar con “El Loco”), completando en su totalidad nuestro Ciclo en esta Vida…

Pero todos sabemos qué hay más allá de esta propia vida Individual… somos un Todo en nosotros, un cúmulo de Espíritus, Vidas y vivencias hasta Unirnos con el Uno, hasta llegar a ser Dios…

Y he aquí que nos encontramos con el bloque de 14 cartas “desconocidas” (14 como símbolo de la Templanza), en dos grupos (el Equilibrio en nuestras Dualidades ya Trascendidas), iniciando el primer bloque con las cartas que simbolizan desde la “Máscara” (Arcano XXIII, Comprensión y Protección de la Verdad) hasta la “Revolución de la Consciencia”, (Carta XXIX) como previo paso al Descubrimiento de nuestro Dios interno que forma Ya en esta etapa parte de Nuestro Yo Transcendido… a partir de allí, iniciamos el “Camino de Retorno”, despertando y actuando como el Dios que finalmente hemos descubierto en Nosotros, pues tras el Arquetipo de la “Transcendencia” (Arcano XXX), Redescubrimos que somos Hacedores a través de una serie de Arcanos terriblemente Poderosos… hasta finalmente con la carta XXXVI, darnos cuenta de nuestro última Verdad: el Símbolo del “Final-El Principio”…la Unidad con el TODO…

Esta interpretación podría hacerse mucho más extensa, pero no dejemos de recordar como último apunte que es “curioso” haber “reencontrado” los Arcanos Perdidos, cuando somos merecedores de iniciar en este Mundo de Adonay conocido como la Tierra, ese Ritual Fuerte y poderoso que es el “Ritual de Fuego”, en donde los Ángeles nos aseguran que desde el momento de su Realización la “Luz Una no nos abandonará”, pues tenemos el nivel de Consciencia Espiritual para dejarla Despierta en nuestro Interior…

Seamos pues Conscientes de este Gran Regalo que se nos ha hecho, aprendamos, compartamos, disfrutemos y sobretodo… seamos Uno en la Tierra… seamos cada uno de nosotros los 36 Arcanos en nuestro Interior…

(Fuente: Sabrina Shauer Fiorini)

Anuncios

3 respuestas a El número 36. “El número de los Just@s…”

  1. Lobo S dijo:

    Ritual de fuego? Me lo explicas si puedes?

    Me gusta

    • AURI dijo:

      Gracias por tu interés, la información base se encuentra en este enlace de la web de Samahel (http://ellibrodesamahel.info/ritual-de-fuego/).

      RITUAL DEL FUEGO

      Se trata de un complicado Ritual que se celebra cada cinco años (comenzó en 1995) el 23 de Junio bajo las directrices del Sacerdote Espiritual.
      Para llevar a cabo el Ritual del Fuego son necesarios al menos 152 Caminantes de las distintas Órdenes y 8 Consagrados de la Orden Santa, amén de una serie de símbolos que constituyen la llave para “tejer la red de comunicación mística entre los 36 mundos del Adonay”.

      En caso de no poder efectuarse por alguna circunstancia, el ritual es posible suplirlo por el Ritual del Agua, con el fin de no interrumpir la cadena energética universal.

      El ritual del fuego es el Símbolo de la Unidad de todos, que nos ayuda a aunar nuestras energías para que se conviertan en Una, y proporcionar al mismo tiempo una Consciencia Única a través de la Comprensión entre cada uno de nosotros, tratando que cada uno de nosotros también seamos cada uno de los demás, pues qué duda cabe que cada uno de nosotros somos diferentes al otro.

      Según lo escrito en el Libro de Samahel, El FUEGO Simboliza la Luz, la Divinidad, el rayo y el Sol.

      Cuando tomamos consciencia de esta ENERGÍA vivimos en consonancia con el elemento del que es Rey (EL FUEGO), el cual simboliza la Radiación Espiritual y la Purificación. Su símbolo es la llama, un cirio encendido, una antorcha y el mango de una espada en forma de cruz (Tau).

      El Fuego, en los ritos iniciáticos de muerte y renacimiento, simboliza lo que perdura eternamente aun siendo invisible. Representa la sabiduría humana y la Divina. Las cremaciones rituales tienen por origen la acepción del fuego en cuanto vehículo, o mensajero del mundo material al Espiritual y lo Eterno. Es la mejor “imagen” de Dios, la menos imperfecta de sus representaciones.

      El Ángel Gabriel nos dice en palabras escritas en el Libro de Samahel: “……Dichosos sois los que Amáis y vuestro ímpetu rompe las barreras más duras, las espinas más afiladas y la mente más terca: a vosotros os impondré la Señal con mi tintero de Agua de Vida y Manantial. Bienaventurado el que sufre calladamente los agravios de los demás siendo un arca de sabiduría y por su boca no sale la menor queja, el menor reproche o la palabra escandalosa……….” . Así que busquemos la Humildad, que en definitiva nos es otra cosa que callar nuestras virtudes, permitiendo de esta forma que los demás las descubran.

      RITUAL MÍSTICO DEL AGUA.

      Ritual que se celebra anualmente, lo más próximo al 23 de Junio, durante cuatro años consecutivos, debiendo descansar el 5º para la celebración del llamado “Ritual del Fuego”; aunque si por causas de diversa índole este último no pudiese celebrarse, el del Agua lo debería suplir con el único fin de “no romper con la generación de la Energía Universal”.

      Simboliza la Limpieza espiritual, el triunfo de la Luz sobre las tinieblas, y la muerte de lo caduco y el nacimiento de lo nuevo y fructífero. Está cargado de otros simbolismos místicos con los que participan todos los asistentes que se aconseja hacerlo normalmente vestidos de blanco o de colores claros (la pureza), y con un cirio en su mano (la luz que trasciende toda materia), unidos en la Libertad, la Conciencia y el Amor.

      Este sencillo, bello y mágico ritual o ceremonia está celebrado bajo la supervisión del Guardián del Efecto o de la llamada Mística Operativa, y a él están llamadas todas las personas de buena voluntad, de cualquier raza, condición social, condición sexual y religión, filosofía o cultura.

      “El fin último de nuestra lucha histórica es la conquista de esta unidad del hombre, donde cada hombre sea a la vez técnico y filósofo, trabajador y poeta, maestro de su propio destino y señor de su propio futuro…. ¿Qué es lo que tenemos en común con el árbol, la piedra y la luz? Somos parte de lo mismo todos Dios y todos Unidad. No deis importancia al número, sino a la unidad de las fuerzas”.

      Espero que te haya servido de aclaración.

      Me gusta

    • SOY EL NUMERO 36 ENTRE OTROS NUMEROS………

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s