Los aspectos de AOM

Las llamadas Energías Adámicas, energías o ángeles, emanadas de AOM que tienen la Virtud de acompañar al Caminante, Iniciado y Hombre Despierto en su Renacimiento Espiritual.

Energías:

       
IPESOPIÁngel de la Vida Misma en su estado animal, vegetal y mineral.        
IPOSEPIÁngel del Conocimiento      
TILUMITVirtud Consciente del renacimiento espiritual      
TIMULITÁngel de la Creatividad      
LEHAROMÁngel de la Introspección Mística     Libro 13 Hojas  
DOCE DOBLES ANY“Yo” “Armonía” 1ª hoja  
IRIUTEL“Desciende de Dios” “Espontaneidad”2ª hoja  
MATATEL“Regalo de Dios” “Erudición”3ª hoja  
ASSARE“El Décimo” “Determinación”4ª hoja  
OREL“Luz de Dios” “Fuerza”5ª hoja  
VERA“Verdadero” “Aprendizaje”6ª hoja  
NUM“Hablar, pronunciar, decir” “Amor”7ª hoja  
ABEBO“Escalofriante” “Laboriosidad”8ª hoja  
AIUM“Terrible, Temible” “Maestría”9ª hoja  
DATASu Fe (de ella). Su Hábito (de ella), parte femenina de Dios, terrena”. “Creación”10ª hoja  
DOISA“Dolor de la Prisión” “Lucha y Revolución”11ª hoja  
ABAM“Padre del Pueblo” “Mansedumbre”12ª hoja
MORAHELÁngel de la Constitución Física SIRVIENTES ELEMENTALES(Energías que emanan de Morahel)   
Regencia de:
 
JASÁNEs el Ángel de la Oración Silphos o energías de Aire  
KORABÁngel de la Terrenalidad Gnomos o Energías de la Tierra  
TELIHEDÁngel de las Emociones y los Cambios Ondinas o energías del agua  
ARELÁngel del Fuego, de la Luz interior Salamandras o Energías del fuego  
 
RAYOS RELAMPAGUEANTES(Energías bipolares que emanan de los Sirvientes Elementales)  
   IPEH, elemento Aire  
   IPIL, elemento Aire  
   LESA, elemento Tierra  
   LEPE, elemento Tierra
   USOR, elemento agua  
   USEH, elemento agua  
   TIPE, elemento Fuego  

Información Web de Samahel:

IPESOPI,  que significa en hebreo “Esplendor Finito”. Simboliza en sí mismo la belleza de la creación, la vida en su estado material y todo lo que la rodea. Otorga el placer de vivir, el disfrute y deleite de los cinco sentidos de una forma equilibrada. Ipesopi es el Ángel de la Vida Misma en su estado animal, vegetal y mineral.  

IPOSEPI, cuyo nombre hebreo significa “Aplastar la Infección” y el cual ostenta el gobierno celeste de todo lo tocante a la espiritualidad en el plano físico o humano. Es el. Este Ángel otorga el Conocimiento puro de las cosas suprahumanas que han pasado por la criba de la Consciencia y las han separado de la mera superchería, ignorancia y mercadeo.

TILUMIT, Ángel cuya raíz hebrea es “Elevación, Altura”. Es la Virtud Consciente del renacimiento espiritual, que rige en todas las existencias del mismo espíritu la Consciencia Ascendente hasta que alcanzamos, al final, la unión Elevada con la Luz Una y Primigenia.

TIMULIT , cuyo nombre hebreo se traduce como “Sin Suciedad”. Ángel de la Creatividad y su Virtud abarcaría el terreno creativo del ser humano en su aspecto mental. Se ha de decir que lógicamente es una actitud a lograr antes de caminar por las sendas Iniciáticas del Primer Palacio, en las que se ha de penetrar sin mácula, libre de todo prejuicio y con una mente holística de las percepciones y las cosas.

LEHAROM, Energía Adámica o Ángel bajo la hierarquía mística de AOM, cuyo nombre se traduce como “Hacia la Montaña del Pueblo”. Ángel de la Introspección Mística. Es el Ángel que acumula o procede como “aglutinante” de todas las virtudes que el iniciado hace acumular o atrapa en su interior.
Es el causante de todos y cada uno de los aspectos que nos hacen únicos pero unitarios con todos los seres y así encaminados hacia la Unidad Plena.

DOCE DOBLES, o veinticuatro Tronos, nombre genérico en el cual se agrupa a doce energías angélicas que se encarnan por tres veces en cada mundo habitado por seres inteligentes. Durante estos tres estados de inteligencia tendrían la labor de ayudar de una manera totalmente libre a los seres hacia su unión con el Uno. La primera vez se encarnaron en 12 hijos de Jacob. La segunda en los doce discípulos del Maestro Jesús. La tercera para ser testigos de la llamada revolución del Amor. En el capítulo nº 13 del libro de Samahel llamado “Consejo: si te atragantas vomita” se describen ampliamente los pormenores de sus virtudes, defectos, génesis y labores que en cada estado de inteligencia les caracteriza.

Los Doce Dobles emanan del Ángel Superior AOM, y son:

ANY, cuyo nombre se puede traducir del hebreo como “Yo”. Aparece tanto en el Libro de Samahel, como en el A.D.A.M.A. En el Primer Estado de Inteligencia se encarnó en uno de los hijos de Jacob (que dieron lugar a las doce tribus de Israel) siendo el llamado Benjamin, que significa; “Hijo Diestro” o “Hijo Querido”. En el Segundo Estado de Inteligencia se encarnó en Ieudah Toddah. Y finalmente, según el texto antes citado y el Libro de las 13 Hojas, se encarnó en la 1ª llamada “Armonía”, cuyas divisas son: Humildad, Bondad y Amabilidad. Su nombre es “Llamada de Guerra”. Su parte de Luz: unión, pero Dios sigue siendo Uno porque estamos en Él; su parte de oscuridad: separación, nuestro Dios está separado en nosotros, es su parte oscura.

IRIUTEL, cuyo nombre procede del hebreo y que puede traducirse al castellano como “Desciende de Dios”. Según el Libro de Samahel, en el Primer Estado de Inteligencia se encarnó en uno de los hijos de Jacob; el llamado Simeón (“Oír, Escuchar”). En el Segundo Estado de Inteligencia fue Eleazar. Y por último, en el Tercer Estado de Inteligencia, llevaría por nombre “Gemelo”. Según el Libro de las 13 Hojas, este personaje se corresponde con la 2ª cuyo título es “Espontaneidad”, teniendo como divisas: La Colaboración, la Alegría y la Dignidad. Su parte de Luz: la salvación, cuando estamos caminando; su parte de oscuridad: la perdición. Perder el camino para caminar.

MATATEL, cuya etimología hebrea significa “Regalo de Dios”. Según el Libro de las 2000 Páginas, encarnó en el Primer Estado de Inteligencia en uno de los hijos de Jacob llamado José, que significa; “Añadir, acrecentar”. En el Segundo Estado de Inteligencia lo hizo bajo la aparición física de Taoma. Y por último, en el Tercer Estado de Inteligencia, bajo el nombre de “Hombre Valiente de Dios”. Según el Libro de las 13 Hojas, representa la 3ª llamada “Erudición”, cuyas divisas son: Perfección, Modestia y Satisfacción. Su parte de Luz: amor a todos y así mismo; su parte de oscuridad: desamor, implica que ha amado y ahora no lo desea.

ASSARE, cuyo nombre se traduce del hebreo como “El Décimo”. En el Primer Estado de Inteligencia (según el Libro de Samahel), se encarnaría en uno de los hijos de Jacob, haciéndolo con el nombre de Leví (que significa “Ligar”, “Mezclar”). En el Segundo Estado de Inteligencia lo haría en la persona de Jacobo Puanurges, uno de los discípulos del Maestro Jesús el Nazir. Y por último, en el Tercer Estado de Inteligencia, sabemos que se llamaría “Con el hacha de dos filos se encuentra Dios entre nosotros”. Según el Libro de las 13 Hojas, (publicado íntegro en esta Web, incluido en el Diario A.D.A.M.A.), sería la Hoja nº 4 que lleva por nombre “Determinación”, y cuyas divisas son: Aprendizaje, Inspiración y Conquista. Su parte de Luz: la resurrección, resurgir de las cenizas de la espiritualidad; su parte de oscuridad: la muerte espiritual, negación del Espíritu.

OREL, cuyo nombre en hebreo significa “Luz de Dios”. Aparece tanto en el Libro de las 2000 Páginas, como en el A.D.A.M.A. En el Primer Estado, en que encarnaron a los hijos de Jacob, Orel fue Dan, que significa “Juzgar”. En el Segundo Estado de Inteligencia se encarnó en Felipe. Y por último, en el Tercer Estado de Inteligencia, según el Libro de las 13 Hojas, lleva por nombre “El que lleva hermosas espigas”; siendo la 5ª Hoja titulada “Fuerza”, cuyas divisas son: Examen, Convicción y Modestia. Su parte de Luz: lucidez, sabiéndose humano lucha por encontrar la Luz; su parte de oscuridad: oscuridad, sabiéndose Divino se queda atrapado en la materia.

VERA, su nombre en latín significa “Lado”, “Rivera”, o también “Verdadero”. En el Primer Estado de Inteligencia en este planeta (y según este mismo texto) se encarnó en uno de los hijos del patriarca Jacob llamado Neftalí, cuyo nombre significa; “Competir”. En el Segundo Estado de Inteligencia fue Simeón “el zelote”. En el Tercer Estado de Inteligencia su nombre es “El que es valiente como un lobo en la asamblea”. Aparece en el Libro de las 13 Hojas como la 6ª titulada “Aprendizaje”, cuyas divisas son: La Prudencia, la Seguridad y el Esfuerzo. Su parte de Luz: unidad, simbolei igual a unión, percepción sin voz; su parte de oscuridad: dualidad, simbolei igual a separación por comodidad.

NUM, cuyo nombre se traduce del hebreo como “Hablar, pronunciar, decir”. En el Primer Estado de Inteligencia (según el Libro de Samahel) se encarnaría en Judá, uno de los hijos del patriarca Jacob. Judá, significa; “Dar gracias”. En el Segundo Estado de Inteligencia lo haría en la persona de Iochanan Puanurges, uno de los discípulos de Jesús el Nazir. Y por último, en el Tercer Estado de Inteligencia, sabemos que se llamaría “El Relativo a la Pascua”. Según el Libro de las 13 Hojas, (publicado íntegramente en esta Web e incluido en el A.D.A.M.A.) sería la hoja nº 7 que lleva por nombre “Amor”, y cuyas divisas son: Sentido común, Amistad, Pasión, Amor, Gracia y Previsión. Su parte de Luz: libertad, mirar con la mente más alta de la vida; su parte de oscuridad: fanatismo, conduce hacia una sola idea.

ABEBO, cuya etimología hebrea significa “Escalofriante”. Según él, cuando se encarnó en el Primer Estado de Inteligencia lo hizo en uno de los hijos de Jacob llamado Zabulón, que significa; “Regalar”. En el Segundo Estado de Inteligencia lo hizo bajo la apariencia física de Jehuda Iscariote. Y por último, en el Tercer Estado de Inteligencia, bajo el nombre de “Hacha de dos filos”. Según el Libro de las 13 Hojas, representa la 8ª llamada “Laboriosidad”, y sus divisas son: Candor, Estudio y Amistad Primera Renovada. Su parte de Luz: sabiduría, basta conocer su esencia para perder el miedo; su parte de oscuridad: terror, se tiene miedo a lo que no se sabe.

AIUMcuyo nombre procede del hebreo y que puede traducirse al castellano como “Terrible, Temible”. Según el Libro de Samahel, en el Primer Estado de Inteligencia se encarnó en uno de los hijos de Jacob llamado Isacar (“Paga, tributo”). En el 2º Estado de Inteligencia fue Matai. Y por último, en el Tercer Estado de Inteligencia, llevaría por nombre “Viril”. Según el Libro de las 13 Hojas, sería la Hoja nº 9 cuyo título es “Maestría”, teniendo como divisas: El Afecto, la Progresión y la Oración. Su parte de Luz: la valentía, ser fiel a ti mismo y cumplir las promesas; su parte de oscuridad: el miedo a la hora de cumplir las promesas y compromisos.

DATA, cuyo nombre en hebreo significa “Su Fe (de ella). Su Hábito (de ella), parte femenina de Dios, terrena”. Aparece tanto en el Libro de las 2000 Páginas, como en el de A.D.A.M.A. En el 1er Estado de Inteligencia en el que encarnaron a los hijos de Jacob, Data fue Gad que significa “Suerte”. En el 2º Estado de Inteligencia se encarnó en Jacobo el Justo. Y por último, en el 3er Estado de Inteligencia, según el Libro de las 13 Hojas, lleva por nombre “Dios está con nosotros”; siendo la 10ª Hoja titulada “Creación”, cuyas divisas son: El Estudio, el Esfuerzo y la Paz. Su parte de Luz: conocimiento, a causa de las pruebas a lo largo de la vida; su parte de oscuridad: cegazón, no querer ver aunque se demuestre.

DOISA, cuyo nombre en hebreo significa “Dolor de la Prisión”. En el 1er Estado de Inteligencia en este planeta (y según este mismo texto) se encarnó en uno de los hijos del patriarca Jacob llamado Asser, cuyo nombre significa; “Felicidad”. En el segundo Estado de Inteligencia fue Natanael Bar-Thalmai. En el Tercer Estado de Inteligencia su nombre es “Floreciente tartamudo”. Aparece en el Libro de las 13 Hojas, como la 11ª titulada “Lucha y Revolución”, cuyas divisas son: La Perseverancia, el Consuelo y la Nostalgia. Su parte de Luz: éxtasis, aquello que la luz hace ver a los que van por el buen camino; su parte de oscuridad: drogadicción, dependencia de las cosas y mal uso de las drogas.

ABAM, cuyo nombre se puede traducir del hebreo como “Padre del Pueblo”. Aparece tanto en el Libro de Samahel como en el A.D.A.M.A. En el Primer Estado de Inteligencia se encarnó en uno de los hijos de Jacob (que dieron lugar a las doce tribus de Israel) llamado Rubén, que significa; “Ver”. En el Segundo Estado de Inteligencia se encarnó en Simeón Keiphas. Su nombre en el Tercer Estado de inteligencia es “Dios está con nosotros y el Digno de Confianza”, encarnándose según el texto antes citado y el Libro de las 13 Hojas, en la 12ª llamada “Mansedumbre”, cuyas divisas son: Creatividad, Comprensión y Orden. Su parte de Luz: cuando estamos despiertos para caminar; su parte de oscuridad: cuando viendo, no queremos caminar.

MORAHEL, cuyo nombre en hebreo se traduce como “Temor de Dios”. Ángel de la Constitución Física. Este Ángel nos muestra, por medio de símbolos, ritos y operaciones que en verdad estamos constituidos por los elementos Aire, Tierra, Agua y Fuego, y que por consiguiente a ellos debemos Dominar operativamente tras haberlos sentido fuera y dentro de nosotros; esto otorgaría la Sabiduría de conocernos como un microcosmos dentro del Macrocosmos. Morahel es la Energía Maestra de la defensa contra el mundo inferior ya que otorga el conocimiento de la materia y por esto se llega a Dominarla. Éste fue uno de los Ángeles que dictaron el llamado Libro de Samahel o Libro de las 2.000 Páginas apareciendo sus escritos llenos de sabiduría y conocimientos en el Tomo III, páginas 646 y 750 en adelante.

ORACIÓN DE MORAHEL

“No se puede temer a la Divinidad ya que soy yo mismo,
serpenteando entre el microcosmos y el macrocosmos.
Soy la tierra roja, cual pórfido brillante y abismado,
creación del Elohim, construido por aire, tierra, agua y fuego.
El vapor de mi aliento, el camino de mis pies, las lágrimas de mi corazón,
y la radiación de mi espíritu han concluido en la Forma de mi ser
que abarca a los seres que, recreados,
Dominan Amorosamente la Transmutación de la materia en la que habitan:
El pensamiento es su aire, el Camino es su vida,las emociones suponen su agua,
y su horizonte los hace Arder en el fuego de la Sabiduría.
Tomadme en vuestro interior cual suave perfume,
como ambrosía deífica, licor estimulante, o fuego que calcina el alma;
así Comprenderéis que sois la partitura del Cosmos interpretada por la mano del Uno,
en la melodía de las Esferas que os ha constituido.
Yo estoy en vosotros, mortales, para que Comprendáis
que en vuestro microcosmos se refleja el macrocosmos
incognoscible, impronunciable e infalible, el cual se oculta en vuestro espíritu
con el fin de ser descubierto sólo por el Sabio
que ha auscultado en la molécula que lo Representa.
Por el Amor Estoy, por la Valentía se me Encuentra,
por la Emoción se me Comprende, y por la Volatilización se me Entiende;
pues yo, Morahel os poseo y me poseéis en el Ardor Infinito de las existencias.
Amén. Amén. Amén.”

SIRVIENTES ELEMENTALES, Grupo de cuatro Ángeles emanados de la Energía Adámica Morahel que rigen a los cuatro elementos de la naturaleza:

  • El AIRE es regido por JASÁN
  • La TIERRA por KORAB
  • El AGUA por TELIHED
  • Y el FUEGO por AREL

No se deben confundir estos Regentes por los Guardianes de los mismos elementos: Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel respectivamente.

JASÁN, La Energía Angélica Adámica llamada Morahel  tiene en su seno a este Sirviente Elemental llamado en hebreo “Tesoro”, “Riqueza” o “Poder” que rige al Elemento Aire. Es el Ángel de la Oración. Cuando tomamos consciencia de Jasán vivimos en consonancia con el elemento que rige el cual representa al soplo de vida, el mundo espiritual, (no deberíamos olvidar que la palabra hebrea Ruah significa indistintamente Aire o Espíritu) el alma libre de ataduras, el espacio infinito y el plano angélico. Su símbolo es el humo del incienso y el “As de Espadas” de los arcanos menores del Tarot y rige a los Silphos o energías del aire a las cuales se les otorga una impresionante oración que podemos encontrar en el Gran Grimorio, publicado en 1760 e incluida en esta Web. Es el Ángel de la Oración Pronunciada, del Suspiro y los Anhelos.

LOS SILPHOS. Son las Energías que pueblan el aire. Según la tradición cabalística son Espíritus Elementales compuestos de los más puros átomos del aire. Su nombre viene del latín sulfí, sylfi, sylfiorum, “genio” entre los galos. Según los libros cabalísticos del siglo XVI, forman tres legiones mandadas por tres “capitanes”: DAMALECH, TAYNOR y SAYANON y todos a su vez obedecen al príncipe ARIEL, vasallo a su vez del Rey del que no dan su nombre, pero que el Libro de Samahel en su página número 1307 del 5º tomo, nos dice; se llama JASAN. Según los antiguos germanos los revestían iconográficamente de muy variadas formas: unas veces eran hermosos y gráciles, otras pequeños y feos; ora varones, otrora hembras. En los tiempos antiguos se les consideraba; unas veces benéficos y otras maléficos, hasta el punto que se les instituyó un culto especial, y sobre todos, especialmente a un “silpho” llamado JOVE. El color que se asocia a estas Energías es el azul, tal y como al elemento que constituyen.

ORACIÓN A LOS SILPHOS

“Espíritu de Luz,
Espíritu de Sabiduría,
Rey Increado,
cuyo aliento da y recoge la forma de todos los seres;
Tú, aquel ante quien la vida de todo lo creado
es una sombra cambiante y un vapor que pasa;
tú, que subes a las nubes
y que vas llevado por las alas de los vientos;
tú, que respiras y así pueblas los espacios sin fin;
tú que aspiras y todo lo que de ti sale a ti vuelve.
Movimiento sin fin en la estabilidad eterna,
sé eternamente bendito.
Nosotros te alabamos y bendecimos
en el imperio de la luz creada,
de las sombras, de los reflejos y de las imágenes
y sin cesar aspiramos a tu inmutable e imperecedera claridad.
Deja llegar hasta nosotros la luz de tu inteligencia,
el calor de tu amor.
Entonces lo que es móvil será fijo,
la sombra será un cuerpo,
el Espíritu del aire será un alma,
el sueño será una realidad.
Y nosotros no seremos ya arrollados por la tormenta,
pues retendremos las bridas
de los alados caballos de la aurora
y dirigiremos la carrera de los vientos de la noche
para volar ante tu presencia.
¡Oh suspiro creador de todos los seres!
En el flujo y reflujo de tu Eterna palabra,
que es el Océano Divino del Movimiento,
¡Protégenos!
Así sea.”

KORAB, Sirvientes Elemental bajo los auspicios energéticos de Morahel  cuyo nombre se traduce del hebreo como “Crisol del Mundo” y que rige al elemento Tierra. Es el Ángel de la Terrenalidad. Cuando tomamos consciencia de este ángel vivimos en consonancia de los elementos de los cuales estamos constituidos los seres vivos y que están representados en todo el universo tales como minerales, sales, vitaminas, etc… y sin los cuales, o carentes de alguno de ellos, enfermaría nuestro cuerpo físico. Al mismo tiempo nos habla de las Energías terrenas (que todo mineral posee) y que vibran en consonancia con las Energías Inteligentes estando intrínsecamente unidas. Su símbolo es la punta de la Espada y también se le relaciona con el “As de Oros” de los arcanos menores del Tarot. Rige a los Gnomos o Energías de la Tierra a las cuales se les otorga una maravillosa oración que podemos leer en el Gran Grimorio publicado en el año 1760 e incluida en esta Web.

GNOMOS. Son las Energías de las que están constituidas el elemento Tierra, amigas del hombre y compuestos de las más sutiles partes de la tierra la cual guardan. Los cabalistas hebreos son los primeros en hablar de ellos cobrando fama durante la Edad Media, siendo desde entonces protagonistas de muchos y conocidos cuentos de tradición popular europea. Iconográficamente se les representa como seres diminutos con atuendos de minero. El vocablo gnomo deriva del sánscrito JNA, “conocer”, que influyó en el griego gnomai, “ser inteligente”. El Talmuz reconoce la existencia de estas Energías Elementales, y así nos habla de un gnomo llamado SAMIR con forma de gusano, del tamaño de un grano de arena y que prestó a Salomón sus servicios abriendo rocas y extrayendo de ellas los bloques de granito con los que se construyó el Templo de Jerusalén. Religiosos, escritores, místicos, magos, ocultistas e incluso sabios de renombre se han preocupado a lo largo de los siglos por estas curiosas Energías, incluso declarando haberlas visto materializadas de las más diversas formas, como por ejemplo: la Abadesa Magdalena de la Cruz, Pico de la Mirándola, Marcilio Ficino, Paracelso, Reuchlin, Gustavo Adolfo Bécquer, Maucci, Jambico, Frederik Ugarph, etc… por citar algunos. El color que se asocia a los gnomos es el marrón o el negro, tal y como al elemento del que son Energías. Su Rey es Korab.

 ORACIÓN DE LOS GNOMOS 

“Rey invisible que has tomado la tierra para apoyo
y que cruzas los abismos para llenarnos de tu poder;
tú, cuyo nombre haces temblar al mundo;
tú, que haces correr los siete metales en las venas de la tierra;
monarca de las siete luces,
remunerador de los obreros subterráneos,
condúcenos al aire deseable y al reino de la claridad.
Nosotros velamos y trabajamos sin descanso,
nosotros buscamos por las doce piedras de la ciudad santa,
por los talismanes que están abismados,
por el agujero que atraviesa el centro del mundo.
¡Señor, Señor!,
ten lástima de los que sufren,
ensancha nuestros pechos,
levanta nuestras cabezas, engrandécenos.
¡Oh, estabilidad y movimiento!
¡Oh, día y noche!
¡Oh, oscuridad velada de luz!
¡Oh, maestro que jamás retienes el salario de tus trabajadores!
¡Oh, blancura argentina!
¡Oh, resplandor dorado!
¡Oh, corona de diamantes vivos y melodiosos!
Tú, que llevas el cielo en tu dedo como una sortija de zafiros;
tú, que ocultas bajo la tierra, en el reino de las pedrerías,
la esencia maravillosa de las estrellas,
vive, reina y sé el eterno dispensador de las riquezas
de las que nos has hecho guardianes.
Así sea”.

TELIHED, La Energía Adámica llamada Morahel  tiene en su seno a este Sirviente Elemental llamado en hebreo “Eco Reparador” que rige al Elemento Agua. Es el Ángel de las Emociones y los Cambios. Cuando tomamos Consciencia de este ángel vivimos en consonancia con el elemento del que es rey, el cual simboliza las Emociones (las lágrimas) y la Fecundidad (esperma), también la Limpieza y el Perdón (el agua) o sea, la sanación espiritual. Nos recuerda que los seres vivos estamos constituidos por una parte muy importante de este líquido elemento al cual debemos cuidar y respetar. Su símbolo es un vaso o una copa llena de agua perfumada o de esencia líquida pura, y se le relaciona también con el “As de Copas” de los arcanos menores del Tarot. Rige a las Ondinas o energías del agua a las cuales se le otorga una grandiosa oración que se puede leer en una rara obrita llamada el Gran Grimorio que fue publicado en 1760 e incluida en esta Web.

LAS ONDINAS. Son las Energías que pueblan las aguas cuyo Rey es el Ángel TELIHED. La iconografía ha representado a éstas como jóvenes desnudas que surgen de las aguas que pueblan provistas de una larga cabellera flotante y húmeda. Ya los griegos las clasificaron en varios grupos de acuerdo con el medio del que proceden. Así, sabemos de las Oceánidas (de los océanos) entre las que las más importantes llevan por nombre ELECTRA, ADMETES, CALIPSO, STYX, ASIA, DÓRIDE y METIS. Nereidas (de los mares interiores) que son 50 entre las que están ANFÍTRITE, GALATIA, PSAMATIA y TETIS. Náyades (aguas dulces). Las Náyades se dividían también en Potámides (ríos, riachuelos y riberas), Creneas o Pegeas (fuentes o manantiales), Limnades (estanques). En general todas esta Ondinas presidían las aguas que tenían propiedades curativas o mágicas, y es bastante curioso que este líquido tenga mucho que ver con las llamadas “apariciones marianas” en las que, de “ipsofacto”, éste queda convertido en milagroso. Existieron y existen tradiciones sagradas de lagos y ríos curativos tanto para el Espíritu como para el cuerpo (la piscina de Jerusalén que era agitada por un Ángel y sus aguas curaban, el Ganges, el Jordán, la Gruta del río Anigro, Fátima, Umbe, etc…). El color que se asocia a las Ondinas es el verde, tal y como al elemento del que son Energías.

ORACIÓN DE LAS ONDINAS 

“Rey impetuoso y terrible del mar.
Tú, que tienes las llaves de las cataratas del cielo,
que encierras las aguas subterráneas
en las profundidades de la tierra.
Rey del diluvio y de las lluvias de la Primavera
y de las aguas torrenciales.
Tú que abres los manantiales de los ríos y de las fuentes;
tú, que mandas a la humedad,
que equivale a la sangre de la tierra,
se transforme en savia de las plantas,
te adoramos y te invocamos.
A nosotros, que somos tus móviles e inestables criaturas,
háblanos en medio de las grandes conmociones del mar
y temblaremos ante tu presencia;
háblanos en el murmullo de las aguas límpidas
y ansiaremos tu amor.
¡Oh, inmensidad , en la cual van a perderse todos los ríos del ser,
que incesantemente renacen en ti!
¡Oh, Océano de las perfecciones infinitas!
¡Culminación que se contempla en la profundidad!
¡Profundidad que te exhalas a las alturas,
condúcenos a la verdadera vida por la inteligencia y el amor!
¡Llévanos a la inmortalidad por el sacrificio,
a fin de que lleguemos a ser dignos de ofrecerte un día el agua,
la sangre y las lágrimas para el perdón de los errores.
¡Sálvanos! Así sea”.

AREL, Sirviente Elemental bajo los auspicios energéticos de Morahel  cuyo nombre hebreo se traduce como “Héroe de Dios” y que rige al elemento Fuego. Es el Ángel del Fuego, de la Luz interior. Cuando tomamos consciencia de este ángel vivimos en consonancia con el elemento del que es Rey, el cual simboliza la Radiación Espiritual y la Purificación. Su símbolo es la llama, un cirio encendido, una antorcha y el mango de una espada en forma de cruz (Tau). También se le relaciona con el “As de Bastos” de los arcanos menores del Tarot. Rige a las Salamandras o Energías del fuego a las cuales se le otorga la composición de una maravillosa oración que se puede leer en el Gran Grimorio, obra publicada en 1760, e incluida en esta Web.

SALAMANDRAS. Son las Energías que pueblan el Fuego cuyo Rey es el Ángel AREL. Muchos manuales mágicos y cabalísticos las nombran e incluso intervienen en bastantes ritos de Mística Operativa. Comúnmente, se las representa bajo la apariencia del animal del mismo nombre o de dragoncillos alados e ígneos. El color que se les asocia es el amarillo, rojo o naranja, tal y como el elemento del que son Energías.

ORACIÓN DE LAS SALAMANDRAS


“Inmortal, Eterno, Inefable y Sagrado Padre de todas las cosas,
que eres llevado sobre el carro veloz de los mundos
que incesantemente giran.
Dominador de los campos etéreos,
donde se halla el trono de tu potestad,
de cuya elevación tus ojos tremendos lo descubren todo
y tus santos oídos lo oyen todo, atiende a tus criaturas,
que tú has amado desde el principio de los siglos,
pues tu áurea, grande y eterna Majestad,
resplandece por encima del mundo,
del cielo y de las estrellas.
Tú estás por encima de todo ello
¡Oh, fuego relumbrante!,
y tú te enciendes y te sostienes por ti mismo,
por tu propio resplandor,
y salen de tu esencia ríos inagotables de luces
que alimentan tu espíritu infinito.
Este espíritu produce todas las cosas
y hace este tesoro inagotable de materias
que no pueden faltar a la generación que rodea,
siempre a causa de las formas sin número de que está rodeada,
y que tú has infundido desde el Principio.
De este Espíritu sacan también su origen
esos reyes muy santos que se hallan en pie ante un trono,
componiendo la corte que te circunda.
¡Oh, Padre universal!
¡Oh, Único!
¡Oh, Padre de los bienaventurados mortales e inmortales!
Tú lo has creado con particulares poderes
que son maravillosamente semejantes
a tu Eterno Pensamiento y a tu Esencia Admirable.
Tú has concedido superioridad a los ángeles
que anuncian al mundo tus verdades.
En fin, tú nos has creado en la tercera categoría
de nuestro imperio elemental.
Nuestra continua preocupación
es la de alabar y adorar tus designios.
Nos abrasamos en el deseo de poseerte.
¡Oh, Padre!
¡Oh, Madre, las más amorosas de las madres!
¡Oh, admirable Arquetipo de la maternidad y del amor puro!
¡Oh, Hijo, la flor de los hijos!
¡Oh, Forma de todas las formas:
Alma, Espíritu, Armonía y Número de todas las cosas!
¡Consérvanos, bendícenos y sénos propicios!.
Así sea”.

RAYOS RELAMPAGUEANTES, Energías bipolares, es decir, que unas veces comulgan con la Luz y otras con la Sombra que ésta proyecta según el uso que el ser humano haga de ellas. Estas Energías dimanan de los Sirvientes Elementales siendo muy cercanas al comportamiento humano ya que, como nosotros, son duales.

Según el Libro de Samahel , página 1333 del texto original, son las que siguen:
Del elemento Aire: Ipeh e Ipil
Del elemento Tierra: Lesa y Lepe
Del elemento Agua: Usor y Useh
Del elemento Fuego: Tipe y Tipe

IPEH, se le relaciona con el elemento Aire, y su nombre hebreo se traduce como; “Esplendor, lindo”. Cuando comulgamos con su luz, nos hace imparciales a la hora de expresarnos, serenos en nuestro semblante, de ademanes oportunos y palabras llenas de hermosura. Sin embargo, cuando comulgamos con su sombra, nos hace mezquinos y vulgares en nuestras maneras y repelentes en nuestro aspecto energético.

IPIL, se le relacionan con el elemento Aire . Su nombre, que procede del hebreo, se traduce como; “Para la belleza”, “Para la hermosura, o beldad”. Al ser dual, como todos los de esta categoría, su luz nos otorga alegría en nuestras palabras, sentido del humor y jocosidad; mientras que su sombra hace que las personas se comporten anímicamente con tristeza y amargura, aún ante las situaciones más divertidas.

LESA, que dimana del elemento Tierra y que, como el ser humano, es dual. Su nombre procede de la raíz hebrea que significa; “Frívolo”. Su luz otorga constancia para concluir los trabajos materiales y que nuestras actitudes sean, en todo momento, juiciosas y convenientes.
Su sombra nos hará volubles e inconsecuentes, promoviendo que nuestras acciones, de todo tipo y en todo momento, sean vanas y superficiales.

LEPE, que está asociado con el elemento Tierra. Su nombre, que procede del hebreo, significa en castellano; “Condimentar, sazonar”. Su naturaleza lumínica otorga a quien comulga con él; inteligencia para salir de los problemas, genialidad en la ejecución de obras de arte y talento en los negocios. Sin embargo desde su naturaleza sombría, urde que las personas se comporten torpemente en su entorno y trabajos, con necedad o deficiencia.

USOR, relacionado con el elemento Agua. Su nombre procede del hebreo y significa; “Regularización”. En su parte luminosa otorga; amparo frente a la ruina material, protección sobre las enfermedades y compañía a los desprotegidos o desahuciados por cualquier motivo. En su parte sombría, nos hace huérfanos de espiritualidad, perdidos en los caminos iniciáticos, misántropos en la enfermedad y desvalidos anímicamente.

USEH, deriva del elemento Agua. Su nombre se traduce de la raíz hebrea que significa; “Garganta”. Cuando su Energía es luminosa, nos otorga el don de ser organizados en nuestras acciones, concierto en nuestros pensamientos y método en nuestras palabras. Si por el contrario su Energía es sombría atraerá; confusión, desajuste y desconcierto entre nuestros pensamientos, palabras y acciones. Igualmente, promoverá que nos enemistemos con las personas por los más pueriles motivos.

TIPE, dos energías que dimanan del elemento Fuego. Este nombre procede de la lengua hebrea y significa; “Expediente”. Estas dos Energías, que a su vez son también duales, nos otorgan lumínicamente; intuición en lo cotidiano, visión holística de lo que nos rodea, presentimientos certeros que a la postre se cumplen, clarividencia superlativa a los ya dotados, sensibilidad ante las circunstancias del prójimo e inspiración en nuestros diálogos o conversaciones. Por otra parte, su lado oscuro hace que nos comportemos insensiblemente con los problemas de los demás, con cerrazón mental y ceguera para solucionar nuestras propias dudas o confusiones.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s