Arcano 19 Energía MAKHON (“El Sol”)

ARCANO 19 ENERGÍA MAKHON (EL SOL)

(Fuente: Web de Samahel)

Ángel Místico, cuya energía MAKHON está relacionada simbólicamente con el Arcano EL SOL (la Luz). Su nombre se traduce del hebreo al castellano como “Base, asiento”. Este Mensajero otorga satisfacción, contenido, realización, éxito, alegría, devoción, sentimientos altruistas, compromiso, espíritu elevado, sinceridad, logros en las artes y celebridad.

Es el Ángel de las Relaciones favorables y está relacionado con el signo de Géminis

Su Energía es atraída vertiendo sobre un quemador de líquidos esencia de heliotropo. 

Esta Virtud no está asociada con ningún color, sino con la llama encendida de un cirio de cera virgen. 

____________________________________________________

Expresa vitalidad, expansión, claridad, la luz de lo desvelado, y a veces recibe el nombre de “Esplendor del fundamento material” y “Amo del fuego del mundo”.

El Sol es una carta muy creativa, que nos habla de la unión del alma individual con el Espíritu. Es recibir la inmutable estabilidad del Sol, siempre idéntico y resplandeciendo para todos con imparcialidad.

Uno de los símbolos del Sol es: Conocimiento, y cuando lo tienes en la línea de la Vida, índica alegría, visión clara de nuestros propios asuntos y en la toma de decisiones.

En el plano psíquico representa apertura, franqueza, comunicación, y por sobre todo, un punto de vista más amplio y correcto.

En el plano práctico nos habla de victoria de la razón y la objetividad, de triunfo, éxito, vigor y salud.

Cuando aparece invertida, indica únicamente nubes pasajeras, sin mayores consecuencias.

Si aparece en la primera línea de la tirada, es un signo positivo que dice que el consultante está viendo las cosas con ojos nuevos, está entrando en una visión de unidad, como si empezase a comprender que todo puede unificarse.

En esta lámina XVIIII, domina el color solar, símbolo de perfecciones intelectuales, de riqueza, del metal noble: el oro. El sol expande su energía fecundante con rayos rojos (color de la fuerza, el poder, la sangre) y azules (profundidad del insondable mar y el cielo infinito) El número de rayos nos indica su relación con el duodenario zodiacal, por lo tanto, la obra cíclica reguladora de las estaciones y de toda la vida terrestre.

El sol fecunda y fertiliza nuestra tierra, mostrándonos la realidad de las cosas, nos ilumina material y espiritualmente para que podamos afrontar el Juicio. Nos agudiza la conciencia de los límites y es un foco de energía iluminadora en nuestro conocimiento.

Los dos niños, aunque tienen cara de adultos, no han dejado que el tiempo haya deteriorado su vitalidad infantil, y representan el aspecto divino y humano de la psique. También a la constelación de Géminis, con unos días mas largos. El aspecto positivo de paz, armonía, concordia, generosidad, nacimientos, alegrías conyugales, claridad de juicio, gusto artístico, etc.

Puede tener también su sombra, manifestándose con un idealismo doloroso apartado de la realidad, con “quemarse” con la irritabilidad y susceptibilidad propia de artistas insatisfechos. Así la doble acción del sol, luminosa y calórica nos permite iluminar o quemar, depende de la capacidad de equilibrio adquirida, podemos ser fértiles “iluminadores” de nuestra tierra, o el exceso de Sol nos la dejará en total aridez..

¡Sigamos en ello, sin cansarnos!

Purin Haro i Rodrigo de Fortea

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s